Pasar al contenido principal

8 detenidos en una operación contra el blanqueo de dinero mediante criptomonedas en España

Operación contra el blanqueo de capitales
Europol
  • La Guardia Civil y la Europol han desmantelado una importante banda criminal que brindaba servicios de lavado de dinero mediante criptomonedas a otros grupos delictivos.
  • La operación se saldó con la detención de ocho personas y la denuncia de otras ocho más por su participación en esa red.
  • Las autoridades congelaron cuatro "billeteras frías" y 20 "billeteras calientes", a las que se transfirieron nueve millones de euros, así como varias cuentas bancarias.

Los criminales no cesan en su empeño por buscar nuevas formas de burlar la Ley a la hora de blanquear el dinero procedente de sus actividades delictivas. Y parece que han encontrado un buen filón en las criptomonedas a la hora de canalizar estos ingresos hacia el sistema financiero ordinario.

Por suerte las autoridades no se quedan atrás y están consiguiendo lastrar muchas de estas organizaciones.

Sin ir más lejos, la pasada semana la Guardia Civil y la Europol desmantelaron una importante banda criminal que brindaba servicios de lavado de dinero mediante criptomonedas a otros grupos delictivos. La operación se saldó con la detención de ocho personas y la denuncia de otras ocho más por su participación en esa red.

En total se registraron siete casas, incluida una oficina de cambio de moneda y una planta de cultivo de cannabis en interiores. También se incautaron once vehículos, 16.800 euros, cerca de 200 plantas de cannabis, dos cajeros automáticos criptográficos, ordenadores, dispositivos, joyas y documentos relevantes. 

Leer más: Estos son los 11 mayores criptomillonarios del planeta

Igualmente, las autoridades españolas congelaron cuatro "billeteras frías" y 20 "billeteras calientes", a las que se transfirieron nueve millones de euros, así como varias cuentas bancarias.

Los delincuentes llevaron a cabo varios esquemas de lavado de dinero que involucraban la transferencia de moneda fiduciaria a activos virtuales para ocultar el origen ilegal de las ganancias. Entre otros, los criminales gestionaban un negocio de intercambio de criptomonedas, incluidos dos cajeros automáticos criptográficos para depositar el efectivo criminal y transformarlo en moneda criptográfica para otros grupos delictivos.

Así mismo, las recolecciones del efectivo realizadas por las mulas eran seguidas por técnicas de 'pitufeo' para depositar el dinero en varias cuentas bancarias controladas por la organización. Los fondos eran luego movidos a través de varias cuentas en un proceso de estratificación, antes de ser pasados a criptomonedas.

La operación es un seguimiento de la operación Guatuzo en la cual 23 personas fueron arrestadas en el verano de 2018 en España y Colombia.

Y además