Pasar al contenido principal

8 señales que indican que no estás preparado para montar tu propio negocio

[Re] signos que dicen que no estás preparado para tu propio negocio
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Flickr
  • No todo el mundo está preparado para llevar su propio negocio. Y eso es algo bueno.
  • Algunas personas no tienen un mentalidad emprendedora, y existen claros signos que pueden indicarte que no estás preparado para crear una empresa, según la cofundadora de Uptima Business Bootcamp, Rani Langer-Croager.
  • Existen también algunos asuntos prácticos que deberías poner antes en orden, particularmente en cuanto a finanzas.

A pesar de la moda emprendedora de la era Silicon Valley, no todo el mundo está preparado para dirigir su propio negocio. Y eso es algo bueno.

"Comenzar y desarrollar un negocio lleva un montón de energía. Es muy arriesgado" cuenta Rani Langer-Croager cofundadora de Uptima Business Bootcamp a Business Insider Estados Unidos.

No hay que avergonzarse, si eres un empleado feliz , ya que algunas personas no tienen una mentalidad emprendedora. Aunque puedas desarrollar rasgos emprendedores, tu negocio necesitaría ser algo que "no puedes dejar de hacer", de acuerdo a Langer-Croager.

Leer más: Las 10 razones principales por las que fracasan las startups

Desde asuntos relacionados con el apetito por el riesgo a cuestiones de finanzas personales, Langer - Croager ha compartido 8 señales que podrían indicar que debes mantener tu trabajo, al menos por ahora.

1. Tienes un bajo apetito por el riesgo

1. You have a low appetite for risk

Aquí está la dura realidad de comenzar un negocio: en torno a un 70% de las startups no van más allá de su décimo año, según Fundera

Incluso si tu producto o servicio es fantástico, hay una serie de inconvenientes que pueden golpear, desde quedarse sin dinero hasta quedarse sin energía. Para hacer frente a estos riesgos, "todo empresario debe dedicarse a esto con su propio calendario" para establecer cuándo espera que la empresa genere beneficios, y el fundador pueda cobrar un sueldo.

Este calendario debe estar "atado a tu propio bienestar financiero", ha dicho Langer-Croager. En otras palabras, descubre cuánto tiempo puedes permitir que tu negocio crezca sin recuperar nada, sabiendo que existe la posibilidad de que tu startup nunca obtenga beneficios. La experta asegura que pensar así "hace un poco más fácil manejar ese riesgo".

2. Tienes una "mentalidad de escasez"

2. You have a "scarcity mindset"
Getty

"Las personas quienes tienen una mentalidad de escasez creen que no hay suficientes oportunidades o recursos para ellos", explica  Langer-Croager. Esto puede dar como resultado un sentimiento de desesperación que puede llevarte a buscar vías que dañen tu negocio, en lugar de esperar mejores oportunidades. Esto es un escollo incluso para los dueños de negocios experimentados durante los tiempos de inactividad, ha dicho ella.

Según Langer-Croager, puede ser necesario "trabajar en tu propia relación con el dinero y saber que esa relación podría estar muy arraigada"  para acabar con ese obstáculo y convertirte en tu propio jefe, de acuerdo a Langer-Croager.

 

3. Necesitas beneficios rápidamente

3. You need a quick profit
Shutterstock

Small Business Trends ha informado que el 40% de las startups actualmente consiguen beneficios y el 82% de los pequeños negocios fallidos son ahogados por problemas de fluidez de dinero.

Puede llevar años que tu negocio llegue a ofrecer beneficios suficientes para pagarte a ti mismo un salario mínimo, ha resaltado Langer-Croager. "Si estás intentando hacer dinero rápido, vas a poner un montón de presión en el negocio, lo que no va a permitirte que crezca de la manera en que necesita hacerlo", añade.

4. No comprendes los números de tu negocio

4. You don't understand your business numbers
Joe Raedle/Getty Images

Es crucial que un empresario comprenda sus finanzas empresariales, asegura Langer-Croager. Si no estás manteniendo cuentas sobre tus finanzas podrías perder importantes pistas sobre qué necesitas ajustar en tu plan, en función del rendimiento real en lugar del proyectado.

Cuando no estás llevando a cabo ese trabajo financiero, añade, eso puede conllevar a tomar decisiones emocionales en oposición a decisiones fundamentadas." Y eso podría significar desastre para tu startup.

5. No tienes un plan de negocio

5. You don't have a business plan

Informes del Panel Study of Entrepreneurial Dynamics II de la universidad de Michigan, apoyan el argumento de que un buen plan de negocio incrementará las oportunidades de tu startup de sobrevivir.

"Te animo, si estás comenzando un negocio, para que analices el mercado y posteriormente crees un plan de negocio", asegura Langer-Croager. Incluso si ya has comenzado tu proyecto, no es demasiado tarde para crear un plan que te dará un mapa de carretera sobre cómo lograr tus metas y fijar tu misión", añade.

6. No has analizado tu idea en el mercado

6. You haven't market-tested your business idea
Sebastiaan ter Burg/Flickr

Una encuesta de CB Insights sobre "startups que han quebrado", ha encontrado que la razón principal por las que cierran es por un producto que no tiene mercado.

"Puedes gastar un montón de tiempo y esfuerzo y dinero creando algo que no va a ser asumido por el mercado", ha alertado Langer-Croager, por lo que asegúrate de haber hecho tu búsqueda de mercado antes de comprometerte con tu idea.

Esto podría significar cualquier cosa, desde encuestas de mercado o pruebas de marketing a unos cuantos prototipos o solicitar ayuda de un mentor con experiencia en tu sector.

7. No estás dispuesto a salir y comercializar tu idea

7. You're not willing to go out and market your idea
Sean Gallup/Getty Images

Si conoces a alguien que esté llevando su propia empresa, probablemente habrás escuchado de él quejas sobre asuntos de marketing - una de las tareas menos apreciadas por los empresarios.

"Este negocio es personal, por lo que realmente te estás poniendo fuera" cuando tienes que venderte a ti mismo, ha reconocido Langer-Croager. Si no puedes vencer tu miedo a ser visto y asumido como defensor de tu propia empresa, entonces emprender probablemente no es para ti.

 

8. Tus impulsos son demasiado cortos

8. You bootstraps are too short
fizkes/Shutterstock

"Llega un punto en el que, para hacer crecer el negocio, realmente necesitas contratar personas, para que puedas delegar actividades que ya no son un buen uso de tu tiempo", ha dicho Langer-Croager.

Demasiado empuje (fundar y administrar una empresa con un capital personal limitado) puede frenar el crecimiento de tu negocio al negarle recursos en un momento crítico, cuando es posible que necesite contratar empleados. Sin embargo, un préstamo comercial podría ponerte en la trampa de la deuda que pagarás por años si el negocio fracasa.

La cuestión vuelve a esto: cuánto riesgo eres capaz de asumir.

Te puede interesar