8 trucos para no deprimirte en el trabajo a la vuelta de vacaciones

Volver de vacaciones es duro, pero hay formas efectivas de no deprimirse [RE]
GuilhermeMesquita/Shutterstock
  • Las vacaciones son geniales.
  • Pero regresar tras un descanso puede ser devastador.
  • Estos son algunos consejos sobre cómo hacer más fácil la vuelta al trabajo.

Volver de unas vacaciones mágicas no es muy divertido.

Un minuto, estás descansando junto al espumoso y azul mar sin ninguna preocupación. Al siguiente, estás de vuelta en tu cubículo gris, sintiendo el jet lag y quemado por el sol.

Pero tu regreso a la oficina no tiene por qué ser una pesadilla total. De hecho, hay ciertos pasos que puedes seguir en tu primer día de vuelta que harán todo el proceso mucho más sencillo.

Con una simple estrategia, volverás a tu ritmo usual de trabajo en un santiamén:

Empieza el día antes de lo previsto

Empieza antes a trabajar [RE]
David Becker/Getty Images

Si quieres que sea más fácil volver al trabajo, tendrás que prepararte.

"Irse a la cama pronto la noche anterior y despertarse un poco antes", aconseja Lynn Taylor, una experta laboral y autora de Domestica al terrible tirano de tu oficina: Cómo manejar el infantilismo de tu jefe y prosperar en tu trabajo, a Business Insider USA. "Eso mitigará la avalancha de trabajo y ofrecerá un comienzo sin distracciones".

No te impongas demasiadas tareas

No te impongas demasiadas tareas [RE]

No programes demasiadas reuniones o fechas de entrega durante tu primer día de vuelta. Eso sólo te hará sentir sobrepasado y a la estela de tu trabajo.

"Idealmente, intenta tener tu primer día de vuelta libre de reuniones o citas: manténlas todo lo abiertas posible para que las puedas cumplir a lo largo del día o no sentirte sobrepasado", explica Michael Kerr, experto en negocios y autor de La ventaja del humor a Business Insider USA.

Kerr recomienda establecer una estrategia antes de empezar el día: "Tómate varios minutos para planear el día antes de empezar, enfocando en las prioridades y sin tener miedo de pedir ayuda".

Si te enfrentas a una avalancha de trabajo, intenta priorizar tus tareas, según Taylor:

"Ocúpate de las emergencias primero. Decide qué es lo más importante en tu trabajo, para tu jefe y para el proyecto. Mira con perspectiva, no secuencialmente. Aprende a decir no a tareas de poca importancia".

Ponte al día

Ponte al día antes de volver al trabajo [RE]

Antes de sumergirte de nuevo en emails y proyectos, el coach Ryan Kahn, fundador de The Hired Group y autor de ¡Contratado! La gúía para el recién graduado explica a Business Insider USA que es importante tener una idea general de cómo han ido las cosas mientras has estado fuera.

"Averigua si ha habido incidentes o cambios. De este modo, estarás preparado antes de sumergirte de nuevo en los detalles del día a día en tu trabajo".

No pierdas demasiado tiempo respondiendo emails

No pierdas demasiado tiempo respondiendo emails [RE]
Adam Berry/Stringer/Getty Images

Evita pasar demasiado tiempo respondiendo emails que te has perdido mientras estabas fuera.

"Es fácil acabar harto en el vórtex de responder a cada email sin considerar si es la mejor forma de emplear tu tiempo en el primer día de vuelta. No confundir la actividad por email con el trabajo productivo, así que sé estratégico y sólo responde a los emails que te lleven poco tiempo", aconseja Kerr.

Repasa objetivos con tu jefe y tus clientes

Repasa objetivos con tu jefe y tus clientes [RE]

Ahora que estás de vuelta, es una buena idea una toma de contacto con tu jefe y tus compañeros para repasar en qué estás trabajando. Taylor añade que es importante mantener estas reuniones hastas que "estés confortablemente integrado" de nuevo.

También deberías contactar con tus principales clientes.

"Tómate tiempo para contactar con uno o dos clientes para hacerles saber que están en tu mente y que estás de vuelta por si necesitan cualquier cosa. Es un simple servicio al cliente que puede causar una gran impresión", explica Kerr.

Preocúpate de ti mismo

Preocúpate de ti mismo [RE]

Puede que te tiente trabajar hasta la extenuación tras tus vacaciones. Después de todo, has tenido tiempo para relajarte. Ahora, toca trabajar realmente duro durante una temporada.

Pero este pensamiento probablemente terminará extasiándote.

En su lugar, Kerr aconseja tomarte tus descansos y comer bien durante el día:

"Es fácil caer en la trampa de sentirte como si debieras agachar la cabeza en tu primer día de vuelta, sin parar hasta que todo esté hecho. Pero afrontar tu primer día con esa idea no sólo te causará potencialmente estrés; incrementará las opciones de que cometas errores y es posible que termines siendo menos productivo".

Taylor argumenta que, en un período de vuelta al trabajo, al final te cansarás y tus esfuerzos serán contraproducentes.

"Tómate un descanso extra durante el día y asegúrate de que sea más largo de lo habitual. Necesitas crear una transición desde la relajación", explica.

Añade que, tras el trabajo, es importante retomar tu rutina normal e irte a la cama a una hora decente.

Mantente concentrado

Mantente concentrado [RE]

Puede haber multitud de distracciones esperándote de vuelta en la oficina.

"La gente puede preguntarte cómo han sido tus vacaciones. Las redes sociales y los titulares de las noticias pueden hacerte sentir que has perdido el contacto con tus amigos y con el mundo", argumenta Taylor.

No pierdas tiempo hablando o mirando las noticias. Intenta enfocarte en tu trabajo.

Taylor también aconseja que no enseñes tus fotos de las vacaciones a menos que estés en la hora de la comida y te pregunten las personas más cercanas.

"Por un lado, te distraerá de tu trabajo. Por otro, no quieres regodearte delante de toda la plantilla", explica.

Recuerda tus vacaciones con gratitud

Recuerda tus vacaciones con gratitud [RE]
Joe Raedle / Getty Images

En lugar de sentirte deprimido por estar de vuelta en el trabajo, piensa en tus grandes recuerdos de tus vacaciones con gratitud.

"Intenta extender el estado de felicidad que alcanzaste mientras estabas fuera todo lo que puedas. Recuerda: tienes el control de tus pensamientos", explica Taylor.

Te puede interesar