Pasar al contenido principal

8 trucos para impresionar con tu lenguaje corporal en cualquier entrevista de trabajo

Un entrevistador habla con un candidato en una entrevista de trabajo
Un entrevistador habla con un candidato en una entrevista de trabajo. Getty Images
  • Las entrevistas de trabajo suelen ser un momento delicado para la mayoría de las personas, especialmente en lo que a lenguaje no verbal se refiere.
  • Desde la forma de vestir hasta los gestos que haces con las manos; todo cuenta en una entrevista de trabajo.
  • Estos son 8 trucos para impresionar con tu lenguaje corporal en cualquier entrevista de trabajo.

Las entrevistas de trabajo suelen ser un momento delicado para la mayoría de las personas, especialmente en lo que a lenguaje no verbal se refiere: si no eres capaz de comunicarte con fluidez y serenidad, podrías transmitir desde inseguridad hasta rechazo.

Por suerte, existen ciertos trucos psicológicos para relajarte y causar una buena impresión, pero hay cosas que nunca se pueden obviar, como que tu lenguaje corporal también habla de ti. Y no es fácil de controlar.

Desde la forma de vestir hasta los gestos que haces con las manos; todo cuenta en una entrevista de trabajo. Y, aunque no existe una receta mágica para conseguir un puesto de trabajo, probablemente tengas más probabilidades de tener éxito si, al menos, intentas cuidar el lenguaje corporal.

Leer más: Las 7 mejores maneras de impresionar en los primeros 5 minutos de una entrevista de trabajo

La experta en recursos humanos Madeleine Burry explica en este artículo publicado en The Balance Careers que precisamente hace hincapié en este punto.

"La apariencia cuenta durante las entrevistas: no solo cómo te vistes, sino cómo te desenvuelves. Incluso si tus respuestas a las preguntas son intachables, un mal lenguaje corporal puede enviar la señal equivocada y empobrecer la percepción sobre ti", asegura.

Por eso, en Business Insider hemos querido recopilar los 8 trucos para impresionar con tu lenguaje corporal en cualquier entrevista de trabajo, según Burry:

1. Empieza con el lenguaje corporal antes de la entrevista

5 candidatos en una entrevista de trabajo
5 candidatos en una entrevista de trabajo. Getty Images

Como en la mayoría de los eventos o situaciones estresantes a las que nos enfrentamos en la vida, una entrevista de trabajo puede hacernos sudar más de la cuenta. Pero el remedio es relativamente sencillo: tómate tu tiempo para prepararte y empieza con el lenguaje corporal antes de la entrevista.

"Confía en ti mismo incluso antes de que comience la entrevista. En la sala de espera, mantén una buena postura mientras estás de pie o sentado. Mantén tu espalda recta y la barbilla paralela al suelo. Si bien es posible que no hayas conocido aún a tu entrevistador, es posible que la persona de recepción o los posibles compañeros de trabajo te estén observando", explica.

"Cuando te sientes a esperar, coloca tu maletín o bolso en el lado izquierdo de la silla, lo que reducirá tu incomodidad cuando tengas que darle la mano al entrevistador y recojas tus objetos personales", añade.

2. Intenta impresionar con tu apretón de manos

Una mujer felicita a un candidato en una entrevista de trabajo
Una mujer felicita a un candidato en una entrevista de trabajo. Getty Images

El apretón de manos protocolario puede llegar a decir mucho más de ti de lo que piensas.

"Lo más probable es que el apretón de manos sea el único momento de contacto físico con el entrevistador. Los estudios aseguran que los apretones de manos juegan un papel importante en las primeras impresiones, así que haz que cuenten. Tu apretón no debe ser ni aplastante, ni un pescado blando. Ofrece un firme apretón de manos y, al agitar, haz contacto visual y sonríe", explica Burry.

3. Mantén la espalda recta

Un hombre, en una entrevista de trabajo
Getty Images

"Lo primero y más importante: no te encorves. Mantén tu espalda recta. Inclínate un poco hacia adelante para indicar interés. Tampoco te recuestes completamente en la silla; esto puede hacerte parecer aburrido o desconectado", apunta Burry.

4. Evita cruzar los brazos

[RE]16 preguntas de entrevista de trabajo que quieren pillarte
Flickr/Samuel Mann

"Evita cruzar los brazos o colocar objetos en tu regazo; estos hábitos indican una actitud defensiva, nervios y una necesidad de autoprotección cuando lo que idealmente debes transmitir durante una entrevista es confianza", señala.

Burry añade que, "si te ofrecen varias opciones de asientos, opta por la silla con el respaldo más recto: las sillas y sofás cómodos y acolchados pueden ser cómodos, pero es difícil sentarse bien en ellos".

5. Evita cruzar las piernas

Antes de una entrevista de trabajo, los candidatos revisan sus currículums
Getty Images

"La mayoría de los expertos recomiendan no cruzar las piernas. En una entrevista larga, es posible que debas volver a cruzarlas porque tu pierna se está quedando dormida. Esto podría hacerte parecer inquieto", explica Burry.

6. Evita los tics y manías corporales

Una mujer en una entrevista de trabajo
La entrevista de trabajo quizá sea el paso más importante de una candidatura Getty Images

"Hablando de inquietud, si te muerdes las uñas, te chascas los dedos, juegas con tu pelo o das palmaditas en la mesa, no permitas que estos hábitos aparezcan durante la entrevista. Todos parecerán poco profesionales y transmitirán nervios. Además, la mayoría de estas acciones generalmente se consideran como algo descortés", recomienda.

7. Deja que tus manos hablen por ti

Un entrevistador habla con un candidato en una entrevista de trabajo
Un entrevistador habla con un candidato en una entrevista de trabajo. Getty Images

"¿Hablas en tu día a día a través de tus manos? Sigue haciéndolo y déjalas moverse durante la entrevista. Detener los gestos naturales puede llevar a una apariencia incómoda. Solo asegúrate de que tus movimientos no se vuelvan tan entusiastas que distraigan de tus palabras", puntualiza Burry.

8. Mantén el contacto visual

Una mujer en una entrevista de trabajo
Una mujer en una entrevista de trabajo. Getty Images

"Es importante mantener el contacto visual durante tu entrevista, pero no lo confundas con hacer contacto visual constante. Eso es desconcertante y agresivo. Al mismo tiempo, evitar el contacto visual por completo denota poca confianza y distancia, y podría hacer que parezca que tus respuestas son deshonestas", explica Burry.

"Mantén un equilibrio: intenta hacer contacto visual mientras escuchas y respondes a las preguntas, pero permite que se rompa de vez en cuando y deja que tus ojos vaguen. Simplemente piensa: '¿Cómo haría contacto visual si estuviera hablando con un amigo?'", concluye.

Y además