9 aberraciones que cometes en la playa y que debes dejar de hacer

Playa llena de suciedad
Getty
  • Ir a la playa suele ser sinónimo de disfrute: un buen chapuzón siempre es una gran alternativa combatir las altas temperaturas del verano.
  • Sin embargo, hay algunas actitudes que puedes cometer en la playa que son capaces de arruinar tu experiencia y la del resto de bañistas. Estas son las 9 aberraciones que debes evitar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A muchos les resulta inconcebible un verano sin playa. El fresco que se siente tras un chapuzón en el mar compensa las horas de calor de todo el día, y poder tomar el sol con tranquilidad siempre es una gran forma de relajarse.

Por estos motivos es habitual que las vacaciones de verano se hagan en un destino de costa, ya sea en España o en el extranjero.

Si sueles ir todos los años a la playa seguro que ya sabes lo básico: echarte protección solar para no quemarte, meterte en el agua con cautela si acabas de comer para evitar un corte de digestión o huir de las medusas si no quieres sufrir una de sus molestas picaduras.

Pero existen otras normas que debes respetar para que el resto de bañistas también puedan disfrutar de la experiencia. Seguro que cuando vas a la playa eres testigo de algunas situaciones molestas: suciedad en la arena y en el mar, personas que hablan a gritos o el típico vecino que sacude la toalla a tu lado y te llena de arena. Lo mejor que puedes hacer es no cometer estas conductas.

A continuación, se recopilan 9 aberraciones que cometes en la playa y que debes dejar de hacer:

Dejar la sombrilla a primera hora y marcharte

Una sombrilla en la arena de la playa
Pxhere

Quizás te parezca muy buena idea levantarte a primera hora de la mañana para dejar la sombrilla en el mejor sitio, marcharte de nuevo a dormir y volver a la playa cuando te apetezca, sabiendo que tendrás un lugar privilegiado por este pequeño esfuerzo.

Lo cierto es que esta actitud es realmente molesta para los primeros bañistas que aparecen en la playa con intención de quedarse, ya que siendo los primeros que de verdad han acudido al mar encuentran que han perdido los mejores sitios.

Además, en algunas ciudades esta aberración resulta ilegal y es motivo de multa. Es el caso de Alicante, cuya ordenanza municipal de playas declara que se considera falta leve en estas zonas "dejar instalados parasoles totalmente diáfanos en su laterales, sombrillas, sillas, mesas o cualquier otro complemento, siempre que no se encuentren presentes sus propietarios, por el solo hecho de tener reservado un lugar en la playa”.

La multa en esta localidad va desde los 150 a los 750 euros. Los ayuntamientos de Tarifa (Cádiz) y Málaga también sancionan estas actitudes.

Poner música con altavoces

Altavoz de música en la arena de la playa
Pixabay

La mayoría de las personas que van a la playa lo hacen porque quieren relajarse, así que poner tu música con un altavoz o a un volumen muy alto puede resultar molesto. 

Unos buenos auriculares te ayudarán a disfrutar de tu música favorita sin fastidiar el descanso de los demás. 

Bañarte con ropa interior

Calzoncillos tendidos.
creacart

Getty Images

Quizás te puede parecer buena idea prescindir del bañador y lanzarte al agua directamente en calzoncillos. Hay otros que siguen la moda de llevar ropa interior debajo del bañador, y lo cierto es que ambas decisiones son nefastas.

La ropa interior no está pensada para que te bañes en el mar. El tejido no es como el de un bañador y tarda bastante más en secarse, lo que puede generar problemas de salud: "El calzoncillo tarda más en secar que el propio tejido del bañador. Ese textil mojado podría aumentar el riesgo de proliferación de hongos”, explica el doctor Nicola Tartaglia a El País.

Además, la ropa interior recién lavada sigue conteniendo bacterias, así que por respeto al resto de bañistas y a la higiene del lugar lo mejor es que abandones esta costumbre.

Fumar y dejar las colillas en la arena

playas sin tabaco
Pixabay

Si eres fumador seguro que más de una vez te ha apetecido encenderte un cigarro en la playa. Si tiras la colilla a un cenicero o a una papelera habilitada para ello no debería haber ningún problema, pero el hecho de dejar las colillas tiradas en la arena es una auténtica aberración, ya que estás ensuciando e incomodando a los demás, que no tiene por qué pisar tus cigarrillos.

En cualquier caso, lo mejor es no fumar en lugares concurridos, ya que con el humo puedes molestar a los demás, sobre todo si hay familias con niños pequeños. Dejar este hábito será también muy beneficioso para tu salud. 

Ensuciar el agua

Botella de agua en el mar
Reuters

Las personas más irresponsables consideran que el agua es un buen lugar para alojar su basura. Por eso no es extraño ver latas de refresco, bolsas de comida, botellas y cualquier tipo de suciedad en el mar mientras te estás bañando.

Evita a toda costa esta actitud, aunque lo que quieras tirar sea pequeño y en apariencia poco molesto. Algunos estudios indican que hasta 1.300 millones de toneladas de plástico van a estar acumuladas en el mar para el año 2040 si no se termina con esta costumbre. 

Al igual que sucede con las colillas, dejar restos de porquería en la arena es de mal gusto. Recoge todo lo que vayas a tirar en un bolsa y deshazte de ella cuando salgas de la playa, utilizando los contenedores apropiados.

Sacudir la toalla sobre la gente

playa coronavirus
Borja Suárez/ Reuters

Puede que no te des cuenta de esto, por eso merece la pena que prestes atención: si hay mucha gente en la playa y tienes que sentarte muy cerca de otras personas intenta sacudir la toalla con todo el cuidado posible. La brisa puede jugar malas pasadas y conseguir que tu vecino termine lleno de arena.  Apártate un poco para limpiar tu toalla.

Sentarte al lado de otra persona cuando hay mucho más espacio

2 mujeres toman el sol en la playa.

Pixabay

Muchos de los que acuden a una playa lo hacen buscando tranquilidad, alejarse de la rutina para tener un poco de calma. Si hay mucho espacio será mejor que plantes tu sombrilla o toalla en un lugar en el que no puedas molestar al resto. 

Esto es más importante este verano debido a la pandemia de coronavirus, aunque la campaña de vacunación avanza a buen ritmo y en espacios abiertos el contagio es menos probable, siempre será mejor mantener la distancia si resulta posible.

Comunicarte a gritos

Una mujer bronceándose en la playa.
Getty Images

Puede que al aire libre tengas la sensación de que lo mejor es comunicarte a gritos, sobre todo si estás con amigos y os ponéis a jugar a las palas o a cualquier actividad acuática. Pero por el mismo motivo que el punto anterior, es decir, el descanso de los demás, lo mejor es que hables a un volumen adecuado y no someter a tus cuerdas vocales a un gran esfuerzo. Tus vecinos de sombrilla lo agradecerán.

Salpicar a los demás cuando te estás bañando

Playa coronavirus
Reuters

El momento de meterte en el agua puede ser muy emocionante, pero eso no es excusa para que molestas a los demás agitando mucho los brazos y las piernas o lanzándote de cabeza cuando estás rodeado de personas. 

Si tienes a tu alrededor a otros bañistas que tardan más en meterse en el agua puede ser muy molesto que les salpiques al lanzarte tú. Utilizar flotadores u objetos hinchables demasiado grandes también acaba molestando a aquellos que quieren darse un baño. Lo mismo sucede si te pones a jugar con tus amigos a la pelota o a las palas estando dentro del agua.

LEER TAMBIÉN: 450 playas ocultas repartidas por España que deberías conocer

LEER TAMBIÉN: 8 estafas que puedes sufrir al alquilar un apartamento de verano

LEER TAMBIÉN: Cómo limpiar el aire acondicionado de casa y ponerlo a punto para el verano

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica