Pasar al contenido principal

9 aspectos que deberías tener en cuenta si quieres invertir como estos gestores globales (y ninguno se centra en el corto plazo)

Trader sorprendido mirando a las pantallas en Wall Street
Reuters
  • Allianz Global Investors detalla cuáles son los motivos que hay que tener en consideración en el momento de tomar decisiones para invertir.
  • Uno de los aspectos importantes es invertir de manera racional y sin reaccionar de manera exagerada, igual que tener en cuenta el comportamiento de la bolsa en momentos pasados.
  • Además, es importante hacer rotación sectorial cuando los ciclos del mercado varían.

El debate sobre las ventajas y desventajas que se presentan a la hora de invertir siempre está en escena. También en cuanto a si el tipo de la inversión ha de ser activa o pasiva. ¿Cuál es el mejor enfoque para la inversión? ¿De qué manera se puede sacar más rendimiento al mercado a la hora de hacer cartera?

El equipo de análisis de Allianz Global Investors detalla cuáles son los motivos que hay que tener en consideración en el momento de tomar decisiones para invertir. Sobre todo, si tenemos un enfoque activo.

1. Las inversiones pasivas rastrean el mundo de ayer

La inversión pasiva es retrospectiva, es decir, rastrea el mundo de ayer. Esto significa que, a medida que aumentan los precios, aumenta la ponderación del sector en la cartera. Como resultado, la gestión pasiva tiende a ser procíclica. El índice del sector financiero en el mercado de acciones global aumentó constantemente en los años 2000 a principios de 2007, de alrededor del 10% al 26%. 

Sin embargo, a medida que se desarrollaba la crisis financiera, el sector financiero perdió peso, del 26% en febrero de 2007 a poco menos de 16% en marzo de 2009. Si, en este caso, un inversor hubiera seguido un enfoque de gestión pasiva, habría seguido el mercado y habría acaparado pérdidas. 

2. Behaviour and finance

Los actores económicos, y especialmente los inversores, actúan racionalmente. Intentan maximizar la racionalidad. Entre otras cosas, la crisis del mercado expone una amplia gama de patrones de comportamiento de los inversores, las denominadas anomalías, que se describen en "Behavioral Finance"

Estas anomalías violan el supuesto básico de comportamiento racional. La mentalidad del rebaño es un ejemplo. Esto puede llevar a un exceso en cualquier dirección (hacia arriba o hacia abajo). En otras palabras, los inversores no actúan racionalmente, sino emocionalmente, lo que también afecta nuestras decisiones de inversión. 

3. Memoria del mercado

Algunos participantes del mercado poseen una cierta ventaja en términos de información. Esto ocurre porque los datos que componen la información se ubican más rápido y se analizan mejor por algunos inversores que por otros. Como resultado, pueden actuar más rápido antes de que otros inversores actúen

Leer más: Por qué los grandes inversores ahora tienen en cuenta al medio ambiente y el buen gobierno en sus inversiones

4. “Lo bueno en la olla, lo malo en la cosecha”

La gestión activa puede ayudar a brindar la oportunidad de identificar compañías que puedan sostener altos niveles de ganancias o rebotar con fuerza tras una recesión.

Sin embargo, el análisis de futuro fundamental es la clave para identificar a los ganadores en una crisis. Es otro aspecto a tener en cuenta.

5. Rotación sectorial

Cómo elegir tus inversiones
rawpixel / pixabay

Otro aspecto que es igual de importante es la rotación sectorial. Además de la influencia del desempeño económico real, también es necesario mirar a nivel de sectores, para ver cómo se comporta cada uno de ellos con respecto a la media.

6. Anomalías: el "estilo" y el "efecto de tamaño"

Pueden surgir ineficiencias (anomalías), especialmente en un entorno de mercado en el que la volatilidad es alta. Las anomalías no necesariamente tienen que poseer connotaciones negativas. De hecho, pueden incluso abrir oportunidades de inversión que un gestor activo también puede usar activamente. Esto incluye la selección de valores

El aumento de la volatilidad, como se puede ver claramente en la fluctuación durante la crisis económica mundial a comienzos de la década de 1930 o la crisis del mercado financiero en 2008/2009, conduce a una mayor variación de los retornos.

7. Reglas del mercado de valores como signo de mercados ineficientes.

No solo en sectores individuales se pueden explotar las ineficiencias. Los estilos de inversión (por ejemplo, “acciones de capitalización pequeñas en comparación con las grandes”, “valor vs. crecimiento”) pueden ofrecer oportunidades en ciertas fases del mercado que se pueden usar activamente.

8. Invertir en los posibles ganadores de mañana

Hoy más que nunca, la selección de valores depende de la estabilidad de los flujos de efectivo, las calificaciones crediticias de las empresas y de evitar los riesgos de insolvencia. Pero simplemente rastrear el índice significa seguir el pasado.

Las empresas, sectores o regiones enteras que fueron favorecidas por los inversores durante un largo período han ganado capitalización de mercado y, por lo tanto, tienen una mayor ponderación en el índice. Los éxitos del ayer, sin embargo, no garantizan el desempeño futuro. 

9. Condiciones de mercado

La antigua regla del mercado de valores “venda en mayo y desaparezca” se basa en el hallazgo de que los índices de acciones hasta ahora han tenido un desempeño inferior en los meses de verano en comparación con los meses de invierno. 

De hecho, tradicionalmente, son agosto y septiembre los meses más bajos para los mercados. Pero no siempre es así y hay que mirar las condiciones de cada año. En 2009, por ejemplo, septiembre fue un mes muy fuerte. En consecuencia, las normas del mercado de valores estarían completamente infundadas.

Te puede interesar