9 de cada 10 empresas españolas tienen previsto subir el sueldo a sus empleados en 2022, según un estudio de KPMG

Investigadores de laboratorio

Nir Elias/Reuters

  • El 90% de las empresas españolas prevén realizar incrementos salariales en las nóminas de sus empleados durante el próximo año, según un informe de KPMG.
  • En 2021, "la cifra promedio de incremento se ha situado en media y mediana entre el 2% y el 2,34%, lo que supone entre un 60% y un 66% más de incremento que el porcentaje del año pasado", explican.
  • El gran temor de economistas y Gobierno es que la inflación se contagie a los salarios, porque podría desestabilizar el sistema financiero.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

2022 será un año de aumentos salariales en España, ya que casi todas tienen en su agenda mejorar las condiciones de sus trabajadores. Eso al menos es lo que recoge un estudio de KPMG, que ha analizado la situación de 44 empresas españolas de diferentes sectores.

Según este, el 88,37% de las empresas españolas prevén realizar incrementos salariales en las nóminas de sus empleados durante el próximo año, lo que supone 9 de cada 10 encuestadas.

En 2021, "la cifra promedio de incremento se ha situado en media y mediana entre el 2% y el 2,34%, lo que supone entre un 60% y un 66% más de incremento que el porcentaje del año pasado", ha señalado Mónica San Nicolás, directora de Compensación General, de Consejeros y Directivos de KPMG Abogados, publica Europa Press este lunes 27.

El motivo que más ha influido en estos aumentos de sueldo ha sido la inflación, mencionada por 7 de cada 10 organizaciones, mientras que el 21% ha apuntado a la escasez de perfiles profesionales. El coste de la luz o la subida del salario mínimo interprofesional ha sido el argumento para un 5% de las empresas.

Los sectores y perfiles que han disfrutado de mayores subidas salariales este año han sido los investigadores clínicos o los técnicos de laboratorio, con incrementos de entre un 10% y un 20%, así como los asesores médicos y los perfiles informáticos relacionados con la automatización, la digitalización y la ciberseguridad, que han logrado subidas de un 10% aproximadamente.

En el sector Energía, "debido a la fuerte demanda de talento existente en la actualidad, los incrementos duplican los generales del mercado, llegando al 4% en los colectivos de la compañía más estratégicos", añade San Nicolás, según recoge la agencia de noticias.

Además, las empresas españolas consultadas en el informe miran al futuro cercano con cierto optimismo: se dividen entre la creencia de que estarán mejor en los próximos 6 meses (el 48% lo piensa) y de que se encontrarán en una situación similar (45%). Menos del 7% considera que la situación será peor pasado ese tiempo.

"En líneas generales se observa una clara recuperación del mercado" laboral, coincide Mónica Pérez, directora de Comunicación y Estudios de InfoJobs, a Business Insider España, aunque aclara que esta mejora presenta "muchos matices" y no está exenta de desafíos pendientes, señales negativas en cuanto a la calidad de ese empleo y sectores que están perdiendo peso.

¿Por qué es peligroso que la inflación se contagie a los salarios?

Es el gran temor de Gobierno y economistas: "Hay que evitar alzas salariales que conviertan la inflación en estructural", dijo la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, hace una semana. 

Sin embargo, la realidad es que la inflación desbocada de los últimos meses está provocando que los empleados pierdan poder adquisitivo. En noviembre, la inflación se disparó un 5,5%, una tasa no vista en casi 30 años y en 2021 podría cerrar en el 5,8%, según cálculos de Funcas.

Si los empleados están perdiendo poder adquisitivo, ¿Por qué sería peligroso que lo recuperaran?

Básicamente porque una subida de salarios sería algo estructural, mientras que la escalada de la inflación se espera que sea temporal.

Tanto el Banco de España como el Banco Central Europeo pronostican que la inflación empezará a moderarse a mitad del año que viene. Aún así, estos mismos organismos reconocen que está durando más de lo deseado, de ahí que crezcan los temores de la inflación presione los salarios.

De hecho, en las últimas semanas los sindicatos UGT y CCOO han llegado a convocar movilizaciones en toda España para pedir subidas salariales.

El problema es que mayores reclamaciones salariales se traducirían en un aumento de tipos de interés. "Esto desestabilizaría mucho los mercados financieros, podrían pincharse burbujas de activos, se devalúan las primas de riesgo y en países percibidos como con un mayor riesgo de insolvencia la prima de riesgo subiría más", explica María Jesús Fernández, economista senior de Funcas.

A España no le interesa nada que eso ocurra. Ahora mismo, la mayoría de la deuda española la compra el Banco Central Europeo. Pero pronto dejará de ser así, cuando el BCE culmine su retirada de estímulos. Entonces, España tendrá que salir a los mercados a buscar nuevos compradores, y con una deuda monstruosa y la prima de riesgo en alza, no será nada fácil.

Para Fernández, el mayor riesgo es que la inflación se desboque. "Si no empieza a remitir a partir de primavera empezaremos a entrar en zona de riesgo".

Otros artículos interesantes:

Estas serán las profesiones y perfiles laborales más demandados de 2022 en España, según los responsables de LinkedIn, InfoJobs y Adecco y otros expertos

La inflación se está comiendo tus ahorros: 7 sencillos trucos para combatirla

Estos son los 7 trabajos mejor pagados sin necesidad de tener una carrera

Te recomendamos

Y además