Pasar al contenido principal

9 citras célebres que en realidad nunca dijeron estos personajes históricos

María Antonieta
Columbia Pictures Corporation
  • Las citas célebres de personajes históricos como Julio César o María Antonieta pueden estar mal atribuidas.
  • Por culpa de internet, es muy sencillo que una frase célebre se expanda sin estar relacionada con la persona correcta.
  • Incluso la icónica frase de Julio César "Et tu, Brute" puede estar mal atribuida.

Las citas célebres de gente famosa circulan por internet sin parar. Pero lo cierto es que muchas de esas conocidas frases están mal atribuidas y esos personajes históricos nunca las han dicho.

Business Insider ya ha informado con anterioridad sobre lo complicado que es verificar las últimas palabras de alguien famoso. Pero el problema se extiende a todo tipo de frases célebres.  

La clave es no confiar en todo lo que se lea por internet — especialmente en lo que a frases históricas se refiere. Con ello en mente, aquí puedes ver algunos ejemplos de conocidas citas que estas personas famosas nunca han dicho.

 

"¿Et tu, Brute?" — Julio César, general y dictador romano

Julio César
Wikimedia Commons

"¿Et tu, Brute?" es probablemente una de las más conocidas y usadas frases en latín en el mundo, gracias al relato de William Shakespeare sobre la vida de Julio César.

Las palabras evocan una emocionante imagen — la de un poderoso político dándose cuenta de que ha sido traicionado — y apuñalado — por su amado hijo adoptivo.

De hecho, el biógrafo romano Suetonio indica que sus últimas palabras podrían haber sido incluso más tristes. Suetonio afirma que una de las posibilidades es que Julio César dijera "¿tú también, hijo mío?" en griego momentos antes de sucumbir a sus heridas, según Livius.org.

Por otro lado, Suetonio creía que lo más probable es que cuando Julio César murió, no dijera una sola palabra.

"El fin justifica los medios" — Nicolás Maquiavelo, diplomático italiano

Nicolás Maquiavelo
Wikimedia Commons

A pesar de que Maquiavelo juega con esta idea en El Príncipe, su obra más famosa, el tratado político no contiene en ningún momento esta frase en concreto.

"No estoy de acuerdo con lo que dices pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo" — Voltaire, Filósofo y escritor francés

Voltaire
Wikimedia Commons

Un blog que investiga citas célebres llegó a la conclusión de que esta famosa frase ha llegado hasta nosotros de la mano de la historiadora Evelyn Beatrice Hall, la biógrafa de Voltaire.

Hall creó la frase en un intento de resumir lo que ella misma describió como un "principio Voltaireano".

"Que coman pasteles" — María Antonieta, reina de Francia

María Antonieta
Wikimedia Commons

Esta popular — y completamente falsa — cita célebre no hace ningún favor a María Antonieta al dibujarla como una reina insensible y desorientada.

En realidad la frase viene de la autobiografía escrita en el año 1765 de Jean-Jacques Rousseau. El filósofo recordó lo que había dicho la "gran princesa" después de que le dijeran que los campesinos morían de hambre por falta de pan, "entonces que coman brioches". Según Britannica, los brioches son un pastel hecho con huevo y mantequilla.

María Antonieta tenía solo nueve años para cuando se publicó la autobiografía.

En Decadencia, radicalismo y nobleza francesa de principios de la era moderna: los ilustrados y los depravados Chad Denton escribió que, aunque no estaba claro que la reina leyera alguna vez los escritos filosóficos de Rousseau, "fuentes contemporáneas sugieren que ella estaba al tanto de sus ideas sobre la maternidad y la forma de educar a los niños y que se vió influida por ellas".

 

"Cada minuto nace un idiota" — P.T. Barnum, 'showman' estadounidense

PT Barnum
Hulton Archive / Stringer / Getty Images

Aparentemente, el medio mundo ha sido engañado para creer que P.T. Barnum fue el que acuñó esta frase.

Es mucho más probable que tenga otro origen. La expresión era muy popular entre los jugadores del siglo 19. El dicho aparece incluso en una noticia sobre apuestas publicada en un periódico de Chicago en el año 1879.

Aunque las palabras no están atribuidas a nadie, aparecen entre comillas, indicando que se trataba de un dicho popular por aquella época.

 

"Si no puedo bailar, no quiero ser parte de tu revolución" — Emma Goldman, anarquista y activista estadounidense

Emma Goldman
Wikimedia Commons

La activista estadounidense Emma Goldman nunca llegó a hacer este ultimátum. 

La historiadora Alix Kates Shulman descubrió que esta frase fue creada para vender camisetas.

Shulman escribió que el trabajador de imprenta anarquista Jack Frager le dijo que había tenido la original idea de conseguir fondos para la causa imprimiendo un lote de camisetas de Emma Goldman para venderlas en Central Park en el gran festival que celebró el fin de la guerra de Vietnam con esa frase. 

"No me dejen morir así, digan que dije algo" — Francisco Pancho Villa, revolucionario y general mexicano

Pancho Villa
Wikimedia Commons

¿Pudo el moribundo Pancho Villa luchar para decir una frase interesante tras haber sido mortalmente herido en una emboscada en 1923?

Según la biografía de Alejandro Quintana, no. En realidad, le dispararon en la cabeza y murió al instante

"Nunca debí cambiar el whisky escocés por los martinis" — Humphrey Bogart, actor estadounidense

Humphrey Bogart
AP Photo

La estrella de Hollywood no murió reflexionando sobre su bebida favorita cuando falleció en 1957.

Según el blog Phrases.org, la cita sobre los martinis puede venir de una novela de 1975 llamada ¿Por qué suenan las cornetas?

En realidad, según su mujer Lauren Bacall, sus últimas palabras antes de caer en coma fueron "adiós chico. Date prisa en volver".

"Una mentira puede dar media vuelta al mundo mientras la verdad aún se está poniendo los zapatos" — el presidente estadounidense Thomas Jefferson, el escritor Mark Twain, el primer ministro británico Winston Churchill y la columnista Ann Landers

Swift
Wikimedia Commons

Al parecer, las mentiras no son las únicas cosas que se mueven rápido. En la era de internet, las frases célebres mal atribuidas también pueden moverse alrededor del mundo en un abrir y un cerrar de ojos.

Este popular dicho ha sido atribuido a un variopinto elenco de personajes famosos, incluyendo a Thomas Jefferson, Mark Twain, Winston Churchill y a la columnista Ann Landers.

En verdad, el satírico clérigo irlandés Jonathan Swift tiene más papeletas para haber sido el primero en decir esta cita. La frase "la falsedad vuela, y la verdad va cojeando detrás de ella" aparece en uno de sus trabajos de 1710.

Te puede interesar