Pasar al contenido principal

Las 9 claves de plan estratégico de Iberdrola hasta 2022: espera ganar más y aumenta su inversión en las renovables en España

Iberdrola plan estratégico
José Sainz Armada, director Financiero y de Recursos de Iberdrola; Ignacio Galán, presidente ejecutivo, y Francisco Martínez Córcoles, director general de los Negocios del Grupo, durante el Capital Markets Day Iberdrola
  • Iberdrola mejora los objetivos de su Plan Estratégico 2018-2022 después de que la compañía superara los 3.000 millones de euros de beneficio neto a cierre de 2018.
  • La compañía se ha marcado obtener un beneficio neto entre 3.700 y 3.900 millones de euros y un ebitda que supere los 12.000 millones de euros en 2022.
  • La energética ha reforzado su inversión en renovables con una fuerte apuesta por la éolica y solar en España, que contempla una partida de 8.000 millones de euros. 

Iberdrola sube la apuesta hasta 2022. La energética española ha actualizado su plan estratégico 2018-2022 y ha mejorado las previsiones tanto de Ebitda, como de beneficio neto, el dividendo y las inversiones, que en el caso concreto de España ascenderá a 8.000 euros la partida que destine a renovables. 

La  hoja de ruta actualizada de Iberdrola hasta 2022, y presentada en Londres, es más ambiciosa. Y es que, si años anteriores implicaba ampliar la guía marcada durante uno o dos años más, esta vez la compañía ha recalculado sus objetivos al alza después de que haya superado la barrera de los 3.000 millones de euros de beneficio neto a cierre del ejercicio de 2018.
 

Lograr un beneficio neto de entre 3.700 y 3.900 millones de euros en 2022

Iberdrola tienen previsto alcanzar un beneficio neto de entre 3.700 y 3.900 millones de euros en 2022, frente al rango de 3.500 a 3.700 millones de euros, pronosticado inicialmente. 

La cifra supondría un crecimiento del 30% frente al beneficio neto anotado en 2018, que superó por primera vez la barrera de los 3.000 millones de euros. 
 

Sitúa el ebitda por encima de los 12.000 millones de euros

La energética también ha ampliado el pronóstico del resultado bruto operativo (ebitda) superando los 12.000 millones de euros.

La cifra se situaría por encima de lo establecido en su primer plan, en la que se estipulaba un objetivo de ebitda entre 11.500 millones y 12.000 millones de euros en 2022. 

La compañía dispara su previsión de inversión en renovables y redes

La compañía también ha disparado su previsión de inversión hasta los 34.000 millones de euros a nivel global, lo que supone 2.000 millones de euros más que lo previsto en un principio.

El presidente y consejero delegado de la energética, Ignacio Sánchez Galán, explicó durante la presentación del plan estratégico en Londres que el grueso de la inversión se destinará a renovables, con una partida de 13.300 millones de euros, y a redes, con otra partida de 16.000 millones de euros. 

Es más, el ejecutivo ha querido aclarar que de los 34.000 millones de euros de inversión 30.000 millones de euros ya han sido destinados y los 4.000 millones de euros restantes son proyectos que ya están proceso. 

Una inversión que se centra en España donde la compañía dispara un 40% la partida inversora frente a la anterior previsión...

En España,  la energética ha disparado su partida inversora un 40% respecto al plan inicial, hasta los 8.000 millones de euros.

Más de la mitad de esta cuantía, 4.200 millones de euros, irán destinados a proyectos en energías renovables. Y es que la compañía quiere seguir la senda de la descarbonización y ser líder de la transición energética que se está llevando a cabo en el país. Además, la compañía ha aprovechado para reclamar un marco regulatorio estable que aporte estabilidad a la operativa de la compañía.

 

La energética tiene previsto poner en marcha hasta 10.000 MW nuevos de energía solar y eólica de cara al 2030

Iberdrola no quiere perder el filón de las renovables en el mercado español sitúa a España como su principal foco de crecimiento en renovables. La energética tiene previsto poner en marcha hasta 10.000 MW nuevos de energía solar y eólica de cara al 2030. De hecho, la cifra supone casi triplicar su potencia actual en el país con estas dos tecnologías. 

De acuerdo al plan estratégico, la compañía pondrá en marcha 3.000 MW nuevos de renovables en España hasta 2022, lo que supone disparar su capacidad actual hasta un 52% en eólica y solar conjuntamente. 

Actualmente, Iberdrola cuenta con más de 700 MW en construcción, 2.500 MW en desarrollo y una cartera que supera los 7.000 MW. 

Por las que refuerza su apuesta en el resto del mundo

Iberdrola tiene previsto incrementar su potencia instalada en renovables en en todo el mundo en 9.000 MW a cierre de 2022, con respecto a 2017. Además, su alcanzará una capacidad de almacenamiento de 90 GW/hora en 2022, un repunte de 20 GW en contraste con los niveles actuales. 

Así, la empresa ampliará su cartera de proyectos renovables en todos los países en los que opera y desarrollará nuevas redes de transporte en Estados Unidos, Brasil y Reino Unido. 

Al calor de la previsión de mejores resultados, espera subir el dividendo por acción

Sánchez Galán aclaró que la remuneración al accionista aumentará en línea con los resultados. Así la energética cambia sus previsiones y si hace un año quería alcanzar un dividendo de 0,4 euros por acción, ahora esos 0,4 euros por título es el mínimo. 

De esta forma, la empresa ha marcado como objetivo alcanzar un dividendo mínimo de 0,37 euros por acción en 2020 y que ascendería a 0,4 euros en 2022. La cifra supone un pay out de entre el 65% y el 75%. 
 

Descarta las adquisiciones

El presidente y consejero delegado de Iberdrola avanzó en la presentación de plan estratégico de la compañía que el modelo de crecimiento previsto hasta 2022 será orgánico y descarta realizar ninguna adquisición.

Cuando le preguntaron al ejecutivo si la compañía tenía interés en adquirir la compañía de renovables X Elio, el ejecutivo aseveró: “si uno se fía de las noticias, entonces Iberdrola siempre va a comprar”. En este sentido, Sánchez Galán añadió que “siempre ha habido ruido pero cuando hacemos algo no hacemos ruido”. 

Continuará con la desinversión de activos

El ejecutivo aseguró que la compañía continuará con su plan de rotación de activos, que  alcanzará los 3.500 millones hasta 2022, frente a los 3.000 previstos inicialmente. Sánchez Galán indicó que ya se han realizado desinversiones por valor de 1.200 millones de euros “quedan 2.300 millones e implicará actios no estratégicos y proyectos no específicos”. 

Se refirió así el ejecutivo a la venta de infraestructura de fibra óptica del grupo, por la que ya han recibido interés. “Hemos realizado desinversiones en cosas en las que no podemos ofrecer un buen retorno al accionista”. 

Deja la puerta abierta a la salida a bolsa de la filial brasileña

El ejecutivo de Iberdrola dejó la puerta abierta a la salida a bolsa de Neoenergía, la filial brasileña de la compañía, a lo largo de este año.

El salto al parqué de la compañía fue cancelada a finales del 2017 después de que los socios de la compañía, Banco do Brasil y Previ, rechazaran el rango de precios de las acciones que solicitaban los inversores. 

Te puede interesar