Pasar al contenido principal

Los 9 errores más graves que la gente comete al intentar vender sus casas, según los agentes inmobiliarios

The biggest mistake a seller can make is overpricing their home.
El mayor error que un vendedor puede cometer es sobrevalorar su casa. Justin Sullivan/Getty Images
  • Business Insider ha preguntado a varios agentes inmobiliarios cómo es realmente trabajar en su industria.
  • Entre las preguntas hay cuestiones a los comerciales sobre los principales errores que cometen las personas cuando intentan vender sus casas.
  • Según la mayoría, el peor error que puede cometer el propietario es el de sobrevalorar su casa.
  • Otros errores comunes incluyen no ordenar la casa antes de anunciarla y no darse cuenta de que algunos muebles tienen un estilo demasiado peculiar para gustar a la mayoría de interesados.

Business Insider ha preguntado a varios comerciales inmobiliarios sobre cómo es realmente trabajar en la industria, qué desearían poder contar a sus clientes y los errores más graves que las personas cometen cuando ponen su casa en venta.

Casi todos los agentes con los que hablamos dijeron que el mayor error es el de sobrevalorar la vivienda.

Otros errores comunes incluyen no ordenar la casa antes de anunciarla y no darse cuenta de que algunos muebles tienen un estilo demasiado peculiar para gustar a la mayoría de interesados.

Aquí tenemos los nueve errores más graves que las personas pueden cometer cuando intentan vender su casa, según los agentes inmobiliarios.

1. Poner un precio de venta mayor de lo que vale la casa.

1. Overpricing the home.

El mayor error que se puede cometer es sobrevalorar tu vivienda, según la mayoría de agentes con los que hablamos.

"Lo mejor que puedes hacer es establecer el precio de mercado o justo por debajo del valor de mercado, pero al valorar de más una propiedad, pierdes a todos los interesados que la ven durante el primer mes, y finalmente acabas reduciendo el precio hasta que se venda", comentó a Business Insider Spencer Cutler, del grupo Corcoran, comercial inmobiliaria de la ciudad de Nueva York.

Este agente trabaja con viviendas de un valor medio de 6 millones de dólares (5,36 millones de euros). "Para empezar, desperdicias tiempo, esfuerzo y, a veces, ganas menos que al establecer un precio correcto desde el principio", apunta. 

Michael Hahn, de Compass, que vende casas de un millón de dólares (cerca de 900.000 euros) en Nueva York, dice que los vendedores a menudo cometen el error de sobrevalorar su casa para dejar espacio para negociar.

"Es mejor establecer precios a nivel del mercado o incluso ligeramente por debajo para obtener una mayor ganancia al final", afirma Hahn.

2. No aceptar que no todos tenemos el mismo gusto.

2. Failing to accept that not everyone has the same taste they do.
EUTERS/Chris Helgren

"La incapacidad para alejarnos de nuestro gusto personal es muy normal, pero puede ser perjudicial cuando se vende una casa", dijo Maggie Ross, de Compass, comercial de Brooklyn de viviendas de un precio medio de 2 millones de dólares (1,8 millones de euros aproximadamente), a Business Insider.

"Los vendedores suelen creer la decoración que a ellos les gusta será apreciada por los compradores, pero no suele ser así", añade. 

3. No prestar atención al mercado.

3. Not paying attention to the market.
WILLIAM WEST/AFP/Getty Images

Tim Swearingen de Coldwell Banker Bain en Washington y Oregon, que vende casas a un precio medio de 1,2 millones (algo más de un millón de euros), nos indica que un gran error que cometen los propietarios es no prestar atención a las condiciones del mercado.

"Las buenas inmobiliarias se reúnen semanalmente para hablar sobre los cambios en el mercado y cómo afectan a todos los extremos del espectro de la vivienda", dijo Swearingen.

"Las caídas, los aumentos y otros cambios pueden afectar en gran medida al proceso de venta de una vivienda y a cómo reaccionan los interesados al verla: los agentes se encuentra en primera fila en el momento de llegar a un acuerdo y constantemente reciben comentarios que no es apropiado repetir.", añade. 

4. No elegir al agente más adecuado.

4. Not choosing the right agent.
Getty Images / Joe Raedle

No elegir al agente inmobiliario adecuado para trabajar puede ser uno de los mayores errores que un vendedor puede cometer.

"No elijas a un agente solo porque lo conozcas, asegúrate de investigar y entrevistar a varios que estén especializados en tu tipo de casa o barrio", nos dice Adam Feinberg, un agente de Anchor NYC que trabaja con propiedades de un valor medio de 725.000 dólares (unos 647.000 euros).

"Brian K. Lewis, de Compass, especializado en casas de 2 a 10 millones de dólares (1,5 a 9 millones de euros) en la ciudad de Nueva York, dice que el mejor agente es aquel que tiene acceso a los mejores contactos del mercado en el mundo inmobiliario.

"La mayoría de las ventas se llevan a cabo con el agente del comprador participando en el otro lado", dijo Lewis. "Si el agente que contrata un vendedor es bueno, tiene experiencia, tiene un buen presupuesto para publicidad, un historial sólido y una buena campaña de marketing, es el adecuado. Sin embargo, es importante asegurarse también de que sea respetado, y tenga carisma en el sector".

5. No recurrir a ningún agente.

5. Not using an agent at all.
Joe Raedle/Getty Images

"No dejarse asesorar por un agente es otro error común que las personas cometen cuando intentan vender su casa", afirmó a Business Insider, Victoria Shtainer, vendedora de casas en Nueva York de entre 4 y 10 millones de dólares (3,5 y 9 millones de euros).

6. Anunciar la casa con una decoración con un estilo muy peculiar.

6. Keeping décor that's too taste-specific.
Getty Images

Otro error habitual es mantener un mobiliario con un estilo "demasiado concreto", según Barnett.

"El mayor error que comete un vendedor es tener muebles de un estilo demasiado peculiar", nos cuenta Barnett.

"Un vendedor puede tener la casa recién reformada, pero si al comprador no le gustan los muebles, puede afectar negativamente a su percepción. Es mejor mantener los muebles mínimos y neutros para que el comprador se centre en la casa", recomienda. 

7. No ordenar la casa antes de poner el anuncio de venta.

7. Not decluttering the home before listing.
Getty Images

"Un gravísimo error del vendedor es no ordenar su casa antes de anunciarla", afirma Jared Barnett, de Compass. Se dedica a la venta de viviendas entre los 2 y los 5 millones de dólares (1,79 a 4,46 millones de euros). 

"Tener demasiados muebles da sensación de estrechez a una habitación, lo que dificulta a los compradores imaginar el potencial del espacio", explica. 

8. No enseñar la casa poniéndola lo más bonita posible.

8. Failing to make their home as beautiful as possible.
Getty Images

Robin Kencel del grupo Robin Kencel en Compass en Connecticut, especializada en casas de entre 500,000 y 28 millones de dólares (446.000 a 25 millones de euros), comenta que otro error es no ponerse en el lugar del comprador y asegurarse de dejar la casa lo más bonita posible.

"Soy quisquillosa en cuanto a dejar cada habitación lo más ordenada y bonita posible, lo que puede incluir pintar habitaciones, restaurar muebles, cambiar alfombras viejas, etc.", nos cuenta Kencel.

"A menos que valores tu propiedad con un precio de enganche agresivo y la vendas 'tal como está', vale la pena dedicar tiempo a hacer que se lleven una gran primera impresión", añade. 

9. No preparar la casa para la venta.

9. Not staging the home.
Getty Images

"Los vendedores creen que el comprador puede 'ver' el antiguo desorden y la vieja pintura", dice Martin Eiden, un agente de Manhattan y Brooklyn de viviendas entre 700.000 y 7 millones (625.000 y 6,25 millones de euros).

"Pintar de nuevo, una puesta en escena adecuada y un buen estilo son esenciales", concluye. 

Y además