Pasar al contenido principal

Los 9 factores que más influyen en la aparición del Alzheimer

Persona mayor con Alzheimer
Pixabay

Aunque la mayoría de los casos de demencia senil y Alzheimer se diagnostican en personas mayores de 65 años, cuando presentan síntomas como la confusión, en realidad los cambios cerebrales que preceden a esta enfermedad ocurren mucho tiempo antes, por lo que podrían abordarse a lo largo de toda la vida del paciente y no sólo en la vejez.

Una teoría que se confirma con la investigación llevada a cabo por un grupo de neurólogos y psiquiatras publicada en la revista científica The Lancet, con la que han comprobado que hay hasta nueve factores de riesgo a lo largo de la vida de una persona que influyen en el deterioro de las neuronas.

Así, han observado que una mejor educación en la primera infancia o el tratamiento de la pérdida auditiva temprana, de la presión arterial alta y de la obesidad en la mitad de la vida pueden prevenir el 20% de los casos de demencia.

Además, tratar la depresión, hacer ejercicio, no fumar, ser sociable y controlar la diabetes sumaría a este porcentaje un 15% más en la reducción de casos.

Por tanto, la conclusión del estudio es que la demencia, en muchos casos, no es una consecuencia inevitable del envejecimiento sino que el estilo de vida de cada uno influye directamente en el riesgo de padecerla. Si modificamos ciertos hábitos podemos retardar e incluso prevenir el Alzheimer, a excepción de los casos en que las causas sean genéticas.

Según la asociación ADI (Alzheimer Disease International), el número de víctimas global es cercano a 70 millones en 2017 y cada año hay más de 9,9 millones de nuevos casos, lo que equivale a uno cada 3 segundos. 

A este ritmo el número de personas con esta enfermedad casi se duplicará cada 20 años: en el 2030 habrá 75 millones de y 131,5 millones en 2050. Con estas cifras hablamos de uno de los mayores desafíos para la salud del siglo XXI. 

La gran mayoría de casos de Alzheimer se registrarán en los países en desarrollo, de hecho más de la mitad de los casos actuales (el 58%) viven en países de ingresos bajos y medianos.

Te puede interesar