9 formas de gastar menos en alimentos en tiempos de inflación sin renunciar a comer bien

gasto en compra, ticket
Primero en Upday Cintillo

Un fantasma sacude tu cesta de la compra: la inflación. En 2022, la mitad de todo lo que compras se ha disparado de precio

Los datos del Índice de Precios al Consumo (IPC) lo dejan claro. En marzo, los precios escalaron a un máximo no visto desde hace 40 años. En abril, la cifra bajó del 9,8% al 8,3%. Pero, en mayo, la cesta de la compra ha vuelto a inflamarse con un incremento interanual del 8,7%.

Este aumento se traduce en una pérdida de poder adquisitivo en los consumidores. Si has notado que ahora tus compras diarias te salen más caras, estás en lo cierto. De hecho, hay productos de supermercado que han aumentado hasta un 21% de precio en los últimos meses. Entre ellos el aceite, los huevos o los lácteos.

5 tácticas de las empresas para trasladar las subidas de precios a los consumidores: de la reduflación al auge del minimalismo

El Banco de España señala que una pérdida de poder de compra por la inflación "es inevitable". Para finales de 2022, los españoles habrán visto desaparecer 67 euros de poder de compra, 800 euros al cabo del año.

Sin embargo, aún en tiempos de inflación, hay formas de gastar menos en alimentos sin renunciar a comer bien. Estas son algunas:

1. Empieza a cocinar

Una chica joven cocina en vitrocerámica

Cocinar es una forma eficaz de comer sano. También de gastar menos en alimentación. 

La vuelta a la oficina está coincidiendo con un momento en el que todo es más caro, tanto que ha dado lugar a un nuevo término, la lunchflation, como acuña un reportaje de CNN Business. O, en otras palabras, la fortuna que está suponiendo para los trabajadores tener que regresar a sus puestos de trabajo en el actual escenario de inflación.

Según un estudio de 2013 realizado por la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI), por aquel entonces comer fuera de casa costaba de media 217 euros mensuales. De acuerdo con Statista, en 2016 el precio medio del menú español era de 11,50 euros. Es decir,  un gasto medio de 57 euros semanales, o lo que es lo mismo, 2.622 euros al año.

3 recetas fáciles para cocinar al microondas

Estimar al alza ese gasto en un momento como el actual en que pocos son los productos que no han experimentado el zarpazo de la inflación no es descabellado. La cesta de la compra se ha encarecido un 8,3% en abril, comparado con el mismo mes de 2021. Los precios de hoteles, bares y restaurantes lo hicieron un 5,8% de media.

Desde el menú del día a las cañas o el café, todo es más caro. 

"Si me han subido un 400% el precio de los huevos, y yo vendo bastantes tortillas, yo he subido un 10%[las tortillas]", reconoce una hostelera a TVE. Así que tu bolsillo ya lo está notando.

2. Apuesta por los alimentos que menos han subido, pero comiendo de todo

mujer cortando cebolla, cocinar

Productos esenciales como el aceite de oliva, la harina, los huevos y las pastas han llegado a subir más de un 20% en un año. Leche, legumbres pollo, y ternera son alimentos que también han disparado su precio.

Poder ahorrar en tiempo de inflación no significa que tengas que dejar de comer alimentos básicos y saludables, sino que pasa por cambiar un poco las recetas para escoger los que menos hayan elevado sus costes dentro de su categoría.

El ejemplo clásico, sustituir el aceite de girasol (que en marzo era un 37,9% más caro que en 2021), por opciones como el aceite de orujo de oliva, más económico y con destacadas cualidades gastronómicas.

¿Es mejor freír con aceite de oliva o girasol? La opinión de una experta en seguridad alimentaria

Ante los astronómicos incrementos de la carne de porcino y de ave, la de ovino se mantiene más estable.

El pescado y el marisco, ya sea fresco o congelado, se ha encarecido un 3,5% en los primeros meses de 2022. Sin embargo, hay maneras de adquirir buen género, por ejemplo, aprovechando el de temporada.

"Desde comienzos de año, la lubina es un producto que está a muy buen precio en las lonjas gallegas debido a su abundancia. El lenguado está un poco más caro, pero a niveles muy razonables para el cliente", afirman desde Mariscos O Grove, una de las primeras tiendas online de marisco en España en Agencia de comunicación.

3. Preocúpate por conocer qué productos están de temporada

mujer comprando en frutería

Cuando un producto está de temporada es más abundante y cuesta menos producirlo, lo que hace que sea más barato. Como la lubina.

Por lo que, antes de ir a comprar, puede ser una buena idea informarte sobre qué alimentos frescos están de temporada, tanto en frutas y verduras como en pescados.

4. Limítate a meter en tu cesta solo lo que necesitas

 compra en supermercado

En 2020 los españoles desperdiciaron 1.364 millones de kilos de alimentos. De estos, hasta 1.038 fueron de comida sin utilizar, según cifras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Esto supone un elevado impacto medioambiental, pero también económico. Nada más absurdo que derrochar dinero en comida que irá directa a la basura.

Una forma de evitarlo es tener en cuenta cuánto duran en la nevera. Asimismo, reducir la compra ajustándola a tus necesidades reales también te ayudará a ahorrar en tu gasto en alimentación.

Establece un plan de comidas semanal y no te dejes seducir por las ofertas de paquetes de mayor tamaño si no estás seguro de gastar esa cantidad antes de que los artículos empiecen a perder calidad.

5. Cultiva tus propios alimentos

huerto urbano

Cultivar tus propios alimentos es una forma de ahorrar comiendo sano. Algo que cada vez es más frecuente  y fácil de hacer en la ciudad. 

Puedes probar a inscribirte en un huerto urbano. Otra vía incluso más cómoda es hacerlo en tu casa.
Las semillas son baratas y algunas plantas no necesitan demasiado espacio. Destina parte de una terraza, un balcón o incluso la ventana a plantar lechugas, fresas o tomates. Alimentos que se consumen de manera habitual y en los que puedes ahorrar una parte de tu presupuesto familiar.

6. Planifica tu compra

comprar supermercado

Fijar un presupuesto, planificar con antelación y ajustarte a lo que pone en la lista de la compra son los 3 pilares clásicos de cómo ahorrar en la comida.

Se trata de acudir a comprar con las cosas lo más claras posibles para evitar comprar más de lo que realmente necesitas. O evitar olvidos y tener que regresar de nuevo, con el riesgo de añadir otros artículos que no deberías comprar.

Hacer la lista de la compra a la inversa, es decir, basándote en todo lo que tienes en casa, y en función de ello comprar lo necesario para usar lo disponible, es un truco eficaz con el que ahorrar en el supermercado, comer más sano y no desperdiciar.

7. Haz que tus alimentos te duren más

congelador, descongelar alimentos

Cuando has comprado carne o frutas y verduras en exceso o bien te has pasado con las raciones tras cocinarlas, congelar la comida es una buena opción si quieres ahorrar evitando tirarla.

Otra opción interesante es adquirir más cantidad de la habitual cuando un producto está a buen precio y congelar parte de este para el futuro —pero solo si está a buen precio y se puede conservar, de lo contrario sería un error que te haría perder dinero—.

Si lo haces correctamente no perderá sus propiedades y congelar admite  con muchos más frescos de los que seguramente creas.

Qué frutas y verduras se pueden congelar, según los expertos

Si la comida está en buen estado cuando vayas a meterla en el congelador —por lo que siempre es recomendable hacerlo lo más rápido posible—, será seguro comerla incluso indefinidamente. La temperatura idónea para conservar los alimentos es por debajo de los -18ºC. 

Tirar de sobras es otra manera de ahorrar en alimentación y comer bien. En función de la preparación, aguantarán más o menos en la nevera. Deben guardarse antes de que transcurran 2 horas tras su preparación, almacenarse en recipientes herméticos y ser calentadas muy bien cuando vayan a comers, para eliminar posibles bacterias.

Asimismo, saber cómo debes ordenar cada alimento en la nevera puede hacer que estén más tiempo sin estropearse.

8. Compra en el supermercado más barato

Truco para ahorrar en tu compra en el supermercado

De acuerdo a un informe de la OCU, de media las cadenas de distribución han incrementado sus precios un 9,4% en el último año. La mitad de esa escalada ha tenido lugar en los últimos meses.

Entre marzo de 2021 y marzo de 2022, las dos cadenas de supermercados donde más habían subido los precios eran Carrefour, con un 12,1%, y Mercadona con, un 11,4%. Bastante más que el 7,7% de Hipercor o El Corte Inglés.

A pesar de eso, desde la organización señalan que ambos siguen siendo de los supermercados más baratos. Según otro análisis de la OCU de inicios de este año, con carácter nacional, el más económico es Alcampo, seguido por la cadena valenciana.

9. Dale una oportunidad a las marcas blancas

Pareja haciendo la compra en el supermercado

Las marcas blancas son más baratas, por lo que acabar con el mito de que son de peor calidad puede hacer que tu ticket de la compra sea más económico. El claro ejemplo: los productos de Hacendado, muy bien valorados por los clientes de Mercadona.

No obstante, aunque es una forma eficaz para pagar menos por la comida, no todos los productos disponibles son igual de recomendables

Para asegurarte de la calidad de estos artículos, lo mejor es que consultes siempre los ingredientes. Los expertos recomiendan, no obstante, apostar por ellos en categorías como frescos, frutos secos o frutas y verduras congeladas.

Otros artículos interesantes:

7 trucos para ahorrar en la cesta de la compra de cara a los meses de verano

Cuánto dinero debes ahorrar a la semana, según la calculadora del Banco de España

7 productos que han disminuido de precio en 2022: viajar al extranjero, comprar un móvil o pagar un peaje es más barato este año

Te recomendamos