Pasar al contenido principal

Las 9 formas más habituales de que te roben el coche

Forzando la cerradura en un coche
Pixabay

Que te quiten el coche es un fastidio, pero si encima te roban el coche de una manera tan tonta como las que repasamos a continuación te da el doble de rabia. Algunos se pueden evitar prestando más atención o extremando las precauciones por lo que lejos de dar ideas a los ladrones nuestra intención es ayudar a que no caigas en sus engaños.

Tirando de hemeroteca hemos hecho un repaso a las formas más tontas de las que te pueden robar un coche. El calificativo, lejos de ser despectivo, lo aplicamos a aquellas artimañas que se buscan los ladrones y que sorprenden por su simplicidad. Algunos no tienen como objetivo final el robo del coche pero sí obtener un beneficio económico por cuenta del conductor.

1. Con una radio y 20 euros

Un grupo de investigadores de Qihoo 360 demostraron en una conferencia cómo funcionaba este sencillo método. Es tan fácil como tener a una persona a solo unos metros del coche de las llaves del coche que se quiere robar, mientras que la otra se coloca a unos metros del vehículo.

La radio que está cerca del coche imita la señal de la llave; el coche busca un sistema que verifique el código, pero en lugar de eso, el dispositivo copia la señal y se la transmite a la segunda radio. Después, la señal se reenvía a la llave, la cual envía el código de apertura de vuelta al primer dispositivo.

Este sistema permitiría a los ladrones robar coches a distancias de hasta 300 metros, y podría ser efectivo con coches de alta gama.

2. El método 'Toli'

Consiste en atar latas o dar un golpe por detrás al coche. Cuando el conductor se baja, suele dejar las llaves puestas y los ladrones aprovechan entonces para subirse al vehículo y darse a la fuga.

3. El robo del tapón de la gasolina

Si ves que te falta, ten cuidado pues es posible que ye lo hayan quitado para hacer una copia de la llave.

4. El timo de la matrícula

Es similar al de las latas y se utiliza en tiendas y parkings públicos. Los ladrones que trabajan con el timo de la matrícula roban la placa y luego dan el alto al conductor diciéndole que la ha perdido.

5. La técnica del descuido

En este caso el ladrón no utiliza herramientas, ni tecnología actual, ni siquiera usa la violencia para entrar en los coches. Únicamente se aprovecha de la falta de atención que a veces ponemos cuando dejamos nuestro coche aparcado.

Un youtuber ha recreado la situación en un vídeo que sumó miles de visitas. En la secuencia se ve cómo espera a que los propietarios del vehículo se bajen una vez han estacionado el coche; mientras se van alejando del vehículo, el ladrón aprovecha para acercarse al coche que ha seleccionado. Antes de que el propietario pulse el botón del mando que bloquea las puertas, abre una de las puertas y accede a él sin mayores problemas. El conductor no se percata y continúa su marcha alejándose del coche.

6. El robo por satélite

Un miembro de la red coloca bajo el coche un discreto chip localizador para saber dónde está.

7. 'El segunda mano'

En este caso el ladrón de coches elige a su víctima a través de anuncios, queda con él en alguna zona para probar el coche y cuando el dueño se apea para que lo conduzca el ladrón, éste se lo lleva.

8. La moneda en el tirador

No solemos hacerlo pero, antes de abandonar el vehículo en un parking, es recomendable dar una vuelta de 360 grados. En ese momento, debes prestar atención a las manecillas, porque si ves que alguien ha dejado una moneda en la puerta de tu coche es porque están a punto de robártelo. De esta forma consigue que, cuando tú acciones el cierre centralizado, se bloqueen todas las puertas menos la que tiene la moneda.

¡Voilá! En cuanto te vayas tendrá acceso libre a tu vehículo.

9. Los inhibidores

Es el método más sofisticado, se basa en el uso de inhibidores para neutralizar la señal que emite la llave cuando el dueño cierra su vehículo. Éste cree que lo ha cerrado, cuando en realidad lo ha dejado abierto.

Te puede interesar