9 grandes lecciones de estrategia que puedes aprender de Los Beatles para despegar tu negocio o proyecto personal

Beatles historia
Getty
  • Detrás del éxito de Los Beatles, se esconden valiosas lecciones para llevar un negocio a buen puerto: cree en tu equipo, no le des al público siempre lo que quiere, aprende de tus errores…
  • Si solo te puedes quedar con un consejo, que sea el de apostar por tus valores; son los que establecerán un contacto humano y personal con tu audiencia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En el 16 de enero de 1957, Los Beatles se dieron a conocer por primera vez en el ahora famoso Cavern Club. Ese día, se dio el paso inicial de una larga trayectoria musical que haría historia.

Detrás de sus canciones, detrás de sus álbumes, detrás de sus conciertos, Los Beatles esconden valiosas lecciones de estrategia sobre cómo llevar un negocio a buen puerto: cree en tu equipo, no le des al público siempre lo que quiere, aprende de tus errores…

Aquí tienes nueve grandes lecciones estratégicas que puedes aprender de Los Beatles para despegar tu negocio, o incluso tu objetivo personal.

1. El éxito “repentino” surge tras años y años de trabajo

Nueve de cada diez veces, detrás de un titular, de un artículo, de un documental o de una peli que habla de un “éxito repentino” se esconde un viaje arduo e incierto de 10, 20 o hasta 30 años de prueba y error (vía Inc).

No sueles conocer esta parte de la historia porque es la sección aburrida del éxito, la que cuesta adaptar a un medio de comunicación. El problema es que la omisión de estos años de duro trabajo ha conseguido que creas que tu escritor preferido, por ejemplo, cogiera un día papel y boli para en una tarde escribir tu novela predilecta. No funciona así. Hay rechazos, hay callejones sin salida, hay desesperación y borradores.

Lo mismo ocurre con Los Beatles. Se suele empezar con su triunfo meteórico cuando conquistaron América. La historia del éxito de la banda en el 64 empieza en realidad en el 57, o puede que incluso antes.

Beatles famaBeatles fama
Getty

Fue en julio de 1957 cuando John Lennon y Paul McCartney empezaron a tocar juntos. Dos años y medio después, solo habían tocado en 25 pubs y bares.

En 1960 deciden probar suerte en la industria. Son rechazados por cinco sellos discográficos antes de conseguir un contrato con EMI, en 1962. Pero durante estos dos años no se limitaron a llamar a la puerta; el grupo estuvo trabajando seis horas cada noche laboral, 8 horas cada sábado y 7 horas y media los domingos. Sin parar. Cogiendo experiencia, técnica y seguridad.

Así que no esperes que tu negocio, tu idea, tu proyecto, tu objetivo… despegue 24 horas después de que empieces. Con ello, solo conseguirás frustración y posiblemente abandonarás la aventura debido a unas expectativas irreales. Sé consciente de que tus planes caerán y se realzarán, que algunos aliados se perderán por el camino, y que necesitarás escuchar mil veces “no” antes de oír el primer “sí”. Al principio será duro, pero merecerá la pena.

2. La creatividad nace del choque entre mentes opuestas

Si notas que tus ideas están estancadas, que lo que se ocurre ya lo pensó la competencia o alguien en el pasado, significa que te has quedado en tu zona de confort. Una buena forma de salir de ella es obligarte a trabajar o cooperar con alguien completamente opuesto a tu forma de pensar o actuar. Por un lado, descubrirás ideas que jamás se te ocurrirían y por otro lado la inevitable competencia te obligará a currártelo, así de sencillo. 

Tu forma de pensar estándar no funcionará para equipararse a esta persona, así que será natural que crees nuevas conexiones entre conceptos para dar con más ideas.

Es más, lo que tiendes a hacer, como ocurre con todo el mundo, es reunirte con gente que piensa como tú. Como resultado, todo lo que digas, sea anticuado o no, correcto o no, va a estar bien en las reuniones. Y viceversa: todo lo que escuches te va a gustar.

Eso no fue lo que ocurrió con John Lennon y Paul McCartney (vía Biography). El primero era de mente bohemia, siempre en busca del toque individualista aunque eso provocara el rechazo exterior. McCartney es un perfeccionista, alguien que adora la fama y sabe cómo alcanzarla, cómo complacer al público con fórmulas ganadoras.

Paul McCartney era la luz del grupo, John su oscuridad. La extroversión y la introversión. El jing y el jang. Anima y animus, en términos psicológicos.

Aunque no la compuso para Los Beatles, Mother es la canción que mejor demuestra ese desgarro melancólico de Lennon. Ya su inspiración lo dice todo: es una canción en donde el músico intenta resolver el hecho de que sus padres le abandonaran cuando era pequeño.

Compara Mother con Let it Be, compuesta por McCartney. A este se le ocurrió la canción cuando soñó con su madre, que había muerto de cáncer cuando él tenía 14 años. Tragedia familiar, pero McCartney quiere tranquilizar a cualquiera que haya sufrido un trauma de pequeño: “todo estará bien, deja que sea así”.

Estas canciones no hubieran existido si no hubieran contado el uno con el otro para retarse o inspirarse a nivel creativo. Así que si eres un poco Lennon, ¿quién es tu McCartney? ¿Y si eres tan optimista como Paul, quién es tu pesimista John de turno?

3. Aprende de tus errores en lugar de repetirlos

Lo peor de un error es no aceptar que se ha cometido es no responsabilizarte de él. Si no quieres a tus errores, no aprendes de ellos, te quedas sin poder analizar que ha ido mal. Y sin esa meditación, volverás a repetir el error cuando te encuentres en una situación similar.

Por ejemplo, Dick Rowe, productor de música de Decca Records, podría haberse quedado con el apodo de “el hombre que rechazó a los Beatles”. Pero admitió su tremenda equivocación y eso le abrió paso al otro gran grupo de música rock de esa época (vía Inc).

En enero de 1962, los Beatles visitan a Dick Rowe, de Decca Records, para entregarle 15 canciones que habían acordado grabar para el sello. La sorpresa llega cuando Rowe rechaza los temas y el acuerdo: “Ya no se llevan los grupos de guitarristas”, es su conclusión errónea, según algunas versiones de la historia.

Dos años más tarde, en plena Beatlemania, Dick Rowe se encuentra con George Harrison. La charla es apacible entre ellos. Rowe admite que se perdió una gran oportunidad. Así que cuando le comenta a Harrison que está buscando talento, este comenta que precisamente los Rolling Stones buscan firmar con algún sello discográfico.

La charla terminó abruptamente porque Rowe fue directo a hablar con los Stones esa misma noche. Si Rowe se hubiera obcecado en que él siempre había tenido razón, y que el éxito de los Beatles no contaba (puede que te sorprenda, pero es increíble la de vueltas que puede dar la mente para auto-engañarse), los Rolling Stones no habrían acabado bajo Decca Records.

La historia va más allá: su hijo, Richard Rowe, trabajó en Sony Records y fue el encargado de crear un acuerdo con Michael Jackson para publicar todo el catálogo de Los Beatles en Sony/ATV. ¡Heredó la humildad y comprensión del padre!

Así que la próxima vez que te descubras defendiendo demasiado una postura, una idea, y una convicción, mientras el mundo exterior avanza en otra dirección, piensa si tal vez el error te pertenece. No pasará nada si es así.

Esta canción me suena: 18 auténticos hits que triunfaron copiando a otras grandes canciones

4. No siempre hay que darle al público literalmente lo que quiere

¿Ya has alcanzado el éxito? ¿No solo has conquistado tu audiencia potencial, sino que esta te adora? ¿Has abierto canales de comunicación para saber qué quiere tu consumidor y se lo das lo antes posible? Genial, pero piensa que satisfacer a corto plazo a tu usuario puede cerrarte nuevas formas de crecimiento a largo plazo.

En el caso de Los Beatles, cuando estos llegaron a Estados Unidos tenían a su público comiendo de su mano. Sus fans querían conciertos, querían tours. Así que tuvieron tours.

El problema es que la motivación del grupo empezó a decaer como consecuencia. Los gritos del público eran tan estruendosos e invasivos que era imposible escucharles tocar. Hasta hicieron la prueba en un segundo tour de saltarse versos para descubrir si alguien se daba cuenta y se quejaba. Nadie lo hizo (vía The Sound).

Solución: dejar de dar conciertos. Tocarían como artistas invitados en programas. Si el público quería escucharles, pues para eso estaban sus álbumes.

Parece contradictorio, ¿verdad? La audiencia quiere música en directo y ellos les dieron música grabada. Pues no solo las ventas se dispararon; la motivación regresó y eso dio paso a la era más experimental de Los Beatles.

En ocasiones, tendrás que tomar decisiones que primero enfadarán a tu público, ta y como apunta Forbes. Pero a largo plazo, estas decisiones beneficiarán a ambas partes, y puede que lleguen novedades que no habías tenido en cuenta.

No hay que llevar la contraria al mercado por defecto y por las buenas, claro, pero recuerda que tienes esa opción cuando los gritos metafóricos no te dejen pensar con claridad.

5. Nunca olvides tus valores

Por desgracia, para muchas empresas los valores parecen casi accesorios, palabras bonitas y abstractas para rellenar pósters o recordatorios que repartir por las mesas de las salas de reuniones.

Los valores no es solo palabrería bonita. Componen el lado humano de tu empresa o proyecto, y son el puente más sólido con el que conectar con tu público (vía Forbes).

Cuando Los Beatles realizaron su primer tour por Estados Unidos, el movimiento pro-derechos civiles estaba en pleno apogeo. 

Puede que te sorprenda, pero a mediados de los 60 todavía había espacios públicos en donde se aplicaba la segregación: los blancos solo con los blancos, los negros solo con los negros. 

Cuando Los Beatles descubrieron que la segregación dividiría a su audiencia en sus conciertos, se opusieron rápidamente. “Prefiero perder antes el dinero del contrato”, se escuchó decir a John Lennon durante las negociaciones (vía Farout Magazine).

A punto estuvieron de cancelar conciertos, pero los organizadores no querían perderse a la banda del momento. Poco a poco, fueron cediendo a las exigencias de Los Beatles y todo el mundo compartió su pasión por ellos con todo el mundo.

Las canciones de los Beatles expresan, sobre todo, unión. Sus letras llegan porque hablan de temas universales, de soluciones para todos. ¿Qué percepción hubieran dado a sus fans si hubiesen traicionado sus valores? ¿Si hubiesen permitido la separación, la diferencia, el aislamiento?

Consciente o inconscientemente, sus fans habrían notado esta hipocresía, y la Beatlemania habría disminuido de la noche a la mañana.

Antes de tomar una decisión importante, recuerda, ¿está alineada esta decisión con tus valores?

6. Muestra tu marca, hazla sencilla pero única, o nadie sabrá de su existencia

Dudo que Los Beatles pensarán directamente en branding cuando llegaron a Estados Unidos. Pero sin lugar a dudas, su primera aparición en el programa de Ed Sullivan es toda una lección sobre cómo presentar una marca.

Cuando aparecieron a escena, su vestimenta simple, pero efectiva, con sus trajes idénticos sus cortes de cabello similares, entró en la mente de la audiencia para quedarse por siempre. Mucho después de su final, cada vez que la banda aparece en forma de dibujos animados o de videojuegos, se presentan a sus miembros tal y como se plantaron ante el programa de Ed Sullivan.

Está genial que el nuevo rediseño del logo de la empresa, o su nuevo eslogan, aparezca en los miles de correos electrónicos internos del negocio. Pero si no se expone la marca, es como si no existiera (vía Todo Markéting). Y si su presentación es demasiado compleja, o demasiado parecida a la competencia, pasará lo mismo: entrará por una red neuronal de la audiencia y saldrá por otra red neuronal.

7. El éxito es una intuitiva combinación de lo que funciona con lo que aún se desconoce si funcionará

Muchos confunden el primer paso del éxito, esto es, dar con una fórmula ganadora y exprimirla de la forma más eficiente posible, como el éxito absoluto. No es así.

El éxito es como una rueda, un círculo virtuoso. Encuentras algo que funciona, dedicas, por ejemplo, un 60% de los recursos en ello mientras el 40% restante busca nuevas alternativas, nuevas posibilidades de negocio. Todo lo nuevo que funcione, una vez consolidado, pasa a la sección “tradicional” de la empresa, mientras que la parte “experimental” ya tiene sobre sus manos nuevas pruebas, ideas, conceptos y posibilidades (vía Small Business).

17 iconos de la música que nunca han tenido una canción número uno

De lo contrario, si no se buscan nuevas vías, tarde o temprano la gallina de los huevos de oro deja de dar dichos huevos de oro. Y entonces ya es demasiado tarde para encontrar el nuevo gran boom.

Cuando Los Beatles arrasaron en su primera época internacional, la prensa lanzó la pregunta que siempre lanza en estas situaciones: “¿Cuándo estallará la burbuja?” (la pregunta se hizo literalmente en una rueda de prensa).

Si la banda se hubiera dormido en los laureles, si se hubiera limitado a sacar refritos de lo que funcionaba… pues no mucho más, la burbuja hubiera estallado en poco tiempo.

Hubiera sido tan sencillo para Los Beatles quedarse donde estaban, disfrutar del éxito hasta que durase y luego decir gracias, buenas noches. Pero ya sabes que no fue así. La segunda mitad de la trayectoria de la banda está compuesta por canciones y álbumes artísticamente experimentales. 

No todos los proyectos calaron enseguida, es el riesgo de los ensayos, pero lograron mantener esa admiración universal, y lo único que estalló fue la pregunta sobre cuánto duraría la burbuja.

8. Colabora, confía, busca las piezas que falten para completar el puzle

No existe nadie en este mundo que sea capaz de hacerlo todo, y de hacerlo de la forma más perfecta posible. Todo el mundo tiene sus fortalezas y sus ventajas. Por lo tanto, tu talento innato, y tu capacidad de mejora, te llevarán hacia ciertas habilidades y terrenos y te bloqueará el acceso hacia otras especializaciones.

No te frustres si no puedes hacerlo todo porque es lo normal. La clave está en encontrar aquellas personas que te complementen. Aquellos individuos que sepan hacer de una forma más eficiente y rápida aquello que se te da mal hacer. Si te empecinas en querer ser el n.º 1 en todo, en querer recibir todos los premios y admiraciones de la empresa, lo único que conseguirás es bloquear progresos y avances (vía Small Business).

La introducción del videojuego The Beatles: Rock Band.La introducción del videojuego The Beatles: Rock Band.
La introducción del videojuego The Beatles: Rock Band.

Desde adolescente, John Lennon tenía claro que quería triunfar con una banda de rock. Ya desde los inicios tenía claro que quería ser el líder, pero normalmente se cae en el error de creer que el líder lo tiene que hacer todo y tiene que saber hacer de todo. El problema es que no era bueno con la guitarra, así que todo apuntaba a que su sueño se quedaría en eso, en un sueño.

Pero entonces Lennon conoció a McCartney. Y cuando vio la maestría de Paul con la guitarra, la máscara del jefe obcecado se desvaneció. Los dos jóvenes, con un mismo objetivo, se unieron y no tardaron en recibir a George Harrison con los brazos abiertos.

Lennon no solo fue astuto en reunir a los mejores componentes de su banda; todo el grupo tuvo el acierto de rodearse de los mejores expertos de la industria de la música. Por ejemplo, si no hubieran aceptado a Brian Epstein como su manager, o si no le hubieran dejado hacer, no se habrían convertido en uno de los íconos de su arte (vía Biography).

En los negocios, es importante reclutar a los miembros adecuados, y saber domar el ego para permitir que cada uno sea el líder de su campo. De lo contrario, no habrá avance o el resultado será genérico. Del montón.

9. Vendrán tiempos difíciles

El 90% de tus preocupaciones jamás se harán realidad, y el 90% de tus problemas reales aparecerán como imprevistos. Cuando parezca que todo va viento en popa, cuando tengas a tu equipo de expertos, tus valores consolidados, tu marca de renombre, tu forma de experimentar y renovarte… algo irá mal, algo que jamás había pensado.

Estos tiempos difíciles son la prueba final del equipo del que formas parte, la prueba de fuego. Será durante estos momentos en donde tendrás que estar más unido que nunca a tus compañeros, donde tocará tomar más riesgos o rechazar más tentaciones que podrían echar por tierra tus valores.

Por regla general, estos tiempos difíciles lo cambiarán todo, demolerán bases viejas y habrá que construir de nuevo sobre sus ruinas. Lo único que puedes hacer cuando vengan estos tiempos, es ofrecer lo mejor que puedas al mundo. Es lo único que está en tus manos (vía Greatist).

En la última época de Los Beatles, el grupo estaba siempre a un suspiro de separarse o, peor aún, de estallar. Aunque Paul McCartney inicialmente se mostró despótico, y agresivo con la presencia eterna de Yoko Ono en las grabaciones, al final decidió realizar un último esfuerzo, sin importar mucho el resultado (vía RadioX).

Como consecuencia, nació Abbey Road, posiblemente la última gran obra maestra de Los Beatles que contiene temazos como Here Comes the Sun o Come Together.

McCartney no podía controlar lo que iba a ocurrir después; la vida es azar y caos y existe un tope de control. Pero gracias a su decisión de enfocarse y de pensar en la audiencia, se obtuvo este gran producto final.

Puede que tu proyecto quede destruido debido a una crisis inesperada, o que la misión permanezca, pero muchos miembros la abandonen. Que ocurra. Let it be. Lo importante cuando ocurra es pensar: ¿cómo puedo dar el 100% en estos momentos?

LEER TAMBIÉN: Insider Tips: empieza a cumplir tus objetivos de 2021 y lleva tu productividad al máximo nivel

LEER TAMBIÉN: Sentir escalofríos por la espalda mientras escuchas música podría ser un síntoma de placer, según la ciencia

LEER TAMBIÉN: Cómo mejorar tu creatividad: el neurocientífico Moran Cerf explica su truco de los 30 segundos y otras claves

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido