9 hábitos comunes que repites a diario que estropean la batería de tu iPhone

Un iPhone cargando

Unsplash

  • Estos 9 hábitos son muy comunes. Probablemente los repitas con frecuencia y, sin darte cuenta, estés estropeando la batería de tu iPhone. 
  • Ponerle al iPhone una funda cualquiera, no usar un cargador homologado o utilizarlo de manera intensiva mientras carga son cosas que deberías evitar hacer para cuidar la salud de tu móvil. 

Aunque puede que no lo tengas en cuenta, hay varios hábitos muy comunes que repites día a día o con mucha frecuencia que pueden estropear la batería de tu iPhone

Es muy habitual, por ejemplo, dejar que el dispositivo se descargue por completo, dejar pasar alguna actualización de software unos días o incluso dejarlo enchufado toda la noche. Es algo que en el corto plazo no se nota, pero degrada su autonomía poco a poco hasta prácticamente hacerla inservible

Como ya sabrás, cada batería tiene un número limitado de ciclos de carga y en función de cómo la utilices puede que el iPhone te dure más tiempo o que su batería se estropee antes de la cuenta

Aquí los puntos a tratar para que los tengas en cuenta y los evites a partir de ahora. 

Con esto claro, siéntete libre de navegar por donde quieras, pero procura dejar de lado estos malos hábitos, ya que pueden estropear la batería de tu iPhone. 

¿Los motivos de todo esto? Simple: sigue leyendo.

No actualizar el iPhone a la última versión de software disponible

Las actualizaciones no solo protegen al dispositivo de cualquier posible malware, sino que también mejoran ciertos aspectos del software y, como no, la optimización de la batería. 

Es clave, por tanto, que tengas el iPhone con la última versión de software posible para no solo tener una mejor experiencia de usuario, sino para ayudar a que la autonomía sea mejor. 

Dejar cargando el iPhone toda la noche

Este es un error muy común. 

Dejas el móvil cargando por la noche para así tenerlo al máximo al día siguiente. Es una solución que antes era comprensible, pero a día de hoy, viendo lo que tardan, es mejor que apuestes a conectarlo por la mañana mientras te preparas. 

¿El motivo? Cuando llega al 100% deja de cargar la batería y cuando baja un poco, el cargador vuelve a ponerse en marcha. Esto hace que vaya dando carga y gastando la vida útil de la batería poco a poco.

Permitir que la batería de tu iPhone baje del 20%

Aunque es normal que dejes que el dispositivo llegue al límite durante el día a día, es mucho mejor ponerlo a cargar antes de que baje del 20%.

El motivo es simple: cuanto más baja está la batería mayor dificultad la carga para arrancar el retorno de electrones y se genera mayor calor durante el proceso, algo que afecta a su vida útil. 

Si algún día cualquiera no tienes cargador a mano, no pasa nada, pero evita que esto sea recurrente.

Usar el iPhone mientras carga

Ten en cuenta que el dispositivo está sufriendo de más calor al cargarse y, además, si lo usas mientras tanto, estás usando energía que tiene que volver a cargar de nuevo.

Es cierto que mirar la hora o hacer una consulta breve no es grave, pero si juegas a algo exigente es algo muy contraproducente y puede perjudicar su vida útil. 

Ponerle al iPhone una funda cualquiera

Aunque sean más caras, es mejor que uses una funda homologada por Apple. 

¿El motivo? Es menos transpirable. 

La batería, en lugar de estar refrigerándose, estará recibiendo el calor del dispositivo y acortando sus ciclos de carga. Mucho mejor usar las fundas aconsejadas por el fabricante, que suelen estar preparadas para esto. 

Guardar el iPhone en el bolsillo del pantalón

Esta seguro que no la ves venir, puesto que lo más seguro es que lleves el móvil en el bolsillo del pantalón. Si es así, cuidado.

Cuando la batería supera los 32º, su temperatura óptima, es normal que empiece a degradarse más de la cuenta. ¿Lo mejor? Probar un bolso o los bolsillos de la chaqueta, que están alejados del calor corporal. 

No usar un cargador homologado

Esto es una faena, puesto que el cargador no viene en la caja desde hace ya algunos años y tienes que comprar uno por tu cuenta.

¿Lo habitual? Tirar por uno más barato. El problema es que habitualmente no cuenta con el amperaje exacto que necesita el dispositivo y esto puede degradar la batería de tu iPhone antes de lo que te imaginas. 

Aunque es un gasto que igual no tienes contemplado, mejor apuesta por un cargador oficial. 

Dejar el iPhone cargando en cualquier sitio

Si por ejemplo dejas cargando el móvil encima de la almohada, en un sillón o en una zona que no transpire, también vas a tener problemas con la vida útil de la batería de tu iPhone. 

Al cargar es normal que suba la temperatura y necesita espacio para respirar. Por ese motivo, si lo colocas en alguna superficie que no deje pasar el calor, vas a tener problemas de autonomía. 

Usar la carga inalámbrica del iPhone con frecuencia

Esta tecnología es muy interesante y útil: dejarlo en una superficie sin necesidad de cables y que empiece a cargar es una absoluta gozada. Sin embargo, ten cuidado de usarla más de la cuenta. 

Es un tipo de carga menos eficiente y tiene un menor aprovechamiento energético, por lo que puede reducirse la vida útil de la batería. 

Otros artículos interesantes:

Este implante permite controlar un iPhone usando solamente el cerebro

7 formas de transferir archivos entre iPhone y Mac

El iPhone se convertirá en un dispositivo irrelevante y ya sabemos cómo ocurrirá

Te recomendamos