9 verduras de hoja verde tan saludables que deberías empezar a incluir en tu dieta desde ahora mismo

mujer comiendo verdura, ensalada

Getty Images

  • Las verduras de hoja verde no suelen ser alimentos muy populares por su sabor, pero están repletas de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.
  • Aquí algunas de las más nutritivas para incorporar a tu dieta desde ya.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Se llama verduras de hoja verde a aquellas plantas que cuentan con hojas o brotes comestibles y que se caracterizan a su vez por poseer dicho color. 

Puede que no te suenen muy apetitosas pero incluir estos alimentos en tu dieta de manera habitual conllevará muchos beneficios para tu salud.

Y es que están repletas de vitaminas, minerales, y antioxidantes, nutrientes más que recomendables para tu organismo.

Además suelen ser ricas en agua y bajas en grasas y calorías por lo cual son perfectas para ayudarte a controlar el peso. A esto también contribuye su elevado contenido en fibra, que favorece la sensación de saciedad.

Existen además  evidencias de que ciertos compuestos y nutrientes en los alimentos vegetales ayudan a reducir la inflamación. 

En particular, los nutrientes  llamados polifenoles parecen contribuir a regular el sistema inmunológico, los cuales se encuentran de manera destacada en las verduras de hoja verde. Por ello, su consumo se ha recomendado dentro de una dieta pensada para reducir el riegso de enfermedades cardíacas.

Las dietas ricas en café, vino tinto y verduras de hoja verde reducen la inflamación y el riesgo de enfermedades cardíacas, según un nuevo estudio

Por otro lado, son verduras  muy versátiles, fáciles de añadir a cualquier plato, desde ensaladas a cremas o salteados. Un consejo, si quieres obtener el máximo aporte de nutrientes entonces opta por tomarlas crudas o al vapor.

Aquí algunas de las verduras de hoja verde más saludables, y que mejor te sentarán, para incluir desde ya en tu dieta.

Espinacas

EspinacasEspinacas
chiara conti/ Unplash

Las espinacas tienen un elevado valor nutritivo debido a su alto contenido en vitaminas, fibra y minerales como el hierro y el magnesio.

Este alimento aporta enormes cantidades de vitamina C, vitamina A y folatos y cantidades menores, pero también llamativas de vitamina E, B6 y riboflavina.

Asimismo es una buena fuente de b-carotenos, compuesto con acciones antioxidantes y estimuladoras del sistema inmune, como remarca la Fundación Española de Nutrición (FEN).

Otros posibles beneficios incluyen el cuidado de la vista. Algunas investigaciones han apuntado a que el consumo frecuente de espinacas puede ayudar a conservar la agudeza visual por su contenido en luteína y zeaxantina.

Por otro lado su consumo debe ser moderado en personas con tendencia a la formación de cálculos renales, gota, reuma, artritis, etc. ya que el ácido oxálico de las espinacas puede favorecer la formación de cristales.

Col rizada

col rizadacol rizada

Getty Images

La col rizada es rica en fibra y baja en calorías (100 gramos de alimento aportan 50 calorías) por lo que resulta un alimento nutritivo que incluir a la dieta si se desea cuidar el peso.

Rica en calcio y potasio, contienen además gran cantidad de antioxidantes que pueden ayudar a prevenir el daño celular y proteger contra el cáncer, indica la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU.

Esto se debe a su aporte de vitaminas C, A y K y antioxidantes como la luteína y betacaroteno.

Repollo

repollorepollo

Getty Images

Como el resto de variedades de col, el repollo también es una buena fuente de folatos y vitamina C.

Además aporta cantidades considerables de minerales como el potasio, hierro, fósforo y en menor cantidad calcio.

Su contenido alto de fibra, tanto soluble como insoluble facilita el tránsito intestinal y la sensación de saciedad.

El repollo contiene ciertos fitonutrientes que le confieren propiedades preventivas sobre diversos tipos de cáncer, entre ellos de pulmón, próstata y mama.

Hojas de remolacha

RemolachaRemolacha
Pixabay

Si eres de los que desestima las hojas de remolacha y solo se centra en la raíz estás dejando a un lado una parte bastante nutritiva de este alimento.

Según Healthline, estas son ricas en potasio, calcio, riboflavina, fibra y vitaminas A y K. A esto se le suma una buena cantidad de antioxidantes betacaroteno y luteína, que como ya se ha visto pueden reducir el riesgo de trastornos oculares.

Además son bajas en calorías y ricas en agua.

Berros

BerroBerro
Getty Images

Originario de Europa, el berro ya era apreciado por los romanos.

Se trata de una planta acuática de la familia Brassicaceae, similar a la rúcula y las hojas de mostaza, con un sabor amargo y ligeramente picante.

En cuanto a sus nutrientes, el berro es rico en vitamina A, folatos, y vitamina C (con 100 gramos de berros se cubre el 38% de las ingestas diarias recomendadas).

También es una buena fuente de tiamina y vitamina E y ciertos minerales como calcio, hierro y menor cantidad, potasio y fósforo.

Acelgas

acelgasacelgas
Getty Images

Baja en calorías, la acelga es un alimento que te proporcionará un buen aporte de vitaminas y minerales. 

En las primeras destaca su cantidad de folatos, vitamina C, vitamina A, y niacina; en lo relativo a minerales es rica en yodo, hierro y magnesio y algo menos de calcio y potasio.

También hay que tenerla en cuenta como fuente de fibra para favorecer el tránsito intestinal.

Endibia

EndibiaEndibia

Getty Images

La endibia es rica en agua y fibra mientras que es baja en calorías, hidratos de carbono, proteínas y grasas.

En cuanto a su valor nutricional destaca su aporte de folatos, vitamin C y E, así como en menor medida, de vitamina A.

Es interesante también su aporte de minerales entre ellos potasio, calcio, fósforo y yodo, y hierro.

Brócoli

Brocoli, batido, batidoraBrocoli, batido, batidora
Getty

Si bien su sabor no le convierte en el alimento más popular, su composición nutricional es tal que deberías incluir el brócoli en tu dieta de manera habitual.

Como el resto de verduras de hoja verde es rico en fibra, vitaminas y minerales.

Destaca su aporte de vitamina C y folatos. También es una fuente más que considerable de potasio, antioxidantes betacarotenos, y sustancias fitoquímicas vinculadas a acciones anticancerosas.

Rúcula

rucularucula

Getty Images

La rúcula es perfecta para añadir a ensaladas como alternativa a la lechuga y al comerla cruda favoreces que no se pierdan parte  de sus nutrientes al cocinar.

Esta verdura es rica en vitamina A, B-9  y Vitamina C.

También aporta gran cantidad de minerales, siendo buena fuente de potasio, calcio y fósforo.

LEER TAMBIÉN: La mejor dieta para quemar grasa fácil de seguir, según la ciencia

LEER TAMBIÉN: Estos son los productos que debes consumir para incluir magnesio en tu alimentación, un mineral responsable de 300 reacciones bioquímicas

LEER TAMBIÉN: Cuántas calorías hay que comer al día, según los expertos

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica