Pasar al contenido principal

Abrazar vacas para combatir el estrés: la terapia que ha probado Nuria Roca es un lucrativo negocio en otros países

Un hombre abraza una vaca, una nueva forma de combatir el estrés
Getty Images
  • La colaboradora de El Hormiguero, Nuria Roca, aseguró hace unos meses en el programa que había probado "una terapia que es mano de santo" para el estrés que consiste en abrazar vacas. 
  • Aunque aún no ha llegado a España, la terapia con vacas constituye un negocio en otros países que puede llegar a cobrar 300 dólares por sesión. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Vengo relajadísima", aseguraba Nuria Roca, presentadora en El Hormiguero. "He probado una terapia que es mano de santo", añadía. 

La experiencia que probó la presentadora consiste en abrazar vacas, un fenómeno que ya está asentado como terapia de apoyo emocional y para combatir el estés en otros países. 

"Es el último grito, es tan novedosa que aún no ha llegado a España", aseguraba Roca. 

"¿La gente está abrazando vacas?", insistía un incrédulo Pablo Motos. 

Pues sí. Y en algunos casos, como el del negocio Mountain Horse Farm, hasta 300 dólares por una hora y media con el animal. Bonnie y Bella son las psicólogas estrella de la granja y fueron seleccionadas por sus propietarios por su personalidad tranquila y calmada, según explican a The New York Times. 

Según cuenta en este artículo esta terapia ofrece interacciones con las vacas que van desde un cepillado, caricias o incluso "conversaciones" con estos rumiantes. La experiencia dicen, es similar a la terapia equina, con una salvedad y beneficio: mientras los caballos tienden a pararse, las vacas llegan a acostarse espontáneamente en la hierba mientras mastican, permitiendo que los "pacientes" tengan interacciones más cercanas, íntimas y personales al poder relajarse también en el suelo y ofrecer "un cálido abrazo a la vaca". Eso sí, un terapeuta humano está presente durante las sesiones de abrazo. 

Nuria Roca asegura que esto tiene una base científica porque la vaca tiene una temperatura corporal ideal y un pulso muy lento que te relaja. 

"Acurrucarse con una vaca, notando una frecuencia cardíaca más baja y una temperatura corporal más alta, es muy relajante", aseguran en la página web de Mountain Horse Farm. 

Leer más: Los humanos no inventamos la democracia: así votan estos animales para tomar decisiones en grupo

Aunque en nuestro país aún no ha llegado, sí está extendido en otros países de Europa como Alemania o Países Bajos.

Esta granja en Países Bajos también ofrece experiencias relajantes abrazando a sus animales y esta joven comparte en un blog en qué consiste el proceso. 

  • Bienvenida con un aperitivo.
  • Cuestionario e información. 
  • Tour por la granja. 
  • Sesión para abrazar a la vaca. 
  • Pintura. 
  • Aperitivo y bebidas. 

Todo ello por un precio bastante más asequible: 25 euros por persona.  

Un grupo de mujeres posa con sus pinturas después de una terapia con vacas
Kastanje Hoeve

Está claro que las personas disfrutan de la experiencia, pero hay quien ha mostrado preocupación por cómo afecta esto a los animales.  

Leer más: Los animales más exóticos que han intentado 'colar' en un avión por ser de 'apoyo emocional'

"Estas chicas viven la mejor vida", dice la señora Vullers, propietaria de Mountain Horse Farm a The New York Times. Estos animales no son criados para la producción de lácteos ni para la industria cárnica, por lo que se les deja  totalmente en libertad. 

Sin embargo, Mario Becker, un experto en comportamiento animal, asegura en Metro UK que ser abrazadas por personas no está en la naturaleza de las vacas, animales que de normal rehuirían el contacto humano. 

Y además