Pasar al contenido principal

Acciona no considera rentable invertir en renovables en España

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales
El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales Europa Press

Acciona sigue sin considerar rentable invertir en la construcción de instalaciones de generación de energías renovables en España, un mercado que además no considera predecible.

Así lo aseguró su presidente, José Manuel Entrecanales, quien alertó de la dificultad que puede encontrar el país en cumplir los objetivos fijados por la UE para la energía verde "en caso de que no se apliquen criterios de rentabilidad acordes con las expectativas del mercado y de las inversores".

De esta forma, Acciona seguirá enfocando hacia el exterior el plan de inversión de unos 2.000 millones en instalaciones de energía limpia que lanzó en 2016 con horizonte de ejecución a 2020.

El presidente del grupo se refirió expresamente a Estados Unidos, uno de sus mercados estratégicos en materia de renovables, en el que ratificó su interés y ve potencial de crecimiento "a pesar del escepticismo" que presenta la Administración de Donald Trump.

No obstante, durante su intervención ante la junta de accionistas, Entrecanales también apuntó a México, Chile, Oriente Medio y Australia.

El presidente de Acciona se refirió también a los cambios de retribución del sector que el Gobierno de España debe realizar en 2019 para el periodo 2020-2025, para indicar las dificultades del país para cumplir con los objetivos comunitarios en caso de que las renovables no tengan el retorno adecuado.

Mercado privado de suministro

De esta forma, la única vía que Acciona atisba para su negocio de energía limpia en España es el que genere la iniciativa privada, esto es, a través de contratos de suministro de a largo plazo, alguno de los cuales pueden incluso requerir la construcción de algún tipo de instalación.

Acciona figura actualmente como una de las principales empresas productoras y explotadoras de instalaciones de energías renovables del mundo.

A cierre del pasado mes de marzo contaba con una cartera de 9.157 megavatios (MW) de potencia instalada, de los que 3.257 MW están en el exterior, frente a los 3.011 MW foráneos de hace un año.

Por contra, la cartera instalada en España ha descendido en este mismo periodo desde los 5.950 MW de hace un año hasta los 5.901 MW del pasado mes de marzo, si bien ese volumen aún no resta los 250 MW que suman las cinco termosolares que el grupo acaba de vender.

Te puede interesar