Las acciones de Apple en bolsa podrían haber tocado techo: las dudas sobre las ventas del próximo iPhone y la fuga de inversores como Warren Buffet o Bill Gates extienden las dudas entre los analistas

Una mujer utiliza un teléfono móvil delante de un logotipo de Apple

REUTERS/Dado Ruvic

  • Las acciones de Apple en la bolsa cotizan prácticamente sin cambios desde comienzos de año.
  • La posible decepción en las ventas del iPhone o la salida de inversores como Warren Buffett o Bill y Melinda Gates puede ocasionar una corrección para los títulos de la compañía.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Apple lleva sin levantar cabeza en los mercados desde principios de año.

Las acciones de la compañía de la manzana se encuentran planas en la bolsa como consecuencia de varios factores que están disuadiendo a los inversores y que provocan que algunas firmas de análisis consideren que aún puede tener más recorrido a la baja. 

Una última nota distribuida a sus clientes institucionales de New Street Research y que recoge la CNBC así lo prevé. A su modo de ver Apple podría ver una caída significativa en las ventas de su iPhone insignia, y los inversores deberían salir antes de que los títulos desciendan de manera significativa en Wall Street. 

New Street redujo su precio objetivo para Apple a 90 dólares por acción, lo cual es casi un 30% por debajo de la cotización actual de la compañía en Wall Street.

El gigante tecnológico reportó casi 48.000 millones de dólares en ventas del iPhone en su segundo trimestre fiscal, lo que ayudó a la empresa a batir las previsiones de los analistas en cuanto a beneficios e ingresos. De hecho, varios expertos han señalado, ya que el iPhone 12 supondría una parte fundamental para el desarrollo de un nuevo superciclo para Apple.

Sin embargo, el analista de New Street, Pierre Ferragu, rebajó la calificación de los títulos de la firma con sede en Cupertino hasta vender desde neutral, diciendo que las fuertes ventas del iPhone 12 parecen insostenibles.

“La mayoría de los consumidores adinerados no vieron su nivel de ingresos muy afectado por la pandemia, pero vieron cómo se reducían sus oportunidades de gasto y, como resultado, la electrónica de consumo de alta gama se benefició”, asegura Ferragu. 

“El iPhone es la mejor ilustración de esto, acercándose a los envíos récord en el año fiscal del 2021, lo que implica que el iPhone 12 es el segundo dispositivo móvil mejor recibido en la historia”, expone el analista en la nota.

Por el contrario, el experto señala que la confluencia de eventos que hicieron del iPhone 12 un éxito se traduce en que la demanda ha avanzado, creando un riesgo de que el 2022 sea un año completamente decepcionante para los intereses de Apple. "Vemos un riesgo sustancial a la baja: envíos en el rango de 180-200 millones frente al consenso de 234 millones, y rebaja de la calificación de las acciones hasta vender", dice Ferragu.

Apple, al igual que varias otras acciones tecnológicas de gran capitalización, ha tenido un comportamiento por debajo de la media del mercado en lo que va de ejercicio. El valor del gigante de hardware de consumo ha caído más de un 5% desde finales del mes de diciembre.

Más trabas que pueden torpedear a Apple en la consecución de sus objetivos

Por lo pronto, Apple sigue creciendo situándose en una valoración de 2,11 billones de dólares en el parqué neoyorquino. 

La compañía está ahora muy centrada en la realidad virtual y la realidad aumentada. Sus gafas de realidad virtual podrían comercializarse en 2022 con un precio cercano a los 3.000 dólares –10 veces más caros que los Oculus de Facebook– y las gafas de realidad aumentada Apple se prevé que salgan en 2025. 

También hay rumores del lanzamiento del Apple Car, que sería la entrada de lleno de la compañía en el negocio de la automoción. Son todo ruidos y nada concreto, por lo pronto, que pueden generar expectativas para el grupo que, a la postre, terminen quedándose en agua de borrajas.

Hay nubes que Apple no ha despejado y que pueden jugarle una mala pasada.

Según apunta el influencer y analista tecnológico de TMFCouchInvestor, Neil Rozenbaum, un ejemplo sería la demanda de Epic Games a Apple por la forma en la que gestiona la App Store, al asegurar que la tienda es un monopolio y cobra comisiones elevadas por juegos como el Fortnite. 

“Apple hace que Epic (y la mayoría de los usuarios de la App Store) paguen una comisión del 30% sobre los pagos dentro de la aplicación, por lo que el dominio de Apple ya ha llevado a una investigación antimonopolio por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre las comisiones y políticas de la App Store”, recuerda Rozenbaum. 

“El juez puede tardar semanas, si no meses, en emitir un fallo, pero incluso si Epic no gana, esto podría sentar un precedente sobre cómo se deciden los casos futuros”, añade el experto.

No es el único obstáculo, pues hay que sumar a todo esto la reciente fuga parcial o total de varios de los grandes inversores de Apple

Hace escasas fechas, Apple Maven informó sobre la venta de títulos de Apple por parte de Berkshire Hathaway en el primer trimestre del 2021. El conglomerado de Warren Buffett poseía hasta 1.000 millones de acciones de la empresa a finales del segundo trimestre del 2020, pero la posición se ha reducido a menos de 900 millones en la actualidad.

Mientras, recientemente ARK Invest de Cathie Wood se deshizo por completo su posición en acciones de Apple, después haber reducido la exposición en su cartera con anterioridad. La famosa empresa de gestión de activos solía tener Apple en su fondo de innovación fintech, pero desde el pasado 25 ya no es un inversor oficial de la compañía. 

Por último, el divorcio que acaparó los titulares de Melinda y Bill Gates supuso que su Fundación (Bill y Melinda Gates) vendiera su millón de acciones de Apple en el primer trimestre del 2021. 

LEER TAMBIÉN: Cuánto dinero habrías ganado al invertir 1.000 euros en acciones de Apple el día de su salida a bolsa

LEER TAMBIÉN: Cómo empezar a invertir en la bolsa desde cero: qué hay que hacer y qué es lo más recomendable

LEER TAMBIÉN: Hasta dónde llegan los límites de Elon Musk en Twitter y su influencia en las criptomonedas: los expertos alertan de los peligros en los que puede incurrir el CEO de Tesla

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica