Las acciones de Nvidia se disparan más de un 80% en el último año, pero los expertos anticipan más subidas por su apuesta por la inteligencia artificial

Jensen Huang, CEO de Nvidia, muestra la plataforma Drive Pegasus durante el CES 2018.
Jensen Huang, CEO de Nvidia, muestra la plataforma Drive Pegasus durante el CES 2018.
REUTERS/Rick Wilking
  • Las acciones de Nvidia acumulan un rally alcista de más de un 80% en el último año.
  • La compañía puede tener aún más potencial por su posicionamiento privilegiado en el área de la inteligencia artificial, según los expertos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nvidia es una de las empresas que más se está calentando en los últimos tiempos en los mercados, debido a la elevada demanda de chips, que se está convirtiendo en el nuevo petróleo, y a su estrategia empresarial diversificada entre el negocio de los semiconductores y su apuesta por disrupciones tecnológicas del mañana como la inteligencia artificial

Las acciones de la compañía se han disparado en los mercados más de un 84% en el último año, gracias al gran empuje del sector. 

Según la Asociación del Sector de los Semiconductores, en 2018 las compañías del sector generaron unas ventas globales por valor de 468.800 millones de dólares, un aumento del 13,7% con respecto al año anterior. Durante la segunda mitad del año el mercado registró una notable desaceleración, pero aun así fue un año récord de ventas.

Los chips continúan impulsando el resurgimiento tecnológico que ha caracterizado el periodo posterior a la crisis financiera. “En mi opinión, son varios los factores que pueden impulsar al sector, especialmente la llegada de la tecnología 5G y la creciente cantidad de dispositivos conectados en todo el mundo, lo que podría favorecer a aquellos inversores con una perspectiva a largo plazo”, comenta en un informe Isaac Sudit, analista de inversión de renta variable de Capital Group.

Esta situación de crecimiento ya se está observando para la compañía. Muestra de ello fueron sus resultados, ya que el fabricante de chips ganó más de lo esperado, presentó ingresos más fuertes en sus segmentos de videojuegos y centros de datos, y emitió previsiones optimistas sobre su segundo trimestre fiscal. 

“Esperamos seguir con la oferta limitada en la segunda mitad del año”, aseguró a los inversores la responsable de finanzas de Nvidia, Colette Kress, en la presentación de sus cuentas. 

La crisis que la industria automovilística no vio venir: la escasez de semiconductores golpea a la producción y amenaza la incipiente recuperación del mercado tras la pandemia

La compañía obtuvo 5.660 millones de dólares en ingresos frente a los 5.410 millones de dólares estimados, mientras que su beneficio por acción fue de 3,66 dólares, en comparación con los 3,28 dólares previstos. 

Estos resultados se produjeron, efectivamente, en medio de un periodo de crecimiento exponencial y sostenido en su negocio en medio de la escasez de semiconductores en todo el planeta. 

“Nuestro negocio de centros de datos continúa expandiéndose, a medida que las industrias del mundo adoptan la inteligencia artificial de Nvidia para procesar la visión por computación, la inteligencia artificial conversacional y la comprensión del lenguaje natural”, expuso Kress.

Nvidia está muy bien situada para dispararse aún más en bolsa con su apuesta por la inteligencia artificial

En este sentido, Nvidia informó que los ingresos de su área de centro de datos aumentaron un 79% hasta 2.050 millones de dólares, lo cual supone un punto de partida extraordinario para desarrollar un gran crecimiento a futuro en los mercados, a pesar de las revalorizaciones que la empresa ya ha cuajado sobre el parqué neoyorquino. 

El analista de KeyBanc, John Vinh, ha escrito en una nota a sus clientes que Nvidia se encuentra en una posición única para transformar la demanda global de computación relacionada con la inteligencia artificial.

Vinh estima que se trata de un mercado de 90.000 millones, por lo que los centros de datos diseñados para tareas de inteligencia artificial y aprendizaje automático son uno de los desafíos más complejos en la computación moderna y, por lo tanto, una de las oportunidades de mayor valor para las empresas de chips.

“Creemos que Nvidia está en una posición única para dominar y monetizar estos mercados, donde en conjunto representan 90.000 millones [mercado total direccionable]”, escribe Vinh.

Vinh inició la cobertura de los títulos de la firma tecnológica con una recomendación de compra y un precio objetivo de 700 dólares. Se trata de un precio objetivo que descuenta 48 veces las estimaciones de beneficios de 2023.

Pero no es el único. Tristan Gerra, analista de Baird, indica en una nota que la compañía está destinada a dominar el mercado de la inteligencia artificial (IA) en los próximos años. “Pensamos que las acciones pueden subir un 38% adicional hasta los 800 dólares con este gran posicionamiento que tiene en el mercado”, señala. 

El liderazgo de Nvidia en IA posiciona al titán tecnológico para un éxito continuo, según Gerra. “La informática de la inteligencia artificial será la tecnología más transformadora de nuestra generación”, añade.

“Además, Nvidia ha llegado a liderar las barreras de entradas más duraderas dentro de la industria de los semiconductores, por lo que las ventas y las ganancias de la empresa deberían estar bien aisladas de la competencia”, apunta Gerra.

Anteriormente, Weston Twigg, analista de KeyBanc, ya había aconsejado mantener el valor en cartera ante el fuerte rally que ya había experimentado en Wall Street. 

En este sentido, Nvidia tiene una gran oportunidad de crecimiento en mercados en auge como los videojuegos, las comunicaciones 5G y la computación en la nube, entre otros. La IA tiene el potencial de remodelar estas y otras industrias. 

“El papel de Nvidia como facilitador clave de estas tendencias globales debería ayudarle a generar un crecimiento de beneficios impresionante durante la próxima década”, concluye Gerra.

LEER TAMBIÉN: Los hedge funds y el private equity ponen palos en la rueda al resto de inversores: por qué las últimas grandes salidas a bolsa de las tecnológicas favorecen a los grandes

LEER TAMBIÉN: Robinhood ya prepara su salida a bolsa con la estrategia de convencer a los pequeños inversores, aunque genera dudas en grandes nombres como Warren Buffet

LEER TAMBIÉN: La fuga masiva de dinero del bitcoin aún puede suponer una gran volatilidad en el corto plazo: su recorrido a futuro capta el interés de algunos expertos

VER AHORA: Ángel Sáenz de Cenzano, CEO de LinkedIn España: “El mayor reto del mercado laboral será la capacitación de las personas para dar respuesta a las necesidades del futuro”