Las acciones de Tesla podrían dispararse hasta los 1.000 dólares si se cumplen las previsiones de entregas, según Wedbush: 1 millón de coches eléctricos entregados en 2023

El CEO de Tesla, Elon Musk.
El CEO de Tesla, Elon Musk.
Aly Song

Reuters

  • Las acciones de Tesla no paran de subir en bolsa, pero algunos expertos aún piensan que puede seguir revalorizándose en los próximos meses.
  • Las perspectivas de distribución de nuevos coches, el aumento de la demanda o la exploración de otras líneas de negocio podrían impulsar aún más a la compañía en los mercados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nadie sabe dónde puede detenerse el rally de Tesla en la bolsa que lleva sorprendiendo a los inversores desde principios de este año. 

Las acciones del fabricante de vehículos eléctricos no ha parado de subir desde el inicio del ejercicio. En concreto, han despuntado más de un 468% desde el mes de enero y, a pesar de los ajustes en determinados momentos, su tendencia de alcista de fondo no se ha visto comprometida en ningún instante. 

No obstante, la altura que han alcanzado sus títulos generan ciertos miedos a muchos agentes del mercado que se preguntan si a Tesla, que recientemente se ha incorporado al S&P 500, índice de referencia de la bolsa neoyorkina, aún le queda camino por recorrer en Wall Street. 

Los últimos días han sido reveladores en este sentido, dado que hay diversas firmas de análisis que sostienen que el valor tiene un gran potencial por delante en los mercados.

La última en subirse a este carro ha sido Webush Securities que, a través de un informe que recoge Benzinga de su analista de referencia, Daniel Ives, indica que es probable que logre su objetivo de un millón de unidades para 2023, mientras que en 2022 puede cumplir con sus perspectivas. 

De ahí al aumento del precio objetivo por parte de la casa desde los 800 dólares hasta los 1.000 dólares.

Cabe recordar que Tesla cotiza en la actualidad sobre los 480 dólares, por lo que supondría que duplicaría su precio actual. 

El analista describió a China como una oportunidad en el mercado de vehículos eléctricos totalmente nuevos. “Las ventas generales de coches eléctricos pueden potencialmente duplicarse en el país asiático en los próximos años dada la demanda acumulada estos automóviles”, asegura Ives.

5 conceptos básicos que conocer para comenzar a invertir en bolsa

La presencia de la Gigafábrica de Tesla en Shanghái constituiría para Ives una gran ventaja competitiva, lo cual favorecería la expansión de la demanda tanto en 2021 como en 2022. 

Asimismo, el mayor ímpetu de Europa en la reducción de la huella de carbono junto con los “catalizadores regulatorios” de la Unión Europea podría impulsar que los consumidores se empiecen a focalizar en los vehículos eléctricos, particularmente en Francia, Alemania, Italia y Reino Unido, razona el analista en una nota distribuida a sus clientes. 

“La fábrica de Tesla en Berlín supone para la compañía un paso en la dirección correcta que aumentará los márgenes y simplificará la logística / entregas en toda Europa de cara al futuro”, resalta el analista de Wedbush.

También cree que la administración entrante en Estados Unidos de Joe Biden posiblemente podría aumentar los incentivos y los créditos fiscales para vehículos eléctricos en el país norteamericano e impulsaría la adopción de estos coches a partir del próximo año, lo que sería positivo para Tesla.

El impulso de Tesla en bolsa puede fraguarse más allá de la alta demanda de los vehículos eléctricos

En esta misma línea se manifiesta Adam Jonas, analista de Morgan Stanley, que en una última nota distribuida a sus clientes institucionales, recomienda por primera vez incluir las acciones de Tesla en cartera con un precio objetivo de 540 dólares para el medio plazo.

En su opinión, la compañía fundada por Elon Musk va más allá de la fabricación de coches eléctricos y cuenta con otros factores que pueden fomentar a que su cotización siga al alza durante los próximos meses.

Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

“Valorar a Tesla solo por la venta de vehículos sería ignorar sus otros múltiples negocios integrados dentro de la empresa, además de la creación de valor a largo plazo que surge de monetizar sus fortalezas centrales, impulsadas por el mejor software y por los servicios auxiliares de su clase”, asegura Jonas.

Su valoración de la "suma de las partes" de 2030 ofrece 254 dólares por acción a la categoría principal de ventas de automóviles de Tesla, que según el CEO Elon Musk alcanzará los 500 millones de unidades este año. Eso es aproximadamente el 47% de su objetivo total.

Los servicios de redes de Tesla, que comprenden todo, desde la división de supercargadores de la compañía hasta el software de asistencia al conductor, el infoentretenimiento premium y las actualizaciones de rendimiento, obtienen el siguiente peso más grande en el análisis de Jonas, de 164 dólares por acción.

El transporte compartido, algo que Musk señaló anteriormente que estaría disponible con un millón de vehículos autónomos para finales de 2020, tendrá un valor de 38 dólares por acción para 2030, dice Jonas.

Mientras, los seguros, que Tesla lanzó en California el año pasado, junto con el negocio de proveedores externos, constituyen los 73 dólares finales por acción del objetivo total del experto de Morgan Stanley.

LEER TAMBIÉN: Las acciones de Disney dejan atrás lo peor de la pandemia y se acercan a máximos históricos tras el giro estratégico hacia el streaming

LEER TAMBIÉN: Cuánto dinero habrías ganado si hubieras invertido 1.000 euros en acciones de Moderna el día que se declaró la pandemia del coronavirus

LEER TAMBIÉN: Las acciones de NIO, XPeng y Li Auto aceleran más que nunca en bolsa: los inversores redoblan su apuesta por la pujante industria del vehículo eléctrico en China

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música