El Banco Mundial advierte de que la actual "oleada de deuda" es la mayor, más rápida y más generalizada de los últimos 50 años

Una ola rompe en una playa del Mar de Japón

Reuters

  • El Banco Mundial alerta de que se está producendo la mayor, más rápida y más generalizada acumulación de deuda de los últimos 50 años.
  • Sus Perspectivas económicas mundiales para 2020 advierten de que las 3 oleadas de deuda previas "acabaron mal" y proponen minimizar los riesgos.
  • Además, la institución ha revisado 2 décimas a la baja su previsión de crecimiento del PIB global en 2020 hasta el 2,5%, tras avanzar un 2,4% en 2019.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El ritmo al que crece la economía mundial es "decepcionante" y está marcado por la ralentización de la economía global, por una creciente oleada de deuda y por la desaceleración de la productividad. Este es el panorama para 2020 que se plantea el Banco Mundial, para el que prevé, sin embargo, que "la economía mundial experimentará un ligero repunte, si todo va bien".

Estos pronósticos forman parte de las Perspectivas económicas mundiales correspondientes al primer semestre del año que ha publicado este miércoles la institución que preside David Malpass. En ellas, el Banco Mundial coincide con el diagnóstico que han ido esbozando otros organismos como el Fondo Monetario Internacional: la economía se frena mientras la deuda sigue disparándose.

Leer más: Este gráfico explica por qué la deuda soberana en Europa no consigue volver a los niveles precrisis

El estudio destaca que 2020 podría comenzar con ese "ligero" repunte "luego de registrar su peor desempeño desde la crisis financiera". Sin embargo, alerta de que este escenario que define como de "lenta recuperación" está amenazado por 2 tendencias: "el aumento sin precedentes de la deuda a nivel mundial y la prolongada desaceleración del crecimiento de la productividad".

En concreto, el Banco Mundial advierte de que el actual crecimiento de la deuda y señala que es la mayor y más generalizada "oleada de deuda" de las 4 que se han producido en los últimos 50 años. Este fenómeno es especialmente destacado en países emergentes y en desarrollo, en los que su ratio de deuda sobre PIB ha crecido de un 115% en 2010 a un 170% en 2018.

Banco Mundial

A pesar de que reconoce que "el endeudamiento público puede ser beneficioso e impulsar el desarrollo" o estabilizar la actividad durante una recesión, la institución financiera reconoce que el alto nivel de deuda actual "conlleva riesgos significativos". Por ello, pide a los gobiernos que tomen medidas para mantener controlados sus costes, mejorar su sostenibilidad y "reducir riesgos fiscales". 

Ademas, el informe alerta de que las 3 oleadas de acumulación de deuda anteriores "acabaron mal". Así, señala "los incumplimientos en el pago de deuda soberana a principios de los años ochenta; crisis financieras a fines de la década de 1990; la necesidad de importantes alivios de deuda en la década de 2000, y la crisis financiera mundial en 2008-09". 

No obstante, el Banco Mundial puntualiza que esta oleada es diferente de las anteriores, dado que detecta en los mercados emergentes más deuda pública en manos extranjeras y más deuda privada en divisa foránea. En los países de ingreso bajo advierte de "préstamos de los mercados financieros y acreedores bilaterales que no son miembros del Club de París, lo que genera inquietud acerca de la transparencia y la colateralización de la deuda". 

Leer más: El mundo podría ahogarse bajo el peso de una monstruosa deuda de más de 214 billones de euros

Más allá de sus advertencias por la oleada de deuda global, las perspectivas del Banco Mundial para 2020 destacan por haber revisado 2 décimas a la baja su previsión de crecimiento del PIB global en 2020 hasta el 2,5%. Esto supone un alza levemente superior a la del año pasado, en el que calcula que se registró un crecimiento del 2,4%, "a medida que el comercio y la inversión se recuperen gradualmente".

Sin embargo, serán los países emergentes y en desarrollo los que lideren ese crecimiento, pasando de un 3,5% en 2019 a un 4,1% en 2020. El informe no prevé que ese avance sea generalizado, sino que augura que "un pequeño número de grandes economías emergentes que superarán el estancamiento económico o se estabilizarán tras salir de un período recesivo o turbulento". 

Mientras, prevé para las economías avanzadas que el crecimiento se reduzca del 1,6% del año pasado a un 1,4% por "la persistente debilidad en las manufacturas". Además, el Banco Mundial también apunta a varias amenazas que pueden truncar esta previsión, como un recrudecimiento de la guerra comercial, una mayor desaceleración en EE.UU., China o la eurozona o al surgimiento de tensiones geopolíticas o fenómenos ambientales inesperados.

Leer más: Los 11 países con los niveles más bajos de deuda pública

En lo que respecta al crecimiento de los ingresos per cápita, el informe es pesimista y considera que "se mantendrá muy por debajo de los promedios a largo plazo y avanzará a un ritmo demasiado lento para alcanzar los objetivos de erradicación de la pobreza". Así, mientras Asia lidera el avance de la renta per cápita, seguido de Europa, mientras el África subsahariana muestra el alza más modesta.

Por ello, el Banco Mundial también ha destacado la desaceleración del crecimiento de la productividad en los últimos 10 años, "que debe recuperarse para mejorar los niveles de vida y contribuir a la erradicación de la pobreza". Además, asegura que está evolucionando de forma desigual y que "un trabajador de una economía emergente o en desarrollo produce menos del 20 % que un trabajador de una economía avanzada".

Para hacer repuntar la productividad, el organismo pide que actúen los gobiernos. Entre otras medidas propone estimular la inversión, actualizar la formación de los trabajadores, asignar recursos a los sectores más productivos, revitalizar la adopción de tecnología y la innovación tecnológica, y promover "un entorno macroeconómico e institucional favorable al crecimiento". 

LEER TAMBIÉN: Dura advertencia del FMI: la deuda mundial sigue marcando récords y la economía se enfría

LEER TAMBIÉN: El Banco Mundial advierte a los países emergentes de que su monstruosa deuda ya roza los 50 billones de euros

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación

    Más:

  1. Macroeconomía
  2. Banco Mundial
  3. Deuda
  4. PIB
  5. Trending
  6. Top