Acuerdo entre la dirección y los trabajadores de la fábrica española de Ford, un avance fundamental para que la planta fabrique eléctricos y asegure su futuro

Vehículos de Ford en el exterior de la planta de Almussafes (Valencia), en una imagen de archivo.
Vehículos de Ford en el exterior de la planta de Almussafes (Valencia), en una imagen de archivo.

REUTERS/Heino Kalis

  • Los trabajadores y la dirección de la fábrica de Ford en Almussafes (Valencia) han llegado a un acuerdo sobre las condiciones de trabajo de la planta, según ha anunciado el sindicato UGT.
  • Este pacto es fundamental para que la planta, la única de la marca del óvalo en España, pueda optar a la fabricación de los 2 modelos eléctricos que Ford tiene que asignar.
  • El acuerdo será transmitido a la sede de Detroit (Estados Unidos), donde se tiene que decidir si el encargo será para Almussafes o para la planta alemana de Saarlouis.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Alivio en Almussafes. Los representantes de los trabajadores y la dirección de la fábrica valenciana, la única planta de Ford en España, han alcanzado un acuerdo, una condición imprescindible para que la factoría española pueda optar a los dos modelos eléctricos que tiene por asignar la compañía del óvalo y que podrían asegurar su futuro.

El pacto, curiosamente, no se ha producido en la planta valenciana. Ha sido en Colonia (Alemania), en la central europea de Ford, donde los representantes del comité de empresa y la dirección han llegado a ese acuerdo, después de "intensas reuniones a contrarreloj", según ha revelado la representación del sindicato UGT en Almussafes a través de su cuenta en Twitter.

Aunque en los días previos se habían producido declaraciones contradictorias entre diferentes representantes sindicales, incluso críticas por que la negociación se hubiera trasladado a la sede alemana de la marca, según La Vanguardia, las negociaciones han llegado a buen puerto. 

No obstante, ni los trabajadores ni la empresa han revelado el contenido del acuerdo final, que va a ser transmitido a la sede de la marca en Detroit (Estados Unidos). 

Se sabía que la empresa aspiraba a una reducción salarial del 10%, mientras los representantes de los trabajadores proponían una medida de contención en los sueldos, es decir, rebajarlos de forma temporal durante 4 ó 5 años, y recuperar esa rebaja con un aumento proporcionar en los siguientes, contando con que la marca estadounidense adjudicara a la planta los dos modelos eléctricos que quedan por asignar.

Impulso para la carrera por los 2 últimos eléctricos de Ford

El objetivo del acuerdo no es otro que ganar una carrera: la que Almussafes y otra planta europea de Ford, la de Saarlouis (Alemania), mantienen para ser la adjudicataria de la producción de 2 modelos eléctricos que la compañía del óvalo no ha asignado aún.

Para la planta valenciana, recibir esos encargos sería un verdadero balón de oxígeno, después de reducirse su producción a la mitad en el último año: en 2021 produjo 168.000 vehículos, menos de la mitad de los que salían de sus cadenas de montaje en 2018, según Cinco Días.

La única fábrica española de Ford afronta una negociación clave en su pelea con una planta alemana para producir dos modelos eléctricos

Entre los atractivos de Almussafes, además del contenido del acuerdo entre empresa y trabajadores, están los fondos europeos que España quiere dedicar a su plan para el vehículo eléctrico, el conocido como PERTE VEC (Vehículo Eléctrico y Conectado), y su experiencia en el ensamblaje de baterías.

A la hora de convencer a la sede de Ford en Detroit (Estados Unidos), la planta española podría tener otro punto a su favor si se conoce el emplazamiento final de la planta de baterías que la marca alemana Volkswagen pretende instalar en España. Una de las candidatas en la ciudad valenciana de Sagunto, que está a apenas 50 kilómetros en línea recta de Almussafes.

No obstante, su rival alemana cuenta ya con la seguridad de que en sus inmediaciones se instalará una planta de baterías, de la empresa china Svolt, que comenzará a producir a finales de 2023 y será capaz de ensamblar entre 300.000 y 500.000 baterías para coches eléctricos al año, según la compañía china, que de momento tiene un acuerdo con Stellantis, pero no con Ford.

Otros artículos interesantes:

Almussafes, ante 10 días clave para su supervivencia: o hay acuerdo entre Ford y los sindicatos, o se cierra la fábrica

La única fábrica española de Ford afronta una negociación clave en su pelea con una planta alemana para producir dos modelos eléctricos

"2025 es mañana": el sector español del automóvil pide acelerar la ejecución de los fondos europeos del PERTE del vehículo eléctrico

Te recomendamos