La negociación para la derogación de la reforma laboral se prolongará más allá del verano y complica su aprobación antes de 2022

Los secretarios generales de UGT, José María Álvarez, y CCOO, Unai Sordo, los ministros de Trabajo, Yolanda Díaz, y de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, y los presidentes de CEOE, Antonio Garamendi, y Cepyme, Gerardo Cuerva
Los secretarios generales de UGT, José María Álvarez, y CCOO, Unai Sordo, los ministros de Trabajo, Yolanda Díaz, y de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, y los presidentes de CEOE, Antonio Garamendi, y Cepyme, Gerardo Cuerva
Ministerio de Trabajo y Economía Social
  • Trabajo convoca a patronales y sindicatos a una nueva reunión sobre la reforma laboral el 28 de julio y prevé que el acuerdo no se produzca hasta después de verano, según Cinco Días.
  • El retraso en la negociación para la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral dificultará que el Gobierno consiga aprobar la nueva normativa laboral antes de 2022, como prometió a Bruselas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El acuerdo para la derogación parcial de la reforma laboral aprobada en 2012 tendrá que esperar. 4 meses después de que el Ministerio de Trabajo, los sindicatos y las patronales iniciasen la negociación sobre las modificaciones de esta normativa, que se centran en la limitación de los contratos temporales y de prácticas y las subcontratas o la prioridad de convenios sectoriales sobre los de empresa, el diálogo social sigue sin conseguir avances significativos.

Mientras el diálogo que se está centrando en las últimas semanas en las medidas para reducir la elevada tasa de temporalidad en el mercado de trabajo y para atajar el uso abusivo de los contratos de prácticas entre los trabajadores más jóvenes, como han reclamado las autoridades comunitarias, la patronal mantiene su rechazo frontal a todas las modificaciones propuestas por Trabajo, asegurando que dañarán el crecimiento y el empleo.

En concreto, la CEOE se opone a limitar la temporalidad y las subcontratas asegurando que supondrán costes, riesgos y mayores cargas burocráticas para las empresas, a las que consideran que se les quitará flexibilidad para decidir sobre salarios y horarios. Las vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya ha advertido a la patronal de que podría aprobar la reforma laboral sin su apoyo, como sucedió en 2012, señalando que no tienen derecho a veto.

Sin embargo, pese a la distancia entre las posturas del Gobierno y la patronal, ambas partes han vuelto a reunirse este miércoles con los sindicatos para intentar acercar posturas acerca de las modificaciones en los contratos formativos, según Cinco Días, que asegura que Trabajo y los agentes sociales volverán a reunirse el próximo 28 de julio para un encuentro previo al parón veraniego.

Así, el acuerdo sobre la derogación de la reforma laboral no llegará hasta después de verano, lo que complica el objetivo de conseguir la aprobación parlamentaria de la nueva normativa laboral antes de 2022, como el Ejecutivo ha prometido a Bruselas. Para acelerar el diálogo, Trabajo ha propuesto incorporar propuestas de patronales y sindicatos después de que CEOE y Cepyme amenazaran con levantarse de la mesa si el Gobierno no cambiaba su planteamiento, según el diario económico.

Reforma laboral: Trabajo apuesta por el contrato fijo discontinuo para frenar la temporalidad y por prohibir despidos en empresas que se acojan a los nuevos ERTE de reducción de jornada

Por su parte, Yolanda Díaz aseguraba este miércoles que el acuerdo sobre la reforma laboral es posible sin planteamientos partidistas, pidiendo a la patronal que estuviese a la altura de las circunstancias tras cerrarse en banda a las propuestas de Trabajo para reformar los tipos de contratos, según aseguró en una entrevista en Antena 3 en la que calificó que insoportable el nivel de precariedad y temporalidad en el mercado laboral español.

La vicepresidenta económica Nadia Calviño, ha afirmado este miércoles en la Cadena SER que el Gobierno concentrará esfuerzos en aprobar la reforma laboral antes de final de año, señalando que es necesario aplicar cuanto antes una normativa que apoye la creación de empleo de calidad y que ataje los problemas creados por las reformas anteriores, que ha calificado de parciales.

Otros artículos interesantes:

Gobierno, sindicatos y patronal negociarán a partir del 17 de marzo la derogación de la reforma laboral tras el acuerdo sobre la ley de 'riders'

Trabajo propone limitar a un año la duración máxima del contrato de prácticas y a 2 años en los de formación dual de universitarios o FP

Yolanda Díaz no descarta derogar la reforma laboral sin el apoyo de la patronal: buscará un nuevo acuerdo del diálogo social, pero advierte de que nadie tiene derecho a veto