Pasar al contenido principal

Bruselas acusa a BMW, Daimler y Volkswagen de pactar para frenar el avance de coches menos contaminantes

Herbert Diess, CEO de Volkswagen
Herbert Diess, CEO de Volkswagen Business Insider España
  • Bruselas ha acusado formalmente a BMW, Daimler y grupo VW —formado por Volkswagen, Audi y Porsche— de pactar para frenar el avance de coches menos contaminantes, tanto diésel como gasolina.
  • "Las compañías europeas pueden unirse para mejorar la calidad de los productos. Sin embargo, no permiten hacer lo contrario: no mejorar los productos o no competir en calidad", ha explicado Margrethe Vestager, comisaria de Competencia, en un comunicado.
  • Si no demuestran lo contrario, estas marcas podrían enfrentarse a una multa máxima del 10% de los ingresos anuales de cada compañía.

Bruselas ha acusado formalmente a BMW, Daimler y grupo VW —formado por Volkswagen, Audi y Porsche— de pactar para frenar el avance de coches menos contaminantes, tanto diésel como gasolina.

La Unión Europea ha señalado que el "círculo de los cinco" realizó una alianza entre 2006 y 2014 con el objetivo de bloquear el desarrollo de los sistemas de control de las emisiones en sus vehículos vendidos en el Espacio Económico Europeo (EEE). 

"Las compañías europeas pueden unirse para mejorar la calidad de los productos. Sin embargo, no se permite hacer lo contrario: no mejorar los productos o no competir en calidad", ha explicado Margrethe Vestager, comisaria de Competencia, en un comunicado.

Leer más: El mapa que muestra las muertes relacionadas con el exceso de emisiones diésel

De hecho, la directiva ha explicado que eso es lo que creen que pasó con BMW, Daimler y el grupo VW. Según sus conclusiones preliminares, esto denegó a los consumidores la oportunidad de comprar coches menos contaminantes aunque la tecnología ya estaba disponible.

Concretamente, Bruselas tiene dudas sobre dos puntos

  • Sistemas de Reducción Catalítica Selectiva (SCR, por sus siglas en inglés): que reducen las emisiones de óxido de nitrógeno en los coches diésel. La UE asegura que estas empresas pactaron para limitar el consumo de urea y la efectividad.
  • Filtros de Partículas Otto (OPF, por sus siglas en inglés): sirven para reducir los gases en coches de gasolina. Bruselas dice que "evitaron o, al menos, retrasaron" la implementación.

Durante los próximos meses, este 'círculo de los cinco' tendrá que demostrar que la UE se equivoca. En caso contrario, según las normas comunitarias, podría establecer una multa con un máximo del 10% de los ingresos anuales de cada compañía.

Te puede interesar