Pasar al contenido principal

Acusan al FMI de incumplir sus propias normas y conceder préstamos 'temerarios' de 85.000 millones de euros a 18 países con problemas de deuda

Un manifestante argentino en una protesta contra el plan del FMI para el rescate de la deuda argentina
Reuters
  • Una organización británica acusa al FMI de conceder préstamos "temerarios" de 85.000 millones a 18 países con problemas de deuda sin contar previamente con un plan de reestructuración.
  • Jubilee Debt Campaing, que hace campaña para criticar la relación entre la deuda soberana y la pobreza, denuncia que el FMI ha incumplido sus propias normas rescatando a los acreedores de los países endeudados sin garantías de que esas economías puedan afrontar su devolución.
  • Entre los países afectados por esos préstamos "temerarios" están Argentina, Ecuador, Ucrania, Egipto o Pakistán, entre otros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La sostenibilidad de la deuda soberana es, desde la pasada crisis económica, una cuestión extremadamente polémica que suscita todo tipo de reacciones. Del mismo modo, los rescates que conceden las organizaciones económicas a los países en problemas suelen arrojar resultados desiguales, como demuestra la evolución dispar de las economías de Irlanda, Portugal o Grecia tras ser intervenidas durante la recesión.

El último ejemplo de este fenómeno lo encontramos en Argentina. El año pasado, el Gobierno de Mauricio Macri solicitó al Fondo Monetario Internacional un préstamo contingente de 50.000 millones de dólares (unos 45.500 millones de euros) en 3 años para intentar frenar a toda costa la deriva de la economía argentina tras la fuerte devaluación de su divisa y la sucesiva ralentización de su crecimiento.

Leer más: Estas son las claves del millonario plan de rescate a Argentina del FMI

Esta decisión provocó fuertes protestas en el país ante las condiciones que había asumido el Gobierno argentino para evitar una crisis como la de 2001, que incluían medidas de austeridad y ajustes fiscales. Además, según asegura la organización británica Jubilee Debt Campaign, que aboga por la abolición de la deuda externa, el FMI incumplió sus propias normas con este rescate. Y, aseguran, no es la primera vez que lo hace.

De hecho, el grupo acaba de publicar un informe en el que acusa al FMI de incumplir gravemente sus propios estatutos al haber concedido créditos por valor de 93.000 millones de dólares (sobre 85.000 millones de euros) a 18 países con elevados niveles de deuda sin haber puesto en marcha ningún plan para la reestructuración de ese pasivo. Para el JDC, el Fondo está incentivando los "préstamos temerarios" y la especulación.

Concretamente, el grupo asegura que la concesión de préstamos a países muy endeudados sin aplicar una reestructuración de deuda supone en la práctica rescatar a sus acreedores y fomentar que actúen de forma imprudente, además de crear "daño moral" en la población que sufre recortes vinculados a la aprobación de esos créditos.

Leer más: Estos son los 18 países desarrollados con mayor deuda pública del mundo (y España está entre ellos)

En la lista de "préstamos temerarios" en los que ha incurrido el FMI, el JDC incluye, además de a Argentina, a Ecuador, Ucrania, Egipto, Pakistán, Angola, Sri Lanka, República Centroafricana, Túnez, Ghana, Afganistán, Mauritania, Chad, Santo Tomé y Príncipe, Jordania, Sierra Leona, Camerún y Mongolia.

La directora de Jubilee Debt Campaign, Sarah-Jayne Clifton, asegura en el comunicado que acompaña al informe que "“el FMI tiene una política de no conceder créditos ante una situación de deuda insostenible, pero estamos viendo que está violando esta política con demasiada frecuencia, rescatando a prestamistas imprudentes. Esto crea un riesgo moral en el sistema de deuda soberana".

Clifton afirma que "prestamistas y prestatarios son responsables conjuntamente de garantizar que se eviten las crisis de deuda. Al rescatar constantemente a los países en crisis de deuda sin requerir la reestructuración de la deuda, el FMI está colocando la carga de la crisis sobre los hombros de los ciudadanos del país deudor, dejando que los acreedores se libren y asegurando que el ciclo de crisis de la deuda continúe".

Leer más: La directora del FMI explica sus 2 principales temores sobre la economía global y cómo podrían provocar una nueva crisis de deuda

Respecto al caso concreto de Argentina, JBC asegura que cuando se concedió el rescate por parte del FMI, los pagos para devolver la deuda equivalían al 50% de las exportaciones del país, lo que rebasa el límite del 21% que establecen las normas del Fondo. A pesar de ello, el FMI aseguraba que la deuda argentina era sostenible, lo que no ha evitado que el Gobierno de este país haya anunciado una reestructuración.

Para la organización británica, esta situación replica lo sucedido en Grecia durante la crisis, cuando los préstamos del FMI sirvieron para rescatar a la banca sin resolver la crisis de deuda del país. Por ello, JDC pide que el Fondo atienda a sus propios estudios, que aseguraban recientemente que sus rescates producen mejores resultados si incluyen un plan de reestructuración.

Y además