Pasar al contenido principal

Adam Neumann dimite como CEO de WeWork poniendo fin a un terrible descalabro y la compañía tendrá dos jefes mientras busca nuevo líder

Adam Neumann is stepping down as WeWork's CEO, capping a shocking downfall. WeWork will name two of its execs to run the show while it hunts for a permanent leader.
Jackal Pan/Getty Images; Jacqueline Larma/AP Images; Samantha Lee/Business Insider
  • El cofundador y CEO de WeWork, Adam Neumann, renuncia a su puesto como CEO, según informan los medios.
  • El accionista mayoritario, muchos otros inversores, y algunos miembros del equipo directivo han organizado, supuestamente, un complot para quitar a Neumann de su puesto como CEO.
  • Todo ello sucede después de que la compañía aplazara su salida a bolsa por las preocupaciones sobre su modelo de negocio, su valoración y su equipo directivo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Adam Neumann renuncia a su cargo como CEO de WeWork, según informó The New York Times, poniendo fin a unas semanas turbulentas para el controvertido cofundador del gigante del coworking. WeWork ha aplazado su esperada salida a bolsa que se encontraba bajo el profundo escrutinio de los posibles inversores por sus pérdidas y por su equipo directivo.

WeWork nombrará a dos ejecutivos de la compañía, Sebastian Gunningham y Artie Minson, como directores ejecutivos interinos, según el artículo publicado en The New York Times. La compañía iniciará la búsqueda de un nuevo CEO, mientras que Neumann continuará como presidente de la compañía

El movimiento se produce porque el equipo ejecutivo estuvo, supuestamente, reflexionando acerca de cómo expulsar al cofundador y controvertido CEO de WeWork, después de que la compañía aplazara su salida a bolsa a raíz de las preocupaciones por su modelo de negocio, su valoración y su equipo ejecutivo.

Neumann cofundó WeWork con su mujer, Rebekah, y el arquitecto Miguel McKelvey en Nueva York en 2010. Desde entonces, la compañía se ha expandido a 528 nuevas ciudades en 29 países. WeWork, conocida actualmente como We, marcó el inicio de una nueva forma de pensar sobre el diseño y el alquiler de espacios de oficinas, pero todavía se encuentra lejos de entrar en beneficios.

Leer más: Estas son las 5 grandes incógnitas que WeWork debe afrontar de cara a su debut en bolsa

En el documento de su planificada OPV, WeWork estimó que había una oportunidad de mercado para la compañía de 1,6 billones de dólares, pero en la primera mitad de 2019, la empresa perdió 690 millones de dólares con unos ingresos de 1.500 millones de dólares. El folleto de salida a bolsa también detallaba la red de préstamos, acuerdos inmobiliarios y participación familiar en la compañía. El pasado mes, WeWork intentó resolver algunos de estos problemas pero tanto el equipo ejecutivo poco convencional de la compañía como las preocupaciones sobre la capacidad de recuperación de la compañía en un escenario de recesión económica seguían siendo una señal de alerta para algunos inversores. 

La compañía tomó la drástica decisión de reducir la valoración de su OPV a una cifra tan baja como 10.000 millones de dólares, según los medios, muy por debajo de la valoración de 47.000 millones de dólares que aseguraba en enero. La empresa, además, necesita levantar 3.000 millones de dólares para desbloquear otro paquete de 6.000 millones de dólares de financiación bancaria.

Según el folleto de salida a bolsa de WeWork, Neumann no tiene un sueldo y no tendría derecho a indemnización si ya no fuera el CEO de la compañía. En la primera mitad de 2019, WeWork concedió a Neumann derechos sobre las acciones, que se apoyaban en que la compañía tuviera una salida a bolsa exitosa y alcanzara una  capitalización por encima de los 90.000 millones de dólares

Leer más: WeWork prohíbe la carne en sus eventos porque es mala para el medioambiente

Los inversores habían propuesto expulsar a Neumann a través de demandas legales contra él por "conflicto de intereses", dijo The New York Times. Neumann participa de compañías que han comprado propiedades y luego se las han alquilado a WeWork, propiciando que el cofundador tenga un conflicto como arrendador y arrendatario. 

Otros accionistas pidieron una investigación por el uso que hizo Neumann del dinero de la compañía y también para averiguar si tomó drogas mientras trabajaba, según The Times. The Wall Street Journal informó de que fuentes anónimas afirmaban que Neumann había fumado marihuana en un vuelo privado de Nueva York a Israel. El periódico dijo que el dueño del jet le retiró el avión antes de que Neumann regresara ,después de que la tripulación de cabina descubriera más droga dentro de una caja de cereales para el viaje de vuelta. 

WeWork rechazó realizar comentarios sobre las acusaciones. Un portavoz de WeWork rechazó, también, realizar comentarios sobre esta historia a Business Insider.  

Después de un ajuste en el equipo directivo que no consiguió aliviar las preocupaciones de los inversores, WeWork se enfrenta a la posibilidad de no poder levantar los 3.000 millones de dólares que necesita para desbloquear una financiación bancaria de 6.000 millones de dólares, dejando a la compañía con pocas opciones a parte de retrasar su salida a bolsa. 

Y además