Pasar al contenido principal

Adiós a un mito: Boeing podría cerrar la producción del icónico B747 en dos años

Un Boeing B747

Flickr/BriYYZ

  • La era de los gigantes aéreos se acaba: en dos años Boeing cerrará la producción del B747-8. Actualmente fabrica un avión de este tipo cada dos meses.
  • De las 15 unidades restantes, una docena están destinadas a UPS (United Parcel Services), y los otros tres se supone que irían a manos de la rusa Volga-Dnepr Group, según Reuters.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es una muerte anunciada, el fin de más de 50 años de reinado en los cielosBoeing dejaría de fabricar al legendario B747-8, su versión más moderna, conocido como Jumbo. La compañía tiene unos 15 aviones pendientes de entregar, y actualmente su ritmo de producción es de una unidad cada dos meses.

Boeing bajaría la persiana de su factoría en la ciudad de Everett, en el estado de Washington, en dos años, informa Bloomberg.

Terminar los encargos pendientes

La compañía no confirmó ni desmintió la noticia, pero un vocero indicó a Reuters que el programa del B747-8 "tiene más de dos años de producción por delante", tiempo en el que tienen que cumplir con las órdenes pendientes.

Leer más: Así es por dentro el Boeing 737 Max: un avión de aspecto futurista con salón y dormitorio que cuesta 91 millones de dólares

“Continuaremos tomando las decisiones correctas para mantener la línea de producción en forma y responder a las necesidades de los clientes”, dijo.

De las 15 unidades restantes, una docena están destinadas a UPS (United Parcel Services), y los otros tres se supone que irían a manos de la rusa Volga-Dnepr Group, precisa la agencia británica.

Desde que el Jumbo entró en servicio bajo las alas de Pan Am en 1970, Boeing ha firmado 1.571 ventas de este avión, un éxito comercial entre los aviones de doble pasillo solo por debajo del B777.

El fin de la fascinación

Pero en los últimos años las aerolíneas perdieron la fascinación por los aviones de gran porte y prefirieron actualizar sus flotas con modelos de dos motores más baratos y con un menor consumo de combustible, como el B777, el B787 y el A350.

Leer más: De Elon Musk a Bill Gates: todos los multimillonarios tecnológicos que tienen sus propios jets privados para recorrer el mundo

Hace tres años que Boeing dejó de fabricar Jumbos para los vuelos comerciales. El último avión que se encargó para transportar personas fue nada menos que el Air Force One, la aeronave que usa el presidente de EEUU, en 2017.

La supervivencia de los aviones de carga

Un Boeing 777 de Delta
Delta

Desde ese entonces la producción se centró en los modelos de carga. De hecho el B747-8i, que nació como respuesta ante la irrupción del gigantesco A380 en el mercado, no tuvo el éxito comercial esperado: la compañía vendió 47 unidades para el transporte de pasajeros, y 107 de la versión cargo.

Desde el 2016 que en Boeing barajan la idea de cerrar el programa. Desde ese año, la compañía ha perdido 35,6 millones de euros por cada unidad fabricada, estima la analista Sheila Kahyaoglu.

Su suerte estuvo casi echada cuando el año pasado la compañía Triumph Group, que fabrica los fuselajes del Jumbo, cerró sus puertas. Esta empresa está asociada a Boeing desde que dieron los primeros pasos en la producción del B747 en 1966, pero la caída en las ventas precipitó su final.

Sin poder volar

Mientras en las oficinas de Chicago deciden si bajan la persiana definitivamente al programa, las aerolíneas que todavía vuelan con el B747 miran el futuro con pesimismo. Actualmente hay unos 500 Jumbos en condiciones de volar, pero "el 97% están aparcados", estima un informe publicado por Credit Suisse el mes pasado, citado por Bloomberg.

La paralización por el coronavirus dejó a B747 y a su competidor, el A380, últimos en las preferencias de las compañías para retomar las operaciones. Esta situación lleva a aerolíneas como Lufthansa a acelerar los planes de jubilación de la Reina de los Cielos.

 Artículo original de Cerodosbé.

 

Y además