Pasar al contenido principal

Los adolescentes estadounidenses están utilizando móviles "desechables" para ocultar a sus padres lo que hacen realmente en Internet

Teens would rather text than talk to their friends.
Shutterstock
  • En Estados Unidos cada vez más adolescentes están utilizando un segundo teléfono móvil para intentar mantenerse en contacto con sus amigos para cuando sus padres les castigan y para publicar en redes sociales contenidos sin que sus progenitores lo adviertan.
  • Algunos adolescentes están utilizando estos smartphones de prepago solo bajo conexiones WiFi para evitar tener que pagar tarifas mensuales por el consumo de datos, según informa el Wall Street Journal.
  • Una encuesta del Centro de Investigaciones Pew publicada el año pasado reveló que el 56% de los adolescentes se sienten angustiados, aislados o molestos cuando no tienen sus teléfonos móviles.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los adolescentes estadounidenses están utilizando "móviles desechables" en un intento de mantener sus vidas sociales en secreto a ojos de sus padres.

Un nuevo reportaje del Wall Street Journal detalla lo que algunos jóvenes llegan a hacer para mantenerse conectados.

Los móviles no están asociados a tarifas mensuales sino que vienen a ser el equivalente a los móviles de prepago en España: los adolescentes los usan exclusivamente conectados a redes WiFi para no tener que pagar tarifas de datos por su uso.

Un padre le ha explicado al WSJ que su hija consiguió uno de estos móviles de uno de sus amigos cuando fue castigada sin utilizar su smartphone.

"De repente dejó de pedir que le devolviéramos el teléfono y nosotros pensamos: 'eso es muy extraño'", relata Patrick Van Every sobre lo sucedido con su hija, llamada Jalyn.

Una encuesta del Centro de Investigaciones Pew publicada el año pasado reveló que el 56% de los adolescentes se sienten angustiados, aislados o molestos cuando no tienen sus teléfonos móviles.

Y a pesar de los intentos de los padres de limitar el tiempo que pasan los menores pegados a la pantalla, algunos jóvenes encuentran la manera de acceder a los dispositivos electrónicos.

"En casi cualquier instituto a lo largo del país hay un chico que vende estos móviles desechables en su taquilla", explica Rich Wistocki, un detective retirado con experiencia en delitos tecnológicos.

Pero al igual que existan niños que intentan ocultar información de sus vidas a sus padres no es un fenómeno nuevo, tampoco lo es el concepto de móviles desechables para los adolescentes.

Leer más: Suspenso en protección a la infancia para las grandes empresas tecnológicas

Un estudio publicado en 2012 descubrió que el 70% de los niños escondían su comportamiento online de sus padres y en 2010, otro estudio de McAfee llegó a la conclusión de que más de la mitad de los adolescentes escondían lo que hacían en Internet.

No está claro cómo de extendido está el uso de estos móviles desechables, pero expertos en redes sociales y adolescentes contaron a Associated Press el año pasado que muchos jóvenes están viviendo vidas online que sus padres desconocen por completo, ya sea utilizando móviles desechables, mediante redes sociales irrastreables como Snapchat, o manteniendo protegidas sus conversaciones en Kik, una app de mensajería privada.

Ese reportaje de AP citaba una encuesta de 2016 del Centro de Investigaciones Pew que descubrió que únicamente la mitad de los padres revisaba el historial de llamadas y los mensajes que sus hijos enviaban y recibían a través de sus teléfonos móviles.

Diana Graber , cofundadora de la organización de seguridad en Internet Cyberwise, le ha dicho al WSJ que los adolescentes "puede conseguir fácilmente un móvil" si sus padres les quitan el suyo. Explica que la verdadera misión pasa por enseñar a los adolescentes a usar la tecnología.

"Lo único que funciona es la educación, enseñándoles las ventajas y desventajas de la tecnología y ayudándoles a establecer sus propios límites", ´resume en declaraciones al Wall Street Journal.