Estas son las 6 cosas en las que hay que fijarse para elegir la plataforma de pagos de un marketplace

foto entrada reportaje adyen marketplace
  • Los marketplaces crecen al doble de ritmo que el comercio electrónico. 
  • Según la plataforma de tecnología financiera Adyen, es la evolución natural de lo que hemos visto en el mundo real con los centros comerciales.
  • Adyen analiza sus ventajas para el pequeño y el gran comercio. Y las 6 cosas en las que hay que fijarse para elegir la plataforma de pagos de un marketplace.

Las cifras no mienten: los marketplaces son un modelo de negocio en auge al que cada vez se suman más marcas y, sobre todo, más consumidores. 

Según el informe Adyen del Retail 2022, el 67% de los retailers españoles ya apuesta por los procesos de digitalización, frente al 44% del año anterior. Son datos procedentes de un riguroso estudio realizado entre 411 retailers españoles y 1096 consumidores entre los 18 y 65 años de edad, del que se pueden extraer conclusiones como que, a pesar de estar volviendo lentamente a las tiendas físicas, los consumidores ahora buscan más flexibilidad y opciones en sus compras: 6 de cada 10 prefiere optar por una experiencia de comercio unificado, que les permita, por ejemplo, comprar online y devolver en tienda.

¿Qué hay detrás de esto? Alberto López, Vice President of Business Development for Marketplaces & Platforms, ES & PT de Adyen, considera que este crecimiento es un paso natural. “Los marketplaces son la evolución del retail tradicional y del comercio como tal. Reflejan lo que hemos visto toda la vida en el mundo físico. Todos íbamos a las tiendas físicas y de repente empezamos a ir a centros comerciales que aglutinaban esas tiendas físicas” explica el experto de la plataforma de tecnología financiera Adyen. 

Y es que un marketplace no deja de ser una plataforma de venta online que reúne a diferentes tiendas y marcas. Así, el cliente tiene más variedad donde elegir, y la tienda más opciones de llegar a un cliente que de otra forma quedaría fuera de su alcance. 

El marketplace es la evolución de un espacio con un gran escaparate que atrae a muchas personas y al que un pequeño comercio no puede llegar por costes de marketing y por la estabilidad que necesitan las plataformas, entre otras cosas”, resalta Alberto López. 

Al final, es un modelo donde todos salen ganando, tanto el propio marketplace como la tienda o vendedor y, por supuesto, el cliente.

Estos son los cuatro métodos de pago que todo negocio debería tener

Más allá de las ventas

Los marketplaces tiene una serie de ventajas obvias, y también otras no tan visibles, desde el punto de vista de las ventas.

Una de ellas es el aumento del ticket medio, ya que “está demostrado que, en un marketplace, el ticket es mayor” por el efecto de cross-selling o ventas cruzadas. Dicho de otra forma, que puedes beneficiarte de las ventas de una tienda que ofrece productos complementarios al tuyo. 

También es una fórmula idónea para hacer test A/B de producto en diferentes marketplaces, dentro del mismo o enfrentando productos de la tienda de venta directa de la marca con los del marketplace.

“Incluso tiene beneficios para los grandes negocios”, revela el responsable de Adyen. “Imagínate que abres una nueva línea de producto en tu negocio, pero no quieres arriesgarte a promocionarla en tu canal directo. La mejor ventana es un marketplace porque tu esfuerzo en campañas de marketing, por ejemplo, será menor que en el canal directo; aprovechas la maquinaria publicitaria del marketplace a cambio de una pequeña comisión”.

Alberto López, Vice President of Business Development for Marketplaces & Platforms, ES & PT de Adyen

De retailer a marketplace

El marketplace también es la evolución natural de un retailer tradicional de cualquier sector. 

López apunta que convertirse en markeplace siempre es una nueva línea de negocio. Además, “es visibilidad sin arriesgar stock, apertura a segmentos de la población a los que no irían con su propia marca sin riesgo, porque permiten a terceros que vendan a través de ellos y aumentar el ticket medio por cross-selling”. 

Por eso mismo, ya hay grandes marcas que están transformando su canal de venta directa en marketplace.

Los riesgos de las rebajas: 4 consejos para que tu marca afronte con éxito el momento más crítico del año

La importancia invisible de un buen sistema de pagos

Dentro de todos los elementos que debe tener un markeplace hay uno que tiende a pasar desapercibido y que muchas veces se da por sentado: la plataforma de pagos. 

En épocas clave como Black Friday o la campaña de Navidad, tener un sistema fiable, seguro y que no falle o se caiga es clave. “Los marketplaces se juegan la reputación en esas fechas y no pueden fallar”, resume el responsable de Adyen.

La ventaja de Adyen en este punto es precisamente esa fiabilidad y el hecho de que “que somos una plataforma mundial”, algo que beneficia a la seguridad y al desarrollo, sobre todo de los marketplaces que están empezando. 

Así, un marketplace local se va a beneficiar de esa nutrición de datos global. Por ejemplo, “a un vendedor o comprador de Brasil que hizo fraude no le vamos a dejar comprar en España”, precisa.

Una buena pasarela de pago también puede ayudarte a hacer crecer el negocio, facilitando soluciones a medida del cliente: si el ticket del marketplace es alto, se le puede ofrecer financiación; y si el objetivo es internacionalización, te ofrecerá los medios de pago que necesitas en cada región. “La plataforma me lo hace todo y así no tengo que llegar a acuerdos con cada proveedor como empresa”, indica López. 

En resumen, permite al marketplace centrarse en su negocio y te ayuda también en términos de seguridad y fraude.

El responsable de Plataformas y Marketplace de Adyen añade los seis elementos que hay que tener en cuenta para elegirla.

  1. Escalabilidad de zonas.
  2. Escalabilidad de medios de pago para ofrecer, procesar y liquidar. 
  3. Estabilidad, que la plataforma sea robusta.
  4. Que la gestión sea sencilla desde el punto de vista de gestión de pagos y genere informes de ventas y financieros fáciles de ver para las tiendas.
  5. Que la gestión de pay-out y de información sea la adecuada. 
  6. Seguridad para las tres partes (plataforma, comprador y vendedor porque “si no, no vale”). Esto pasa por tener un motor de reglas que te proteja activamente, que aprenda, que sea sencillo de configurar y que proteja a la tienda y al marketplace antes, durante y después de la transacción.

Un error muy habitual al buscar un socio de pagos es fijarse en el coste por transacción, ya que “el éxito de un marketplace vendrá por lo anterior”, no por ser el más barato.

Tanto es así, que considera que al escoger es importante pensar en el futuro porque “quien monta un marketplace es porque quiere escalar y lo mejor es que hagas los deberes al principio. Evalúa muy bien los pagos, que no sean una commodity, es algo clave en el éxito o fracaso”, sentencia Alberto López.

Otros artículos interesantes:

6 formas en las que un servicio de pagos puede cambiar la cara de tu negocio