La AEB alerta de que el mayor peso de Apple, Google o Amazon en el negocio de los pagos puede ser una amenaza para la “estabilidad financiera”

Alejandra Kindelán, presidenta de la AEB.

APIE 

Cada vez más empresas tecnológicas entran en el negocio de los pagos. Y esto puede ser un problema para la banca, incluso para la estabilidad del sistema financiero, según ha advertido la presidenta de a patronal bancaria (AEB) Alejandra Kindelán. 

"Tenderemos a perder peso en el sector de los pagos y perderemos también nuestra capacidad básica", ha asegurado Kindelán en el XXXIX Seminario organizado por la APIE, BBVA y la UIMA con el título Sostenibilidad y digitalización: las palancas de la recuperación. 

La presidenta de la patronal bancaria se ha preguntado que si la banca pierde peso en una de las áreas del negocio con mayor rentabilidad, "¿quién va a financiar la economía al consumo?" Porque esta es la misión de la banca y no está en el ADN de las empresas tecnológicas.

"Esto es también una cuestión de estabilidad financiera", ha advertido Kindelán. 

Apple anunció hace unos días su mayor peso en el negocio de los pagos. Un paso más de las grandes tecnológicas en la entrada en el terreno financiero, que se suma a las fintech que ya están también operando en actividades que antes eran coto cerrado de los bancos. 

Son actividades que dejan mayor margen de negocio y que estas tecnológicas pueden realizar sin necesidad de una licencia bancaria. 

"La competencia de los no bancos (donde incluye a grandes tecnológicas y fintech) ha derribado las barreras de entradas en nuestro sector. Los no bancos suponen un 35% del valor de la industria financiera, mientras que hace 10 años eran el 10%", ha señalado Kindelán. 

Apple eleva su apuesta en el universo 'fintech' con su servicio de 'compra ahora y paga después' sin intereses: por qué es importante

"Nuestros bancos no tienen miedo a la competencia", ha remarcado la presidenta, pero ha vuelto a hacer suya una reivindicación que en el sector se repite desde hace un tiempo: misma actividad, mismas reglas. 

Kindelán ha reiterado que la competencia entre bancos y nuevos jugadores debe ser en igualdad de condiciones. "Los bancos están sometidos a una regulación muy exigente y también muy costosa", ha añadido. 

En este sentido, se ha referido también a una asimetría en la regulación que afecta, por ejemplo, a los pagos. Dado que existe una regulación para que tantas empresas financieras, como tecnológicas, las empresas tecnológicas. 

Una regulación "coordinada" para los criptoactivos  

La presidenta de la patronal bancaria también ha apuntado que la banca ya está en todos los entornos innovadores y que esto también afecta a los criptoactivos. Pero ha apuntado que la clave está en preguntarse qué tipo de protección es necesaria para

"Nuestros clientes nos demandan estos tipos de servicios, pero demandamos una respuesta regulatoria coordinada y sofisticada", ha dicho.  En este sentido, ha destacado que la futura aprobación del reglamento MIKA que servirá para poner orden en el sector.

Otros artículos interesantes:

Compra ahora y paga en dos meses: los bancos entran en el negocio del pago aplazado y presionan a unas 'fintech' en horas bajas

Pagos cada vez más digitales, 'superapps' con multitud de servicios y una banca abierta en auge: así ven los directivos de las 'fintech' el futuro del sector

La valoración de la fintech Revolut se dispara un 500% tras una nueva ronda de financiación de 800 millones de dólares

Te recomendamos