Pasar al contenido principal

Aena favorece al taxi y castiga a Uber y Cabify en los aeropuertos de España

Taxis en huelga
Taxistas protestando en Madrid en una huelga en pro de una mayor regulación de los vehículos VTC, el 24 de enero de 2019. REUTERS/Susana Vera
  • Aena se posiciona del lado del taxi y penaliza a las VTC. 
  • El gestor de aeropuertos favorece a los taxi dejando que ocupen muchas más plazas de aparcamiento de forma gratuita. 
  • Las VTC solo tienen 519 plazas a sus disposición y tienen que pagar por ellas. 
  • Descubre más historias en Business Insider.

El gestor de aeropuertos Aena mima al taxi en España mientras aparta a los vehículos VTC, los utilizados por las plataformas como Uber y Cabify que en los últimos años han crecido de forma significativa por su popularización.

Aena ofrece un trato discriminatorio al sector emergente respecto al taxi a través de dos vías. La primera es en el número de plazas disponibles, donde el taxi cuenta con 5.409 plazas de aparcamiento mientras que los vehículos VTC solo tienen 519.

El segundo motivo que muestra un trato de favor evidente es económico. Los taxis no pagan un solo euro por plazas de aparcamiento en ninguna de las terminales en las que opera, de acuerdo a la información facilitada por Aena tras una petición de información pública realizada por Unauto.

El sector VTC, por su parte, sí debe pagar por el mismo trabajo. Los vehículos VTC abonan el precio del parking público del aeropuerto, salvo en los de Palma de MalllorcaMálaga-Costa del Sol y Alicante- Elche, en los que el estacionamiento es gratuito.

Por ejemplo, en el Aeropuerto de Barajas (Madrid), el más grande de España, el taxi cuenta con aproximadamente 3.000 plazas (divididas en la T1, T2 y T4) y no paga nada por utilizarlas. En el mismo espacio, los VTC cuentan con 134, apenas el 4,46% de lo que ocupa el otro sector.

Esto ha llevado que, en algunas ocasiones, los VTC hayan tenido que renunciar a esos espacios. Los vehículos con los que operan Uber y Cabify debían utilizar los servicios premium que Aena alquila, pero se han llegado a dejar desiertos los concursos para renovar los contratos.

Leer más: Asesinatos en Sudáfrica, desregulación en Países Bajos y el extraño caso de Singapur: así va la guerra de los taxistas y las VTC en todo el mundo

Los usuarios también han terminado pagando los platos rotos, al ver cómo algunas plataformas han establecido suplementos por la recogida en el aeropuerto. Uber anunció la obligatoriedad de un pago adicional de 0,65 euros por la espera de sus conductores a la llegada de los usuarios desde el Aeropuerto de Madrid - Barajas. Es una cantidad que se cobra únicamente en los viajes de vuelta del aeropuerto.

Uber y Cabify, sin plazas en Valencia, Bilbao y Santiago

Hay otros aeropuertos en los que ni siquiera los VTC tienen plazas al aparcamiento para recogida y bajada de viajeros. Se trata de Valencia y Bilbao, ciudades en las que tanto Uber como Cabify están presentes desde hace años. Lo mismo sucede en Santiago, donde opera la compañía californiana. 

Otra de las discriminaciones que sufre Uber y Cabify respecto al taxi está en el uso de espacios comerciales y de restauración. Los taxistas gozan de este servicio en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, Barcelona-ElPrat, Málaga Costa del Sol y Palma de Mallorca. En cambio, a los VTC ningún aeropuerto les ha cedido estos espacios para los mismos usos.

Leer más: No solo Barcelona: todos los lugares de los que Uber se fue por no cumplir la ley

El malestar del sector VTC con Aena no es nuevo. Hace un año, el presidente de la patronal Unauto, Eduardo Martín, denunció que estaban en contacto con Aena pero sin que las las conversaciones prosperaran con éxito, en parte, por la presión del taxi.

 El gestor, según explicó en su momento a modo de defensa, quería ante todo evitar disputas, puesto que los aeropuertos siempre han sido una zona de tensiones entre ambos sectores.

   

Artículo Original de Economía Digital

Y además