Pasar al contenido principal

Una aerolínea japonesa crea un servicio que permite a los pasajeros saber en qué lugar del avión se sienta un bebé

Bebé en un avión
Getty
  • Una compañía japonesa ha creado un sistema que permite a los pasajeros saber dónde se va a sentar un bebé dentro del avión.
  • De esta manera, el pasajero, al realizar el check-in puede escoger un asiento alejado del niño y no ser interrumpido por el posible llanto de este.
  • Este nuevo servicio ha desatado una polémica en las redes sociales sobre si es ético o no hacer esto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hay aerolíneas que se caracterizan por ofrecer amplias facilidades a los padres con niños pequeños, como azafatas capacitadas como niñeras; y otras que sabiendo de las molestias que pueden ocasionar los llantos de un bebé prefieren poner sobre aviso a los demás pasajeros. Eso es lo que ha hecho Japan Airlines.

La compañía nipona lanzó un servicio que permite a los pasajeros saber dónde se sienta un bebé en un avión.

Cómo funciona el sistema

Cuando un pasajero está realizando el check-in y se le permite elegir un asiento, en el mapa de asientos puede ver que quizás en alguna plaza aparezca el icono de un pequeño niño: significa que ese lugar fue reservado para un padre o madre con un bebé a bordo.

Sin embargo, la aerolínea de Japón advierte que el sistema no es infalible, y que en caso de que una familia haya realizado su reserva por otros canales como una agencia de viajes la advertencia no tendrá efecto.

Leer más: El agua del avión es peor de lo que te imaginas y esto es lo que tienes que saber

Polémica en redes sociales

En Twitter el inversor Rahat Ahmed fue el primero que avisó de este sistema, donde agradeció “por advertirme donde se encuentran los bebés que van a llorar y gritar durante el viaje de 13 horas”, y en el consideró que esta herramienta “debería ser obligatoria en todos los ámbitos”.

Por supuesto que la aplicación divide las aguas en las redes sociales. Para algunos es un beneficio para los pasajeros, porque permite elegir plazas alejadas ante el potencial llanto de los pequeños.

Hay usuarios que consideran que es un beneficio para los pasajeros. Para otros es una falta de empatía con los padres

Para otros es una muestra de falta de empatía con los padres. Algunos recordaron que los bebés y niños menores de dos años no eligen llorar, sino que es su única forma de comunicación.

El inevitable llanto de un bebé

Además el dolor en los oídos, el hambre, el ruido y otros factores llevan al bebé a romper en llanto. Los padres son los que menos descansarán en el vuelo, y la puesta en marcha de esta herramienta es una presión más sobre ellos, argumentaron otros usuarios.

Son bebés como lo fuimos todos. Necesitamos ser más tolerantes o pronto habrá localizadores de asientos que advertirán dónde hay madres lactantes, pasajeros drogadictos o alcohólicos, con flatulencias, y quizás muchas cosas más. ¿Qué pasó con las sorpresas que nos daba la vida?”, afirmó otra persona.

Leer más: Las azafatas revelan por qué nunca deberías tomar café ni té a bordo de un avión

Ayudas a los padres (y los pasajeros)

Si a algunos esta medida de Japan Airlines les parece discriminatoria, cabe contraponerla con iniciativas como la de Emirates que cuenta con el servicio de azafatas que fueron capacitadas para atender a niños pequeños.

Paradójicamente otra aerolínea japonesa participa en el desarrollo de un dispositivo que permite a los padres anticiparse, aunque sea por pocos segundos, al llanto de su hijo. Y al menos, estar preparados para mitigarlo.

 

Artículo original de Cerodosbé.

Y además