El aeropuerto de Barajas espera registrar en 2021 unos 30 millones de viajeros, la mitad de tráfico que en 2019

El Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, en la capital.
El Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, en la capital.
Aena
  • El aeropuerto de Barajas espera registrar en 2021 unos 30 millones de viajeros, es decir, la mitad que en 2019, según ha podido saber Vozpópuli. 
  • Desde el gestor aeroportuario inciden en que es muy difícil estimar cómo va a avanzar el tráfico aéreo, ya que dependerá en gran medida de la llegada de una vacuna, pero insisten en que muchas aerolíneas y aeropuertos podrían acabar en la quiebra.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez espera tener en 2021 la mitad de tráfico que en 2019, es decir, unos 30 millones de personas frente a los 61,7 del año pasado, según ha publicado Vozpópuli citando a fuentes cercanas al gestor aeroportuario.

"La actividad en los aeropuertos continúa muy condicionada por la COVID-19", ha asegurado el aeropuerto al mismo medio, así como que "la recuperación es lenta", resaltando también que "actualmente es muy difícil hacer una estimación concreta de la recuperación de la actividad". 

Asimismo, han insistido en que "influyen muchos factores para el control y contención definitiva de la pandemia y, por ende, la confianza de los pasajeros". De esta manera, la llegada de una vacuna el próximo año podría mejorar sobremanera la situación de los viajes aéreos, pero si la demanda no se recupera a tiempo aerolíneas y aeropuertos podrían verse en la quiebra antes.

Por ahora, hasta octubre, Barajas ha registrado 15,4 millones de pasajeros frente a los 52 millones en el mismo periodo del año anterior, es decir, una caída del 70%, apuntan datos oficiales.

Por eso, las aerolíneas están pidiendo que se impongan los test de coronavirus en los aeropuertos para todos los pasajeros, como vía para recuperar la confianza de las personas y de evitar las cuarentenas obligatorias reabriendo así las fronteras, ya que no todos los viajeros pueden permitirse o desean pasar 15 días en casa tras unas vacaciones en el extranjero, pero sí podrían estar dispuestos a viajar si en lugar de eso se les efectúan pruebas de COVID antes de volar.

Así lo ha exigido la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que representa a 290 aerolíneas en todo el mundo. Por ahora se trata de test cada vez más comunes, pero de los que aún hay dudas sobre su eficacia —no es tan fácil garantizar que un pasajero no tiene la enfermedad solo con un test antes de subir a un avión— y que solo ofrecen algunas aerolíneas. 

En ese sentido también se está probando la implantación de un "pasaporte" de COVID llamado CommonPass, que será la primera prueba reconocida internacionalmente de que un pasajero ha dado negativo en un test, y más adelante, de que se ha vacunado contra el coronavirus.

Cuánto cuesta exactamente tener aparcado un avión: el lastre de las aerolíneas en plena crisis del coronavirus

Otra idea es llevar a cabo una política de "triple test". Los viajeros que lleguen a un destino deben dar negativo en una PCR no más de 7 días antes del viaje, más en un rápido test de antígenos a su llegada, y otro 96 horas más tarde, algo que sin duda será más seguro, pero puede que retenga a muchos de viajar tanto como antes.

LEER TAMBIÉN: Por qué las aerolíneas tienen tan poco margen operativo... y la crisis actual supone una seria amenaza para su supervivencia

LEER TAMBIÉN: Este gráfico muestra en qué se diferencian los síntomas de COVID-19, gripe, resfriado y alergia

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Aerolíneas
  2. Aviones
  3. Viajes
  4. Coronavirus
  5. Transportes
  6. Trending
  7. Top