Así afectará a los inversores y ahorradores la subida de los tipos de interés del BCE para frenar la inflación

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo.
Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo.

Reuters

Se llevaba tiempo especulando con que el Banco Central Europeo (BCE) optara por subir los tipos de interés para frenar la desbocada inflación, que actualmente se sitúa en el 8,6% en Europa. Finalmente, lo ha hecho. El aumento, el primero en 11 años, ha sido de 50 puntos básicos. Por encima de lo previsto. 

La medida, como explica el profesor de Finanzas de EAE Business School Ricardo Zion a Business Insider España, busca reducir la inflación a costa de "frenar el consumo, para que haya menos demanda y bajen los precios". 

Es una medida arriesgada, pues afectará al bolsillo de los ciudadanos, "por ello, el BCE debe buscar el punto de equilibrio para conseguir bajar la inflación sin que haya un shock en la economía", señala. 

9 formas de gastar menos en alimentos en tiempos de inflación sin renunciar a comer bien

Recuerda, asimismo, Zion, que una inflación sana se establece alrededor del 2% y duda de que esta subida de tipos de interés logre llevarla hasta esas cifras, por lo que se muestra convencido de que habrá otro incremento en los próximos meses. 

También lo cree David Khol, economista jefe de Julius Bär Group, que además pone fecha: el próximo mes de septiembre.  

No obstante, Khol duda de que los próximos aumentos de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo sean de la misma magnitud: "Lo más probable es que sea algo mucho más gradual, a medida que la inflación comience a estabilizarse al menos fuera del espacio energético".

¿Cómo afectará a los ahorradores la subida de los tipos de interés?

Desde el comparador de productos bancarios HelpMyCash afirman que la estrategia del Banco Central Europeo para acabar con la inflación favorecerá a los ahorradores. 

Una subida de los tipos de interés, sostienen, debería provocar un incremento de la rentabilidad de los productos de ahorro (depósitos y cuentas). De hecho, durante las últimas semanas varios bancos ya se han adelantado y han mejorado la rentabilidad que pagan por los ahorros. 

Sin embargo, advierten, no todos van a seguir la misma estrategia: "Los que necesiten liquidez o quieran captar clientes van a ser los primeros en subir el interés de sus depósitos, mientras que los grandes bancos van a tardar más en hacerlo. Por eso, es probable que las subidas no ocurran al mismo tiempo ni de manera inmediata".

Cómo ahorrar más de la mitad de los ingresos: 7 estrategias de personas "superahorradoras"

A este respecto, Zion pronostica que, a medida que los tipos de interés suban, los bancos tendrán que empezar a pagar -como antes- por las cuentas corrientes y volverán a ofrecer depósitos.

En sus palabras, "volveremos a una miniguerra del pasivo, que ya la teníamos olvidada, porque parecía que el dinero no costaba nada". 

Con la inflación actual, un depósito a un año al 1,45% TAE, "que es una de las mejores rentabilidades que se pueden conseguir ahora, se queda corto", señalan en HelpMyCash.

Pero, aunque parece que es poca rentabilidad, "es mucho más de lo que se podía conseguir hace unos meses y es una forma de mitigar los efectos de la inflación", explica Laurent Amar, CEO de HelpMyCash.com. 

En el contexto actual, los especialistas del comparador resaltan que no es recomendable contratar depósitos a largo plazo porque, probablemente, los tipos de interés sigan subiendo y las rentabilidades de los productos de ahorro vayan aumentando. 

¿Cómo reaccionará la bolsa ante el movimiento del Banco Central Europeo?

Zion apunta que, "cuando suben los tipos de interés, la bolsa baja". No obstante, subraya que "va un poco por barrios: en los bancos la cotización sí está subiendo, porque han estado muchos años con tipos negativos, y al final la materia prima que ellos venden era gratis, al subir los precios, los bancos sí suben en bolsa".

El inversor en bolsa, en definitiva, se puede esperar que no suba, así que invertir en renta fija será una alternativa bastante buena, porque ha estado en precios muy bajos los últimos años y ahora la remuneración para la renta fija va a subir. 

Más pesimista sobre cómo afectará a la bolsa la subida de los tipos de interés es Pablo Gil, estratega jefe de XTB. Sin ambages, afirma que es "malo para la bolsa, ya que incrementa la probabilidad de recesión al acelerarse la restricción monetaria". 

Inversores inmobiliarios

Uno de los aspectos en los que más se va a notar la subida de los tipos de interés decretada por el BCE es en las hipotecas. Tanto a la hora de seguir pagando las ya firmadas, como en el momento de rubricar una nueva. 

En HelpMyCash anotan que los que pretendan contratar una hipoteca ahora tendrán que aceptar unos precios más elevados. 

Los bancos, argumentan, quieren incentivar la contratación de las variables, por lo que están subiendo el interés de las fijas. Por ende, "lo más probable es que los tipos fijos superen el 2,5% o el 3% dentro de unos meses y que desaparezcan del mapa los intereses de en torno al 2%, que aún ofrecen algunas entidades". 

"El sector turístico no es un problema y no contribuye a la situación actual de inflación"

Recomiendan, por tanto, a quienes tengan planeado contratar una hipoteca fija, que cierren la operación cuanto antes. 

En general, resaltan, "endeudarse va a ser más caro y eso afecta también a los préstamos personales, aunque probablemente el interés de los créditos suba poco a poco y el impacto sea menor que en las hipotecas". 

Por añadidura -continúan con su análisis en el comparador de productos bancarios-, conseguir la aprobación del banco para que te concedan una hipoteca también será más difícil

Requisitos y condiciones para que te concedan una hipoteca en 2022

A ello no coadyuvará el hecho de que, "si finalmente Europa entra en recesión, las tasas de desempleo podrían aumentar y ningún banco quiere correr el riesgo de concederle una hipoteca o un préstamo personal a alguien que se vaya a quedar en el paro", apuntan. 

Durante los próximos meses, vaticinan, los bancos van a mirar con lupa la situación laboral de los que pidan una hipoteca o un crédito y puede que pongan trabas a aquellos que trabajan en los sectores más vulnerables a las crisis. 

Otro efecto de la subida de los tipos de interés sobre las hipotecas, comentan, será que cada vez se van a ver menos préstamos que financien más de un 80% del valor de compra de una vivienda. 

Las hipotecas ya contratadas

En lo que más va a afectar de manera directa al bolsillo del ciudadano el intento del Banco Central Europeo de atajar la inflación es en las hipotecas que ya están firmadas. 

La subida de los tipos de interés disparará el euríbor, aseveran en HelpMyCash. Actualmente, recuerdan, el valor provisional mensual del euríbor a 12 meses es el más alto desde julio de 2012 (0,959%). 

La previsión de la mayoría de los expertos es que este índice cerrará este año cerca del 1,50% y que se acercará o superará el 2% en 2023. Sin embargo, en este entorno, no parece descabellado que se llegue al 2% en los próximos seis meses, subrayan.

4 ventajas de firmar una hipoteca a tipo fijo en un entorno de inflación

Ese aumento del euríbor afectará a las hipotecas variables, cuyo interés se calcula con este índice. Los que tengan firmado uno de estos productos tendrán que pagar unas cuotas más caras en cuanto se actualice su interés.

Si los tipos suben más y el euríbor sigue su tendencia al alza, estas hipotecas serán cada vez más caras, alertan. Por el contrario, concluyen, quienes tengan una hipoteca fija seguirán pagando lo mismo.

A colación de esto, Zion aporta que, hace unos años, en España el 95% de las hipotecas que si firmaban eran a tipo variable. Ahora eso ha cambiado, remarca, "y el 80% o el 90% son a tipo fijo". 

Otros artículos interesantes:

Fernando Valdés: "No anticipamos que la inflación vaya a reducir la demanda de turistas a España"

¿Cambio de ciclo a la vista en las hipotecas? El alza de los tipos de interés que plantea el Banco Central Europeo podría frenar el crecimiento

Comisiones habituales de una hipoteca

Te recomendamos