Ahorrar dinero después de Navidad: cómo conseguir la dinámica perfecta

Probabilidades lotería de navidad
  • La dinámica de ahorro siempre debe hacerse para que los objetivos financieros que te has marcado los consigas: especialmente con el exceso de gasto de la Navidad.
  • Sigue leyendo para ver algunas recomendaciones para ahorrar dinero tras el periodo navideño y conseguir unos hábitos con tu dinero saludables.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La navidad es una época para compartir en familia, pero para nadie es un secreto que es una época muy comercial y con gastos extremadamente altos.

¿Cómo se puede reponer uno del derroche de estas fechas y ahorrar con una buena dinámica? 

Hace años, la Navidad fue una época de diversión familiar y festiva. La familia junto al calor del fuego, y un profundo sentimiento de buena voluntad hacia todos. Más tarde, sin apenas darse cuenta, se convirtió en iPads y juegos de ordenador. La importancia del exceso. 

Llevar una planificación financiera y un presupuesto es importante todo el año. Pero qué mejor que utilizar la entrada del año nuevo para coger al toro por los cuernos y lograr un hábito del ahorro que te sirva de manera constante.

Ahorrar siempre es más fácil si se sigue un sistema concreto. Muchas veces los gastos pequeños se terminan convirtiendo en una bola de nieve que es difícil sortear. 

Los denominados como gastos hormiga, imaginando a un pequeño ejército de hormigas que en vez de ir tomando un grano de arroz de un saco y vaciarlo a lo largo del día, toman un céntimo de tu cuenta y se lo llevan, sin que te des cuenta. No es mucho, pero son muchas hormiguitas trabajando constantemente.

El método más interesante para conseguir una dinámica perfecta tras las fechas navideñas sistematizando el ahorro es desarrollar unos hábitos que sean favorables para el futuro. 

Generalmente, los hábitos de ahorrar muchas veces simplemente suceden que por tomarlos nos saldrán automáticamente, sin que tengamos que pensarlo. Las hormigas no podrán acceder a tu saco de trigo, sino que tendrán que buscarse otra fórmula para seguir adelante.

Cualquier medida que pueda suponer un ahorro recurrente de 10 euros al mes puede merecer la pena. Esta es una cantidad decente que puede pagar un menú del día en muchos sitios (o en cadenas de comida rápida), la cantidad de electricidad que usa una pequeña familia en una semana, o una suscripción a un servicio de streaming.

Por tanto, ¿en qué te tienes que fijar para lograr esa dinámica de ahorro perfecta una vez que entra el nuevo ejercicio?

Cuidado con los gastos recurrentes y la comparación de precio

El hábito más depurado tiene que ver, y mucho, con que te sientes a echar números.

¿Tienes demasiadas suscripciones a servicios de Streaming? ¿Estás suscrito a varios periódicos online? ¿Apoyas en Patreon a youtubers a los que no ves? ¿Pagas un gimnasio al que no vas? Si dejas de utilizar estos servicios un mes, es que no los necesitas y lo puedes cancelar

¿Tienes algún otro servicio que no empleas lo suficiente como para ahorrar pagándolo puntualmente? ¿Podrías ahorrarte un gasto concreto con una compra puntual? Son preguntas que te tienes que hacer y si las reduces, serás capaz de tener un mayor ahorro con el paso del tiempo.

Para esto es muy interesante la comparación de precios cuando tengas que comprar algo. A veces el mismo producto se vende mucho más barato en otra tienda del centro comercial o en otra web

Quizás sea porque lo tengan de oferta o en promoción justo en ese momento o directamente porque tienen precios más bajos. Con esta regla he llegado a ahorrar en múltiples compras ocasionales y del día a día.

Pagar con tarjeta o en efectivo, he ahí la cuestión

Hay 2 alternativas posibles cuando tengas que hacer tus compras y que determinan si consigues una dinámica adecuada con el dinero: hacer los pagos con tarjeta o en efectivo. ¿Qué te interesa?

Los defensores de pagar todo con una tarjeta te comentarán la facilidad de controlar los gastos mirando los extractos, aparte de la ventaja de sin contacto en tiempos de pandemia. También hay tarjetas que “redondean” tus compras, y envían el redondeo a una cuenta de ahorro o a un producto de inversión y que pueden ser una opción para ahorrar algo.

Aquellos que defienden el pago de todo en efectivo te dirán que nos cuesta menos controlar a dónde se te va el dinero y que pagar con efectivo redunda en un menor gasto, debido a que tienes un “dolor psicolgico” al cambiar los billetes por bienes y servicios. 

Sea como fuere, si pagas con tarjeta, hazlo con una única tarjeta para controlar mejor los gastos. Si pagas en efectivo, apunta los gastos lo más rápido que puedas. 

Atención al daño de las compras impulsivas

Todo el mundo ha comprado de manera impulsiva, pero el sentimiento de culpabilidad no desaparece cuando vemos que eso que hemos comprado únicamente sirve para ocupar espacio en un cajón. 

Una de las recomendaciones más interesantes al respecto es que fijes cantidades y fechas exactas antes de comprar algo. Por ejemplo, 7 días si cuesta menos de 100 euros, quince si cuesta menos de 500 euros y un mes si cuesta menos de 1000 euros

Con ello establecerás un tiempo para saber si quieres el producto en realidad. Es una regla fácil de cumplir, ya que no renuncias al capricho. Muchas veces solo eso te quitará de muchas compras.

Revisión de suministros y comisiones bancarias

¿Tienes la opción más barata de electricidad o gas? ¿Puedes solicitar el bono social para la electricidad? ¿Puedes bajar la potencia contratada sin que te estropee tu nivel de vida (muchas veces se acaba contratando más de la cuenta)? Son preguntas que te tienes que plantear con el arranque del año para lograr el ahorro perfecto.

Pero también es hora de que revises tus productos bancarios. En los últimos años, la banca sin comisiones está disminuyendo o siendo cada vez más difícil, pero sigue siendo posible no pagar por estos servicios. Al menos los más esenciales.

Otros artículos interesantes:

Cuánto tiempo puedes vivir sin trabajar si ganas el Gordo de la Lotería de Navidad

Esta es la hipoteca que puedes pedir si cobras 20.000 euros al año

9 errores comunes que hacen que se disparen tus gastos a la hora de hacer obras en casa

Te recomendamos

Y además