Airbnb ha presentado de forma confidencial la documentación para proceder con su salida a bolsa

Brian Chesky, CEO of Airbnb, which reportedly will confidentially file its initial public offering paperwork later this month.
Mike Segar/Reuters
  • Airbnb presentó el miércoles de forma confidencial la documentación para proceder con su salida a bolsa 
  • Aunque todavía podría posponer o cancelar la OPV, este paso es el mayor indicador de que planea hacerse público este año.
  • La plataforma ha dado este paso a pesar del hecho de que el negocio  fue golpeado duramente por la pandemia del coronavirus y sus ingresos se redujeron en un 67% en el segundo trimestre.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Airbnb acaba de dar señales de que planea salir a bolsa este año, presentando confidencialmente toda la documentación para una oferta pública inicial.

La empresa, que anunció en un comunicado que había presentado los documentos, se negó a decir cuándo esperaba seguir adelante con la oferta, cuántas acciones planeaba vender, o a qué precio esperaba ofrecerlas.

Leer más: Airbnb impide reservar alojamientos a los menores de 25 años en España, Francia y Reino Unido para acabar con las fiestas

A principios de 2020, se esperaba que Airbnb saliera a bolsa a lo largo del año. Pero eso fue antes de que su negocio se viera afectado por la crisis del coronavirus. Con países alrededor del mundo cerrando sus economías y limitando el movimiento de sus ciudadanos, la industria de viajes colapsó y los ingresos de la compañía bajaron con ella. En mayo, el CEO Brian Chesky dijo que los ingresos de este año serían menos de la mitad de los que obtuvo el año pasado.

Para salvar el negocio, Chesky redujo el 25% de su personal, congeló el presupuesto de marketing de la empresa y contrajo una deuda de 2.000 millones de dólares (1.700 millones de euros al cambio actual). Como parte de la financiación de la deuda, la empresa aceptó que su valoración se redujera de 31.000 a 18.000 millones de dólares (de 26.000 a 15.000 millones de euros al cambio actual).

Pero para entonces, Airbnb ya se estaba recuperando. A finales de ese mes, el número de reservas de alquiler de vacaciones en todo el mundo había subido un 127% desde que tocase fondo en abril. Aún así, los ingresos de la compañía en el segundo trimestre cayeron a 335 millones de dólares (283 millones de euros), un 67% menos que en el mismo período del año anterior.

Airbnb ha estado bajo presión para salir a bolsa

Aún así, la OPV ya se veía venir, ya que Chesky dijo a los empleados el mes pasado que Airbnb había reanudado los planes para una oferta. Y The Wall Street Journal informó la semana pasada que la empresa solicitaría la oferta a finales de este mes.

La compañía ha estado bajo presión para salir a bolsa este año. Las opciones de compra de acciones de algunos de sus primeros empleados de la compañía caducarán este otoño si no se ejercen antes. Los empleados normalmente no pueden permitirse ejercer su derecho a menos que puedan inmediatamente vender sus acciones al público.

Es importante señalar que, aunque Airbnb presentó su documentación, esto no significa que vaya a hacerse pública. Otras compañías también dieron este paso el año pasado y nunca se hicieron públicas, como Postmates, que anunció el mes pasado que había llegado a un acuerdo para ser adquirida por Uber en su lugar. Del mismo modo, DoorDash presentó sus documentos de OPV de forma confidencial en febrero, pero aún no se ha hecho pública ni ha seguido adelante con el proceso.

El anuncio del miércoles indica que planea hacerse pública usando el método tradicional de OPV. En este proceso, las empresas emiten nuevas acciones que inmediatamente venden a grandes inversores, recaudando dinero en el proceso. Los inversores luego venden algunas de esas acciones en la bolsa de valores, creando un mercado público para ellas.

Antes de la pandemia, se esperaba que Airbnb se hiciera pública mediante un proceso alternativo, una cotización directa. Ese método es típicamente menos costoso que una oferta pública inicial tradicional, pero las compañías no pueden usarlo para recaudar fondos. En lugar de que la propia empresa venda acciones al público, sus accionistas venden acciones en una cotización directa.

LEER TAMBIÉN: Llega una ciclogénesis explosiva: qué es y cómo afectará a España

LEER TAMBIÉN: Trabajadores de Metro de Madrid alertan de que prevén un "desastre programado para septiembre" por la falta de maquinistas

LEER TAMBIÉN: 17 cosas que siempre deberías comprar de marca blanca

VER AHORA: Tiempo para el 'rally' de Navidad en bolsa: los expertos dudan de si las alzas de noviembre pueden dificultar las subidas de final de año en los índices

    Más:

  1. Airbnb
  2. Bolsa
  3. Trending