Pasar al contenido principal

Airbnb empieza a recuperarse de los efectos del coronavirus: su nuevo reto será atraer más turistas que su competidor Vrbo

El CEO de Airbnb, Brian Chesky.
El CEO de Airbnb, Brian Chesky. Mike Segar

Reuters

  • Airbnb ha registrado un repunte en sus reservas, según ha informado esta semana la compañía.
  • Desde hace un tiempo, la firma ha conseguido que el número de noches y los ingresos procedentes de las mismas aumenten año a año.
  • Según los datos de la plataforma, los viajes se concentrarán en destinos locales y de placer y descanso. 
  • Pese a que Airbnb empieza a mostrar resultados positivos, todavía tiene que recuperarse de la crisis del coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Airbnb empieza a resurgir.

Después de que su negocio se desmoronara por la crisis del coronavirus, la plataforma ha registrado en las últimas semanas un repunte de las reservas, como ha anunciado la compañía. Los clientes de Airbnb también se están gastando más dinero en las estancias, según los mismos datos.

"El turismo, como ha ocurrido con Airbnb, ha sido duramente golpeado por el COVID-19. Y aunque seguirá habiendo incertidumbre, nuestras cifras de reservas muestran que los viajes se están empezando a recuperar", indica la firma en un comunicado. 

Leer más: Así adaptan los dueños de pisos turísticos sus apartamentos para una temporada incierta: luces ultravioleta, interruptores que se activan solos y sellos que garantizan la desinfección

Entre el 17 de mayo y el 6 de junio de 2020, los usuarios de la plataforma en EEUU han reservado más noches para viajar en relación al mismo periodo del año anterior. En esa misma franja temporal, los ingresos percibidos por esos destinos han superado a los de la pasada temporada.

Y, desde febrero hasta ahora, es la primera vez que el valor de las reservas crece en tasa interanual —aunque las cifras de la compañía no tienen en cuenta modificaciones de fechas o cancelaciones—

La reactivación se ha ido produciendo a medida que los diferentes estados de EEUU y otros países del mundo han levantado las restricciones impuestas por el coronavirus.

A Airbnb le queda un largo recorrido hasta su total recuperación

A pesar de su repunte, a la compañía todavía le queda un largo camino hasta recuperarse de la crisis del coronavirus. Según dijo su CEO hace un mes, Brian Chesky: la facturación de la firma que dirige caerá un 50% en comparación con el ejercicio anterior. Por otra parte, las cifras de la consultora AirDNA muestran que las tasas de ocupación de los alojamientos de alquiler estarán entre 10 y 20 puntos porcentuales por debajo que la última temporada.

Además, parece que las preferencias de viaje están cambiando significativamente, algo que no beneficia a Airbnb, sino a un gran competidor: Vrbo. Las reservas se han duplicado de abril a mayo y ahí los consumidores han reflejado unas claras preferencias, optando por viajes de placer y descanso y por playas fuera de sus ciudades, aunque no muy lejos de donde residen. 

Leer más: Westin Palace, W de Barcelona o Paradores: estas son las medidas de seguridad contra el coronavirus que van a tomar algunos de los hoteles más icónicos de España

Los estadounidenses no dudaron al responder sobre cuál sería su primer destino tras la pandemia: casi la mitad coincidieron en que optarían por un lugar al que desplazarse en coche en un trayecto de un día, según una encuesta realizada por Airbnb.

La firma de análisis AirDNA ha señalado que ese tipo de turismo beneficia más a Vrbo que a la firma de Chesky. Las reservas de la primera suelen ser para vacaciones tradicionales y destinos de placer y descanso; mientras que las de la segunda tienden a ser visitas para conocer ciudades cercanas. 

"Con el debido respeto a Vrbo, aunque los consumidores puedan sopesar sus opciones vacacionales, Airbnb tiene muchas más opciones en todos los destinos", ha dicho a Business Insider un portavoz de Airbnb, Christopher Nulty.

Airbnb se centra en el turismo local

Airbnb sostiene que las nuevas tendencias de viaje le benefician.

Más de la mitad de sus reservas de mayo se han realizado a unos 320 kilómetros de distancia de las viviendas de los clientes, según los cálculos de Airbnb. En febrero esa cifra era menor, en torno a un tercio del total. 

En la misma línea que las tendencias del sector, los usuarios de la plataforma están prefiriendo viajar a destinos vacacionales y hacer viajes familiares, según los mismos datos. Un 55% más de las reservas incluyen, al menos, un niño entre los viajeros, en comparación con 2019.

Leer más: ¿Es seguro viajar? Los expertos analizan los riesgos asociados con volar en avión, reservar en un hotel o Airbnb, y alquilar coches durante la pandemia

Los destinos favoritos en EEUU son: el lago Big Bear en California, una zona vacacional en Los Ángeles, las playas de Miramar Beach y Panama City Beach en Florida y Las Montañas Humeantes en Carolina del Norte y Tennessee. 

Airbnb espera seguir capitalizando esa demanda y la tendencia local. La compañía planea promocionar este tipo de escapadas en su web, aplicación y a través de la publicidad por correo electrónico, según ha informado. La plataforma también está trabajando con organizaciones de turismo local en EEUU y del resto del mundo para contribuir a promocionar sus destinos.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además