Pasar al contenido principal

Airbnb retoma las conversaciones sobre su próxima salida a bolsa, algo impensable hace tan solo unas semanas

Brian Chesky, CEO y fundador de Airbnb.
Brian Chesky, CEO y fundador de Airbnb. REUTERS/Mike Segar
  • Airbnb ha retomado las conversaciones internas sobre su salida a bolsa en 2020.
  • Debido a la crisis del coronavirus, esto era prácticamente impensable hace unas semanas para el CEO de la plataforma de alquiler vacacional, Brian Chesky.
  • El frenazo del turismo por el coronavirus obligó a Airbnb a recortar su valoración interna en un 16% hasta los 24.000 millones y temió quedarse sin efectivo en tan solo un año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Lo que parecía imposible para Airbnb hace un mes, está ocurriendo.

Brian Chesky, CEO de la empresa, ha retomado las conversaciones internas sobre su salida a bolsa en 2020, según han declarado múltiples fuentes cercanas a la empresa a Axios.

La situación para la plataforma de alquiler vacacional es la siguiente:

Más y más compañías están valorando su salida a bolsa. Y ya no solo se atreven a hacerlo las empresas rentables y con una posición sólida en el mercado, sino también las tecnológicas que aún no lo son y que siguen perdiendo dinero.

Esto es posible gracias a que los inversores están, a menudo, dando a las empresas cierto margen y pasando por alto sus resultados recientes. A la hora de valorar a las compañías, los inversores están utilizando los resultados de 2019 para planear más allá de 2021, en lugar de los de estos últimos meses.

Para Airbnb, esto significa que podría salir a bolsa a finales del tercer trimestre sin ser muy perjudicada por sus resultados del primer y segundo trimestre.

El frenazo del turismo por el coronavirus obligó a Airbnb a recortar su valoración interna en un 16% hasta los 24.000 millones y temió quedarse sin efectivo en tan solo un año.

Pese a ello, los analistas consideraron que si conseguía salir la crisis, la compañía volvería con un negocio más próspero y fuerte.

Para lograr sobrevivir, Airbnb reforzó su posición de efectivo al principio de la pandemia al recaudar cerca de 2.000 millones de euros en nuevas deudas y capital, y, debido a que su actividad durante la pandemia cayó en picado, la plataforma redujo costes mediante grandes despidos que afectaron a una cuarta parte de su plantilla.

Por otro lado, el sector del turismo y el de la hostelería están empezando a ver finalmente la luz a final del túnel.

Leer más: Las búsquedas en Airbnb se disparan desde el anuncio de la desescalada: más turismo doméstico, estancias largas y en familia

Gracias al levantamiento de algunas restricciones, Brian Chesky dijo a Bloomberg que la plataforma había registrado más reservas en Estados Unidos entre el 17 de mayo y el 3 de junio, incluido el puente del Día de los Caídos, que durante el mismo período en 2019. También dijo que hubo un aumento en las estancias más largas, lo que puede deberse a que las personas que teletrabajan prefieren hacerlo desde otros lugares.

Y además