Airbnb sale hoy a bolsa: por qué sus acciones pueden tener potencial a largo plazo, según los expertos

Airbnb logo en el Louvre.
Reuters
  • La salida a bolsa de Airbnb será la última gran OPV del año en Wall Street y muchos expertos estarán pendientes de sus movimientos iniciales.
  • Sin embargo, los expertos apuntan a que la compañía puede tener un gran recorrido a largo plazo por la reactivación del turismo y el auge del teletrabajo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La salida a bolsa de Airbnb ya está aquí. 

Los inversores permanecerán más atentos que nunca a la cotización de la compañía californiana, dado que se ha convertido en la última gran OPV del año.

Muestra de ese gran apetito es el aumento de la compañía en las últimas horas del rango de cotización de las acciones de la empresa, para recibir una valoración inicial de entre los 39.000 y 42.000 millones de euros.

No cabe duda de que acapara muchos titulares. También, de los empleados de la propia empresa, que tienen intención de deshacerse de sus títulos en cuanto empiece a cotizar

Sin embargo, su puesta de largo en los mercados va mucho más allá de lo que pueda pasar en los primeros días de actividad bursátil. De hecho, ya hay expertos, según analizan desde The Motley Fool, que comienzan a hablar de Airbnb como una apuesta a tener en cartera de cara al largo plazo por algunos factores que seguirán siendo tendencia como el auge del teletrabajo y el incremento del turismo tras la crisis del COVID-19

El CEO de Airbnb, Brian Chesky, representa un "nuevo tipo de CEO": así ha liderado una compañía que ha pasado de estar cerca del colapso a afrontar una salida a bolsa de 25.000 millones

Estos serían factores de peso que podrían provocar que, de manera paulatina, el valor termine por despegar en bolsa en el próximo lustro, más allá del recorrido que pueda desempeñar una vez que toque la campana en su primer día en un contexto en el que sus ventas descendieron un 32% como consecuencia de la pandemia. 

El teletrabajo es uno de los grandes catalizadores

Si hay una tendencia que ha nacido en la pandemia, pero que probablemente se mantenga más allá de la crisis, parece ser el teletrabajo. Millones de trabajadores del sector financiero tuvieron que abandonar sus oficinas en marzo con la llegada de la primera ola, pero ahora muchos prefieren seguir así. 

“Más de la mitad de los estadounidenses que trabajan desde casa preferirían seguir haciéndolo en remoto, mientras que muchas empresas han podido gestionar el turno de trabajo desde casa con relativa fluidez”, describen los expertos de JPMorgan en una nota distribuida a sus clientes. 

“Para las empresas, también supone un beneficio, ya que pueden ahorrar en costes de oficina y en viajes de negocios, e incluso pueden intentar contratar empleados en partes del mundo donde puedan pagarles menos”, añaden estos expertos.

Videollamada de teletrabajo
Videollamada de teletrabajo

Getty Images/FreshSplash

En este sentido, sería fácil que Airbnb se aproveche de esta tendencia. En un futuro no muy lejano, habrá incontables empleados trabajando a distancia, especialmente los más jóvenes, que pueden optar por conectarse desde una playa lejana o desde cualquier destino que elijan visitar. 

“Airbnb ofrece una clara ventaja sobre los hoteles, ya que permite el acceso a cocinas, ofrece estadías a largo plazo y tiene una amplia gama de precios y opciones, lo que permite a los viajeros a satisfacer fácilmente sus necesidades”, cuentan desde JPMorgan. “Todo esto debería reflejarse en su cotización a largo plazo”, añaden. 

La normalización turística, uno de los motivos para seguir creciendo

La economía del turismo mundial es enorme. Según la ONU, da trabajo a una de cada 10 personas en todo el planeta y es indirectamente responsable del sustento de cientos de millones más. 

En 2017, el turismo contribuyó con ingresos directos de 1,6 billones, o el 2% de la economía mundial, y esa cifra se duplicó con respecto a la década anterior. Gracias a tendencias como las anteriores, la economía turística parece estar preparada para crecer a un ritmo similar durante la próxima década.

“Airbnb y el uso compartido de viviendas lo están acelerando aún más al abrir partes del mundo que antes eran difíciles de visitar, expandiendo la oferta de alojamiento y brindando a los anfitriones una nueva fuente de ingresos valiosa”, aseguran desde The Motley Fool.

Una visitante durante la reapertura de La Alhambra‎ en Granada.
Una visitante durante la reapertura de La Alhambra‎ en Granada.
Jon Nazca/ Reuters

“Si la economía del turismo se duplica durante la próxima década, eso se traducirá en 1,6 billones de gastos en viajes y experiencias, lo que proporciona a Airbnb a acceder a aún más grande”, resaltan desde JPMorgan. 

El crecimiento anual del valor bruto de reservas creció del 73% en 2016 al 29% en 2019, pese a la reciente desaceleración como consecuencia de la pandemia. “La mejora en el espacio de los viajes deberían conducir a Airbnb a un crecimiento sostenible en el futuro”, comentan los analistas de Jefferies en una nota distribuida a sus clientes. 
 

Otros artículos interesantes:

Airbnb está reanudando los planes de salir a bolsa mientras el negocio se recupera lentamente

"Recoge la llave de tu Airbnb en este bar": los hosteleros se hartan e instalan taquillas de pago

15 cosas que he aprendido sobre hoteles y Airbnb después de viajar por el mundo durante un año

Te recomendamos

Y además