El aire acondicionado podría favorecer la propagación del coronavirus al llevar las gotículas más lejos, según un estudio en China que advierte de la necesidad de distanciar las mesas en los restaurante tras el fin del confinamiento

Clientes en un restaurante en el centro de Toronto, Canadá, el 28 de enero de 2020.
Clientes en un restaurante en el centro de Toronto, Canadá, el 28 de enero de 2020.
Carlos Osorio/ Reuters
  • Un estudio centrado en el contagio de coronavirus de tres familias en un restaurante de Guangzhou (China) a finales de enero apunta a que el aire acondicionado podría facilitar la propagación de gotículas infecciosas.
  • El restaurante no tenía ventanas y el tiempo en el que las tres familias coincidieron en el local fue de aproximadamente una hora.
  • Según las conclusiones, los comensales estaban sentados a distancias superiores de un metro, por lo que por las gotículas "no podría explicarse el contagio".  Su propagación entre las mesas pudo deberse al flujo de aire generado por el aire acondicionado.
  • Para evitar posibles contagios de coronavirus, el informe concluye que los restaurantes deberían aumentar la distancia entre mesas, favorecer la ventilación y monitorizar la temperatura del local.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un estudio elaborado por investigadores chinos apunta a que el aire acondicionado podría favorecer la expansión de gotículas, haciendo que lleguen más lejos de lo habitual.

La investigación se centra en analizar un brote de COVID-19 ocurrido en un restaurante en Guangzhou, (China), en el que tres familias sin relación aparente resultaron infectadas. 

Según las conclusiones del informe, "el flujo de aire generado por el aire acondicionado podría haber propagado las gotículas entre las mesas. Ya que por sí solas no podría explicarse el contagio debido a la distancia entre los afectados".

El equipo de científicos analiza en el informe la infección producida en un total de 10 pacientes, pertenecientes a tres familias diferentes, ocurrida entre el 26 de enero y el 10 de febrero de 2020.  El primero de los afectados, regresó desde Wuhan,  (paciente A1 sin síntomas aunque más tarde desarrolló la enfermedad) y comió al día siguiente con su familia en el restaurante. Las otras dos familias  (famila B y C) se encontraban en mesas cercanas.

El restaurante era un espacio sin ventanas y con aire acondicionado para la ventilación, con distancia de aproximadamente un metro entre mesas. El tiempo en el que las familias coincidieron en el local fue de más o menos una hora, de acuerdo a los datos del estudio.

Leer más: Austria y República Checa reabren tiendas y comienzan a levantar las restricciones por el coronavirus: los países que vuelven a la normalidad y los que nunca llegaron a cerrarse

La transmisión del brote en este escenario no puede ser explicado por gotículas en el aire, ya que estas permanecen suspendidas por poco tiempo y no superan el metro de distancia. Por lo que los investigadores apuntan a que la corriente generada por el aire acondicionado debió ayudar en la propagación de las partículas por el aire entre las mesas, haciendo que estas superaran la distancia habitual.

"Las distancias entre el paciente A1 (individuo que llegó de Wuhan) y las personas en otras mesas, especialmente las de la mesa C, fueron todas > 1 metro. Sin embargo, un fuerte flujo de aire desde el aparato de ventilación podría haber propagado gotitas de la mesa C a la mesa A, luego a la mesa B y luego a la mesa C" sugiere Jianyun Lu del Centro de Guangzhou para el Control y Prevención de Enfermedades y autor principal del informe.

El primer paciente tuvo ese mismo día fiebre y tos. En dos semanas, cuatro miembros más de su familia, tres de la segunda familia y dos de la tercera familia se habían contagiado de COVID-19.

No obstante, el equipo de investigadores afirma que la investigación tiene limitaciones, ya que no se llevaron a cabo ni "un estudio experimental que simulara la ruta de transmisión del aire, ni realizaron prueba serológicas a miembros asintomáticos u otros comensales".

En un momento en el que algunos países comienzan a pensar cómo ir abandonando las medidas de confinamiento, el informe hace un llamamiento a extremar las medidas de seguridad en los locales públicos.

"Para evitar la propagación de COVID-19 en restaurantes, recomendamos fortalecer la vigilancia de monitorización de temperatura, aumentar la distancia entre las mesas y mejorar la ventilación", concluye el informe.

LEER TAMBIÉN: "Creo que nadie fue capaz de avistar el alcance de propagación que ha tenido este virus": uno de los mayores fabricantes de respiradores a nivel mundial explica cómo se afronta la situación en España

LEER TAMBIÉN: España tendrá que comunicar antes de junio cómo rastreará a los ciudadanos para combatir el coronavirus

LEER TAMBIÉN: De Adrià a Joan Roca: 16 de los mejores cocineros del país lideran una campaña para que todos los restaurantes puedan volver a abrir sus puertas

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. Ciencia
  4. Top