Pasar al contenido principal

Los AirPods han tenido un año clave en 2019, una prueba más de que se están convirtiendo poco a poco en uno de los productos más importantes de Apple

Apple's AirPods had a breakout year in 2019, and it proves that they're slowly becoming one of the company's most important products
Crystal Cox/Business Insider
  • Con dos nuevos modelos en el mercado y con la expectativa de que las ventas crezcan el año que viene, 2019 ha sido un año clave para los AirPods de Apple.
  • Apple lanzó los AirPods Pro de 279 euros en octubre, ofreciendo cancelación activa del ruido y un diseño nuevo. También lanzó una versión actualizada de los AirPods clásicos a principios de 2019.
  • Los analistas pronostican que Apple venderá alrededor de 85 millones de unidades de AirPods en 2020, lo que significaría un aumento sustancial respecto a los 60 millones que se calcula se venderán en 2019.
  • El éxito de un producto como AirPods es más importante que nunca para Apple, ya que busca compensar la caída de los ingresos del iPhone.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los AirPods de Apple existen desde el año 2016, pero los auriculares inalámbricos han experimentado un año decisivo en 2019 que los ha vuelto a situar en el punto de mira.

El éxito de gadgets como los AirPods es especialmente importante para Apple en 2019, ya que pretende impulsar sus ingresos e iluminar el crecimiento en otros ámbitos de la empresa mientras lucha contra la ralentización de las ventas de su producto más importante: el iPhone.

Existen un par de razones por las que parece que los AirPods han estado presentes en todos lados durante este año. Por un lado, Apple ha lanzado nuevas versiones de los AirPods por primera vez desde su lanzamiento en 2016, lo que ha atraído tanto a los primeros usuarios que buscan una mejora como a quienes los compran por primera vez. En segundo lugar, la demanda de auriculares inalámbricos en general parece ser más fuerte que nunca, ya que las estadísticas de la International Data Corporation sugieren que son la categoría de mayor crecimiento en la industria de los wearables, superando a los relojes inteligentes y a las pulseras de fitness.

Durante años, Apple se ha enfrentado a una presión cada vez mayor en busca de reproducir el éxito del iPhone con un nuevo y exitoso dispositivo. Puede que los AirPods no sean tan influyentes como el iPhone, pero seguramente tengan el éxito suficiente para demostrar que Apple todavía puede innovar, especialmente porque al parecer está trabajando en grandes proyectos a largo plazo como cascos de realidad aumentada y tecnología relacionada con coches autónomos que podrían tardar años en llegar. También le da a Apple la oportunidad de monetizar aún más su actual base de usuarios de iPhone, ya que las ventas de smartphones se han estancado.

Leer más: Todos los productos que Apple va a lanzar en 2020: del iPhone 12 a un nuevo iPad Pro

"Diría que los AirPods son el segundo producto de hardware más importante de Apple, después del iPhone", resume Patrick Moorhead, presidente y principal analista de la empresa de asesoramiento tecnológico Moor Insights & Strategy.

¿A qué viene tanto hype?

Parte de ese aumento de la demanda de auriculares inalámbricos como los AirPods podría ser el resultado de que los dueños de smartphones están mejorando sus dispositivos más antiguos a modelos más recientes que carecen de conectores de auriculares.

"Es una combinación de una tecnología cada vez mejor y de la desaparición de las clavijas para auriculares", afirma Avi Greengart, fundador y analista principal de la empresa de investigación de mercado Techsponential. "Así que tienes prácticamente una tormenta perfecta".

Y, lo más importante, simplemente funcionan bien. Una de las cualidades destacadas de los AirPods que probablemente ha contribuido a su popularidad es el nivel de comodidad que ofrece a los propietarios del iPhone. Al abrir la tapa, los auriculares inalámbricos se emparejan automáticamente con el iPhone después de conectarlos por primera vez, una capacidad que parece haber inspirado a rivales como Samsung.

"El producto es de tan alta calidad y la experiencia es tan buena que creo que se ha convertido en un periférico imprescindible si estás dentro del ecosistema de Apple", comenta Moorhead.

Los nuevos AirPods son un éxito

En marzo, Apple actualizó sus AirPods originales con prestaciones superiores, conexión de manos libres Siri y carga inalámbrica opcional. Sin embargo, fueron los AirPods Pro, que se estrenaron en octubre, los que volvieron a poner a los AirPods en el centro del panorama. Los nuevos AirPods Pro, de 279 euros, aportan muchas funciones esenciales que los auriculares sin cable de Apple no tenían en comparación con los de la competencia, como la cancelación activa del ruido y la resistencia al agua.

Apple no divulga las cifras de ventas o los ingresos concretos derivados del negocio que mueven los AirPods. Sin embargo, los datos que sí comparte públicamente, así como las predicciones de terceros, sugieren que a los AirPods les ha ido muy bien. La división de wearables, hogar y accesorios de la compañía —que abarca a los AirPods además de productos como los Apple Watch, el altavoz HomePod y los cascos Beats— creció un 54% en el cuarto trimestre fiscal de la compañía en 2019. Esto la hace más grande que la división de iPad y casi tan grande como el negocio de Mac de la compañía.

Leer más: Los próximos 10 años de Apple incluirán coches de conducción autónoma, gafas inteligentes y, sí, un iPhone mucho más rápido

Las estimaciones de terceros también sugieren que los auriculares inalámbricos de Apple han tenido un año muy próspero. Las ventas de los AirPods prácticamente se duplicaron en 2019 hasta alcanzar los 6.000 millones de dólares y se espera que generen 15.000 millones de dólares en ingresos en 2020, según escribió recientemente el analista de Bernstein, Toni Saccconaghi, en una nota publicada por la CNBC. Sacconaghi también ha pronosticado que Apple podría vender 85 millones de unidades de AirPods en el 2020, lo cual representaría un aumento con respecto a los 60 millones de unidades que se espera que Apple venda durante el 2019, según Bloomberg.

La popularidad de los AirPods también ha llevado a Apple a convertirse en un actor importante en la industria de los wearables. Apple representa actualmente el 35% del mercado de los wearables, según la International Data Corporation, en gran parte gracias al éxito de los AirPods, los auriculares Apple Watch y Beats.

La actual iteración de los AirPods es probablemente sólo el comienzo, según Moorhead. Mirando hacia el futuro, en un plazo de entre cinco y diez años, Moorhead considera que los AirPods funcionarán como un dispositivo informático autónomo, lo que podría proporcionarles una propuesta de valor aún mayor para los devotos de Apple.

"En algún momento, imagino que los AirPods funcionarán por sí solos y se conectarán a LTE y 5G y serán realmente un ordenador", señala Moorhead. "No tendrás que tener tu iPhone contigo".

Y además