Airspeeder quiere coches voladores para todos: esta es la startup que ya planifica carreras aéreas de alta velocidad

Airspeeder
Airspeeder
  • Airspeeder, fundada en 2016, quiere organizar"la primera carrera de coches voladores eléctricos del mundo", tal y como ha afirmado su CEO, Matt Pearson, a Business Insider.
  • Para muchas formas de transporte, las carreras han sido una oportunidad para el desarrollar su tecnología con menos restricciones, lo que se ha traducido en mejoras de la seguridad y el rendimiento en automóviles o aviones.
  • "No es sólo un proyecto innovador, se trata de terminar creando vehículos voladores para todos", ha afirmado Pearson.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A estas alturas, si hay que creer en la ciencia ficción de la década de 1960, existiría comida en forma de píldoras, una sociedad sana y feliz, mayordomos robot y coches voladores para llevar a las personas al trabajo. Este último punto es cada vez más realista.

Si bien cada año se conocen innumerables conceptos de automóviles voladores, un proyecto llamado Airspeeder está más cerca de los cielos que todos los demás.

El CEO de Airspeeder, Matt Pearson, anunció este proyecto con un modelo a escala realista, pero todavía sin finalizar, en el Festival de Velocidad de Goodwood de 2019. La idea era ambiciosa: ser la primera empresa en organizar carreras áreas con coches voladores.

Airspeeder quiere mostrarle al mundo que no solo los automóviles voladores son una posibilidad real, sino que están llegando más rápido de lo que la gente imagina. 

Business Insider ha hablado con el CEO de la empresa, Matt Pearson, para que explique en qué punto se encuentra ahora el proyecto y cuándo se celebrarán las primeras competiciones de carreras aéreas. 

"La verdadera misión es crear el mejor vehículo volador del mercado, y las carreras funcionan como catalizador que impulsa la industria y que desarrolla un producto que todos pueden demostrar", matiza Pearson. 

"No es solo un proyecto de innovación, sino que se trata de desarrollar una tecnología  que, en última instancia, ofrecerá vehículos para todos". 

Uber quiere vender parte de su negocio de coches voladores, lo que genera dudas sobre sus planes de lanzarlos en 2023

Muchos fabricantes que se están involucrando en el mercado de los vehículos voladores se han centrado en vencer los problemas que supone la certificación y regulación de sus coches. Mientras tanto, Pearson ve el trabajo de Airspeeder como un espacio seguro para traspasar los límites sin tener que preocuparse por normativas y leyes; así puede avanzar  en el desarrollo. 

El punto de vista de Pearson sobre  la función de Airspeeder es similar a cómo se aceleró el desarrollo de los aviones a principios del siglo XX. 

"La primera carrera de hidroaviones se celebró en Mónaco en 1913. Aquellos aviones tenían una velocidad máxima de unos 60 kilómetros por hora, 18 años después ya volaban a 640 kilómetros por hora", explica el CEO de Airspeeder. 

Sin carreras, competencia y desarrollo, ¿se habrían desarrollado los aviones con la misma rapidez? ¿Y los coches? Hace mucho tiempo, cuando no había apenas restricciones presupuestarias o normativas, los fabricantes de automóviles tenían la libertad de experimentar y desarrollar sus automóviles como mejor les pareciera. Esto ya no es así.

"Nuestro papel es convertirnos en ese lugar en el que la industria experimenta con la mejor tecnología disponible sin importar tanto el coste, y sin tener que preocuparse demasiado por lidiar con el enorme precio que implica cumplir las regulaciones", argumenta Pearson. 

"Airspeeder es capaz de crear un entorno controlado y seguro para probar nuevas tecnologías y llevarlas al límite", añade. 

Las lecciones aprendidas al extraer el rendimiento de los motores, la aeronáutica y todos los demás componentes que forman parte de un automóvil de carreras volador pueden afinarse y aplicarse a vehículos de consumo, comerciales e incluso militares. 

6 startups de coches voladores que darán rendimiento años antes de que estos taxis despeguen, según fondos de capital riesgo y expertos

""Las carreras son importantes para mejorar el rendimiento del vehículo, pero también han servido para traer cinturones de seguridad, mejores frenos y espejos retrovisores, todos los elementos que se dan por sentados en un coche", opina Matt Pearson.

La competición de carreras Airspeeder estará formada por vehículos diseñados y construidos por Alauda, empresa también fundada por Pearson. 

Alauda es la compañía que está trabajando en el desarrollo necesario para que los vehículos voladores funcionen, y actualmente está probando un vehículo llamado Mk III, que después será reemplazado por el modelo Mk IV, el primero que entrará en competición.

"El Mk III es un paso intermedio, ya de tamaño completo. Todavía está diseñado para volar sin tripulación, pero hay espacio adentro para un humano", auncia el CEO de esta empresa.

"Los controles son una versión ampliada de los controladores de un dron o de un mando de la Xbox", explica Pearson. "Tienes dos joysticks y la forma de utilizarlos es casi idéntica".

Los límites de las capacidades de las naves aún se están probando, y aún queda por ver hasta qué punto serán esos límites seguros para los humanos: "Una cosa es que se trate de un dron, pero si tienes una persona dentro hay que cuidarla".

¿Cómo pasaron Pearson y su equipo de un modelo a escala en Goodwood 2019 hasta aquí? Simple: personas y pruebas. El equipo ha crecido y han comenzado las pruebas, trabajando rápidamente para que Airspeeder sea una realidad de la manera más segura posible

¿Cuándo serán las primeras carreras y quiénes van a ser los pilotos?

Si bien el MK III no está del todo listo para el vuelo humano, Pearson dice que 2021 es el objetivo de las pruebas operadas por pilotos. Algunos deportistas de otras competiciones de carreras ya han mostrado interés en participar, aunque sus nombres no han trascendido.

El proceso será progresivo: se empezará con carreras a contrarreloj, después se pasará a carreras de arrastre, carreras de persecución, carreras de circuito entre 2 pilotos y, finalmente, una carrera tradicional con toda la parrilla completa.

¿Y si estos vehículos chocan y se estrellan en plena carrera? Ya se trabaja en que esta posibilidad no ocurra: una burbuja virtual rodeará cada coche y empujará suavemente a los competidores a una distancia segura para evitar el contacto con otros corredores.

Las primeras carreras se celebrarán en desiertos, sobre el agua y también en lugares alejados de edificios y grandes estructuras. 

Pearson no quiere desvelar quiénes van a ser los primeros en conducir estos coches y participar en carreras, aunque ha dejado caer que son pilotos con experiencia en la Fórmula 1.

LEER TAMBIÉN: Cuánto dinero tendrías hoy si hubieras invertido 1.000 euros en Tesla, Zoom, Netflix, Moderna, BioNTech y otras ganadoras de la pandemia el pasado 1 de enero

LEER TAMBIÉN: Así es Neom, la ciudad de Arabia Saudí donde habrá coches voladores y dinosaurios

LEER TAMBIÉN: Hyundai planea lanzar sus coches voladores en 2028 y está desarrollando varios modelos

VER AHORA: “España necesita un cambio radical en el modelo educativo" si quiere capacitar a los alumnos para tener éxito profesional en el futuro, según el presidente de ISDI