Albergues en el Camino de Santiago: todo lo que tienes que saber

Albergue del Camino de Santiago

Getty Images

Lo más habitual a la hora de realizar el Camino de Santiago es pernoctar en albergues, el tipo de alojamiento más barato —y en ocasiones, gratuito— y que más concentra la esencia de la Ruta Xacobea. Entre las ventajas de dormir en un albergue no solo está el ahorro, sino hacer amistades, conocer a muchos otros peregrinos y tener una conexión más fuerte con el Camino. 

Por supuesto, no son todo ventajas: algunos albergues están mal cuidados y acondicionados, son menos cómodos, padecen mucha saturación o no están bien adaptados para personas con discapacidad o lesiones. La gran mayoría no admiten perros, algo que deberás tener en cuenta si vas a viajar con tu mascota.

Qué comer en cada pueblo del Camino De Santiago: el plato típico de cada lugar

Si hablamos de albergues públicos, la Rede Pública de Albergues do Camiño de Santiago en Galicia —nacida en 1993— toma como modelo la propia red de hospitales medievales. A día de hoy tiene unos 70 centros en la comunidad autónoma y más de 3.000 plazas públicas. 

Otra opción es la de los hostales, posadas y pensiones cuando no encuentras sitio en un albergue, algo que puede suceder en varias etapas si te inclinas por el Camino Francés en verano y no has previsto la caminata con suficiente antelación. Este tipo de alojamientos tienen un nivel inferior a un hotel, pero brindan más calidad de servicio y mayor intimidad que los albergues.

Las pensiones, hostales y posadas tienen un precio ligeramente superior o similar a los albergues de tipo privado, con precios por noche que rondan los 20 euros aproximadamente, pudiendo varias si la habitación o el baño son de carácter compartido o privado. 

¿Cuánto cuestan los albergues para el Camino de Santiago? Diferencias de precios de los públicos y privados

Mejores albergues del Camino de Santiago

Desde la web Pilgrim.es analizan las diferencias entre los albergues públicos y privados para el Camino de Santiago. En los públicos deberás ser raudo o confiarte a la suerte, ya que las plazas se reparten según el orden por el que lleguen los peregrinos.

Además, tienen preferencia los romeros que llegan a pie por delante de los peregrinos que hacen el Camino de Santiago en bicicleta o a caballo. Solamente se puede pernoctar durante una noche y no se permiten reservas previas, una de las grandes diferencias con relación a los albergues privados. 

Por otro lado, algunos albergues públicos son totalmente gratuitos. Aunque varios de ellos no cobran, solicitan un pequeño donativo a voluntad para gastos de mantenimiento. En el caso de los que sí cobran, la cantidad es simbólica y hace que la experiencia resulte muy barata: rondan entre los 5 y los 10 euros. 

¿Cómo elegir las mejores botas de montaña para hacer senderismo?

Otra distinción con respecto a los albergues privados es que son más modestos y tienen menos comodidades. No en todos encontrarás cocina, secadora o lavadora. 

Antes de pasar a los albergues privados, también existen los albergues parroquiales, aquellos que dependen de la entidad religiosa a la que pertenecen. Tampoco cobran y funcionan a través de donativos. Su aforo es de los que más rápido se cubre, por lo que es fácil quedarse sin cama.

Los albergues privados del Camino de Santiago son más costosos, pero ofrecen una mayor calidad. Su precio es asequible, ya que el rango oscila entre los 8 y los 12 euros por noche. 

Tienen más comodidades como lavandería o WiFi, pero también es aconsejable reservar plaza si vas a hacer la Ruta Xacobea en verano, especialmente en las etapas de Sarria a Compostela del Camino Francés, las más saturadas. 

Aplicaciones, recursos y plataformas donde encontrar los mejores albergues

Puedes realizar búsquedas y/o reservas de albergues para el Camino de Santiago en las siguientes aplicaciones y páginas web.

  • Albergues del Camino de Santiago: Una completa web con recomendaciones, guías, un buscador a través de Booking y toda la información por provincia de cada uno de los albergues, con precios, número de plazas y fechas en las que está abierto, así como imágenes y prestaciones que ofrece.
  • Camino de Santiago: En caminodesantiago.gal podrás encontrar toda la información útil sobre la ruta de peregrinación, incluyendo un buscador de albergues de la Rede pública de Albergues do Camiño de Santiago en Galicia. Puedes filtrarlos por ayuntamiento y encontrar los más valorados.
  • Pilgrim.es: Otra web de referencia para quienes echan a andar en busca de la tumba del apóstol. Podrás buscar los albergues más destacados y recomendables en cada una de las rutas del Camino de Santiago, así como los enlaces a las páginas web de cada uno. 

5 recomendaciones para elegir albergue en el Camino de Santiago

Albergue de Pereje
  • Ten cautela y reserva plaza en los albergues privados, especialmente si viajas en verano: La antelación es muy importante, sobre todo al hacer el Camino Francés en los meses de junio a septiembre. Esta ruta acapara cada año a más de la mitad de los peregrinos. 
  • Si vas a dormir en un albergue público o por donativo, lo esencial es ser madrugador para completar la etapa y llegar pronto, ya que se completa el aforo por orden de llegada.
  • Organízate especialmente bien si vas a hacer el Camino de Santiago con perro, puesto que la gran mayoría de los alojamientos no permiten pernoctar con tu querida mascota. "Cuantos más tramos hagas, mayor debe ser la antelación", recomienda Mercè Jiménez García, fundadora de la plataforma Turismo Canino. Los hoteles o alojamientos que lo permiten te costarán 35 o 40 euros.
  • Buena organización logística: Según el recorrido planificado, deberás fijarte en la ubicación de cada albergue, estratégicamente situado al principio y al final de cada etapa oficial. Sin embargo, en las rutas más concurridas, como el Camino Francés, Portugués o del Norte, también los hay en puntos intermedios entre etapas.
  • Si la libertad de entrada y horario es clave para ti, quizás sea mejor la opción del albergue privado. De todos modos, en todos ellos debes ser una persona cuidadosa con los horarios de los demás y el ruido, ya que lo habitual es levantarse antes de que salga el sol para echar a andar.

Sobre todo, disfruta de la experiencia de dormir en un albergue y cocinar, charlar, compartir momentos y experimentar vivencias con otros peregrinos de diferentes procedencias, edades y culturas. El encanto de pernoctar en estos alojamientos reside, desde hace siglos, en la conexión humana y el sentido espiritual de viajar con lo puesto hacia el mismo destino. 

Otros artículos interesantes:

Dónde se inicia el Camino de Santiago y cuántos kilómetros se hacen, según la ruta

11 claves para prepararte física y mentalmente para hacer el Camino De Santiago

Cómo planificar el camino de Santiago con perro: todo lo que debes saber, según la fundadora de Turismo Canino

Te recomendamos