Alberto Morla, Responsable de Transición Energética de Groupe PSA: “Si en 2020, Groupe PSA y marcas como Citroën cuentan con el actual abanico de productos electrificados es porque previamente se han tomado las decisiones correctas”

Alberto Morlas, Director de Transición Energética de PSA
  • El nuevo SUV Citroën C5 Aircross Hybrid y el Citroën ë-C4 “son modelos en línea con la marca Citroën, con un confort excepcional y el máximo respeto al medioambiente”.
  • “La misión de la compañía es cumplir todas las legislaciones y proveer de todas las soluciones de movilidad que demande el cliente”. 
  • “La transición energética es la evolución de los fabricantes desde el modelo de negocio de motores de combustión a la movilidad eléctrica”.
  • Descubre más historias en el especial #ElectricForAll

El sector del automóvil se encuentra inmerso en una época de cambios. Está claro que la transición energética es una realidad que ha llegado para quedarse. El rumbo de los fabricantes y las medidas adoptadas tanto por el Gobierno como por la Unión Europea, dirigen al sector a un panorama electrificado que, paso a paso, sigue creciendo y ganando nuevos adeptos.

En Groupe PSA en general, y Citroën en particular, este cambio no ha pillado en fuera de juego. Desde hace más de un año, cuentan con una posición en su organigrama ocupada en la Transición Energética, entendida como “la evolución de todos los fabricantes de automóviles desde un modelo de negocio basado en motores de combustión al paso de manera ordenada a la movilidad eléctrica.” El responsable de esta definición es Alberto Morla, Responsable de Transición Energética para España y Portugal de Groupe PSA, con quien hemos hablado en Business Insider para conocer la actualidad y planes de Citroën.

 “Si en 2020, Groupe PSA y marcas como Citroën cuentan con el actual abanico de productos electrificados es porque previamente se han tomado las decisiones correctas”, continúa Morla. Recordamos que la marca gala acaba de lanzar la versión híbrida enchufable del nuevo SUV Citroën C5 Aircross y el nuevo Citroën ë-C4, versión 100% eléctrica del renovado Citroën C4. “Son dos propuestas perfectamente orientadas a cada tipo de cliente, teniendo en cuenta su rango de utilización y las posibilidades de recarga. Si necesitamos un vehículo para realizar un trayecto diario de lunes a viernes de alrededor de 50 kilómetros pero, al mismo tiempo, también hacemos viajes largos, el C5 Aircross es perfecto gracias a los 55 km de autonomía 100% eléctrica que posee. Si tenemos posibilidad de recarga, el Citroën ë-C4 cuenta con una autonomía destacada de 350 km. Además, está fabricado en la planta de Villaverde. Son modelos en línea con la marca Citroën, con un confort excepcional y el máximo respeto al medioambiente”, añade.

 

Citroën

De hecho, la medida impuesta por la Unión Europea denominada Corporate Average Fuel Emissions (CAFE) obliga a los fabricantes a trabajar para cumplir dicha normativa con planes específicos: “Hay que alinear tanto el CO2 de los vehículos térmicos como el de los vehículos electrificados a toda la estructura, red de concesionarios y nivel interno y externo de cada país. Es necesario para lograr este objetivo, que no es ni más ni menos que cumplir la normativa CAFE, que nos pide a los fabricantes unas emisiones de 95 gramos de CO2 por cada 100 km recorridos. Para ello, el 50% de la gama de Gropue PSA ya está electrificada. Cuenta con una versión híbrida enchufable o con una 100% eléctrica”, matiza Morla.

“Tenemos que aprender a gestionar los tiempos de recarga y saber dónde puedo recargar en infraestructura pública” 

Marcas como Citroën están dando los pasos correctos para ofrecer una gama más completa. Actualmente, cuenta con 4 tecnologías (100% eléctrico, híbrida enchufable, gasolina y diésel), pero conseguir que el usuario dé el paso definitivo y adquiera un vehículo electrificado no es fácil. Un reto en el que la marca francesa trabaja: “Donde antes había una capacidad en carburante ahora hay una batería que se mide en kWh, hay que tener en cuenta ahora qué potencia tengo contratada en casa, si puedo poner un poste de recarga o a cuánto estoy pagando el kilovatio. Dudas que se van desgranando”. 

Citroën

“Una de las ventajas de la movilidad eléctrica, además de la descarbonización, es que la utilización de estos vehículos es sustancialmente más económica que un vehículo térmico. La electricidad es más barata y más limpia en un país como España que tiene un alto porcentaje de energía renovable. La cuestión es que hay que cambiar totalmente el paradigma de lo que estábamos acostumbrados. Tenemos que aprender a gestionar los tiempos de recarga y saber dónde puedo recargar en infraestructura pública, que es vital para que el vehículo 100% eléctrico triunfe y hacer su utilización más sencilla”, explica.

El concesionario es la piedra angular con el cliente

Para dar este paso, el papel de las concesiones es vital: “El concesionario tiene un papel muy importante porque es el enlace físico con el cliente. Hay mucha información en internet, prensa, medios especializados, pero cuando quieres probar el coche, nada mejor que el concesionario para explicarte en la práctica cómo funciona la tecnología electrificada de Groupe PSA. De este modo, podrás probar el coche, sabrás cómo recargar el vehículo en casa, cuánto cuesta un punto de carga… El concesionario es la piedra angular con el cliente”.

Saber el tiempo que convivirá la tecnología eléctrica con los motores térmicos no es fácil. Sin embargo, Morla tiene una respuesta clara y concisa: “Exactamente el papel que quieran los clientes. Si el mercado acelera en electrificación somos capaces de seguirlos y si los térmicos aguantan más, también somos capaces de seguirlo. La misión de la compañía es cumplir todas las legislaciones y proveer de todas las soluciones de movilidad que demande el cliente”, añade.

España y la transición energética: mucho trabajo por hacer

En el barómetro de electromovilidad publicado por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) se indica que las previsiones de electrificación de España no van a la velocidad deseada por los fabricantes. España tiene muchísimo margen de mejora; de hecho, este informe refleja que, actualmente, somos el último país en tener un ecosistema eléctrico óptimo. 

“Destacaría que tenemos mucho por mejorar y creo que es necesario que todos los actores de la sociedad relevantes en este aspecto vayan en la misma dirección. El sector del automóvil pesa más de un 10% del PIB en nuestro país. Hay que acompañar el reto y entender lo que supone. Debemos reducir las emisiones de CO2, pero debe ir acompasado para no poner en riesgo la estabilidad del sector del automóvil dentro del propio país”, expone Morla.

En este escenario, hay que destacar los planes de ayuda impulsados por el Ejecutivo, que ayudan a la compra de coches propulsados por nuevas tecnologías: “Son importantes porque al final la normativa de emisiones está dirigida a los fabricantes con fuertes multas si no las cumplimos, pero el beneficio es para toda la sociedad. Los gobiernos tienen que apuntar claramente cuál es la dirección a seguir. Los planes de ayuda siempre son bienvenidos ya que habrá menos vehículos viejos de combustión interna y mejorará la calidad del aire del país, en cuanto estos se sustituyan por vehículos electrificados”, concluye. 

    Más:

  1. Electricforall
  2. Branded