Pasar al contenido principal

Alemania vuelve a esquivar la entrada en recesión por un margen de apenas una décima

Una aficionada alemana anima a la selección femenina de balonmano
Reuters
  • La economía alemana creció un 0,1% interanual en el tercer trimestre del año, superando las expectativas del mercado, que auguraba un retroceso del 0,1%.
  • Al haber evitado por un margen mínimo registrar su segundo trimestre consecutivo de retroceso de su PIB, Alemania ha conseguido esquivar la entrada en recesión técnica.
  • El país ya vivió una situación similar en 2018, cuando su economía se contrajo un 0,2% en el tercer trimestre y posteriormente se situó en el 0% en el cuarto.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Por segunda vez en menos de un año, Alemania ha vuelto a evitar por un margen mínimo la entrada en recesión. Tras haber registrado una caída del PIB del 0,2% entre abril y junio, 1 décima más de lo inicialmente estimado, la oficina estadística federal, Destatis, ha confirmado este jueves que la economía alemana ha registrado un crecimiento del 0,1% en el tercer trimestre del año.

Este dato ha sorprendido al mercado, que esperaba que el PIB alemán hubiese caído un 0,1% entre julio y septiembre, lo que hubiese supuesto su segundo trimestre consecutivo de contracción económica y, por consiguiente, su caída en recesión técnica. El organismo estadístico alemán ha atribuido este resultado al aumento del consumo de los hogares y del gasto público.

Esta mejora macroeconómica de Alemania se produce tras la publicación de datos preocupantes de producción industrial y del indicador de confianza económica durante el verano. De hecho, el Bundesbank llegó a asegurar que daba por asumido que el país entraría en recesión técnica en el tercer trimestre, un escenario que acaban de desmentir inesperadamente los datos publicados este jueves.

El rebote alemán comenzó a fraguarse la semana pasada precisamente en el sector manufacturero, el corazón de la locomotora germana. Así, el incremento de nuevos pedidos a pesar de la contracción económica y la guerra comercial gracias al empuje de la demanda interna y de la que procede de fuera de las fronteras comunitarias, era interpretado como una señal de que la recesión de la industria alemana ha tocado fondo.

Evolución del PIB alemán desde 2013
Destatis

Ahora, el repunte del PIB en el tercer trimestre permite que la economía alemana evite entrar en recesión por primera vez desde 2013. No es la primera vez que el país se ve al filo de la navaja de la contracción económico: Alemania esquivó la recesión por un margen muy escaso a finales de 2018, cuando el país cerró el ejercicio plano tras haber sufrido un retroceso del 0,2% de su PIB en el tercer trimestre.

Leer más: 3 de las mayores economías de Europa podrían haber entrado en recesión y el BCE se ha quedado sin recursos para ayudarlas

Además, Destatis ha afirmado en la nota de prensa de presentación de este dato que "las exportaciones aumentaron, mientras que las importaciones se mantuvieron aproximadamente al nivel del trimestre anterior", señalando además que creció la formación bruta de capital fijo en la construcción pero se contrajo en maquinaria y equipo.

La oficina estadística federal también ha destacado que "el rendimiento económico en el tercer trimestre de 2019 se ha conseguido con 45,4 millones de personas trabajando, lo que supone un aumento de 356.000 trabajadores, o un 0,8%, respecto al año anterior". Por otra parte, la institución ha corregido al alza el dato de crecimiento del primer trimestre de un 0,4% a un 0,5% y empeorado 1 décima su bajada entre abril y junio.

Y además