Pasar al contenido principal

Alemania obligará a las gasolineras a instalar puntos de recarga para los vehículos eléctricos

Angela Merkel, canciller alemana
La canciller alemana, Angela Merkel. Reuters/Odd Andersen
  • Todas las estaciones de servicio en Alemania tendrán que ofrecer puntos de carga para vehículos eléctricos. 
  • La medida pretende aliviar las preocupaciones en torno al abastecimiento de combustible y fomentar la compra de los vehículos eléctricos como parte de un plan de su recuperación económica dotado de 130.000 millones de euros.
  • El Gobierno alemán destinará 2.500 millones de euros a la producción de baterías eléctricas y de la infraestructura de carga. Una carrera hasta la fecha dominada por los grandes grupos energéticos y fabricantes de automóviles.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Todas las estaciones de servicio en Alemania tendrán que ofrecer puntos de carga para vehículos eléctricos. La medida, según recoge la agencia Reuters, pretende aliviar las preocupaciones en torno al abastecimiento de combustible y fomentar la compra de los vehículos eléctricos como parte de un plan de su recuperación económica dotado de 130.000 millones de euros. 

Esta iniciativa para impulsar la demanda de vehículos eléctricos sigue la línea del plan francés anunciado por Emmanuel Macron la pasada semana. Se complementa, de hecho, con un plan de estímulos más amplio que contempla impuestos que penalizan poseer grandes vehículos contaminantes con motor de combustión y ayudas de hasta 6.000 euros para la compra de un vehículo eléctrico. 

Y como parte de esta estrategia, el Gobierno alemán destinará 2.500 millones de euros a la producción de baterías eléctricas y de la infraestructura de carga. Una carrera hasta la fecha dominada por los grandes grupos energéticos y fabricantes de automóviles. Y es que el limitado rango de autonomía de algunos vehículos y la falta de una red de carga ha sido, hasta la fecha, el principal factor que ha desincentivado la compra de vehículos eléctricos. 

Leer más: La otra cara del hundimiento del petróleo: las navieras convierten sus megabuques en almacenes flotantes alquilados a precios de oro a grandes energéticas

En el mercado alemán, sólo un 1,8% de las nuevas matriculaciones de vehículos son eléctricos, los diésel representan el 32% y los de gasolina el 59,2%, subraya Reuters. En marzo de 2020, Alemania sumaba hasta 27.730 estaciones de carga eléctrica, según la asociación de la industria energética y del agua, BDEW. Esta asociación estima que para conseguir un mercado para los vehículos eléctricos se necesitan por lo menos 70.000 estaciones de carga y 7.000 puntos de carga rápida.

El principal reto de los vehículos eléctricos reside en las baterías de almacenamiento de energía, de las que depende la autonomía del vehículo. Su rendimiento ha mejorado un 40% en la última década pero su limitada duración, con una autonomía máxima que suele rondar los 600 kilómetros, hace que los consumidores guarden reticencias respecto a la adopción del vehículo eléctrico. Un escollo que el gobierno alemán pretende ahora salvar con una amplia red de carga para este tipo de vehículos.  

La mejora en la eficiencia en los combustibles a partir de combustibles fósiles redujo la red de gasolineras. En Alemania se pasaron de las más de 40.000 en 1965 a más de 14.100 en 2020, según datos del club automovilístico de Alemania (ADAC) recogidos por Reuters.

Y además