Pasar al contenido principal

Alemania podría verse afectada por la guerra comercial de EE.UU. y China

donald trump y angela merkel
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y la canciller alemana, Angela Merkel Thomson Reuters
  • Aumentan las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China tras la reciente decisión de Trump de proponer aranceles adicionales de 100.000 millones de dólares.
  • Una guerra comercial afectaría a Estados Unidos y China, pero las empresas alemanas también están preocupadas.
  • La empresa matriz de BMW y Mercedes es el mayor exportador de automóviles de Estados Unidos y se vería gravemente perjudicado por un impuesto de importación chino sobre automóviles estadounidenses.  

La creciente amenaza de una guerra comercial entre Estados Unidos y China tiene preocupada a la industria alemana que podría quedar atrapada en el fuego cruzado y sufrir serios daños colaterales.

Las tensiones comerciales globales han aumentado aún más este jueves, con la propuesta del presidente Trump de imponer nuevos aranceles de 100.000 millones de dólares (más de 80.000 millones de euros) sobre importaciones chinas, solo días después de anunciar una lista de productos que estarán sujetos a aranceles ya propuestos.

Esta nueva medida se añade a la propuesta inicial de Trump de establecer aranceles a los productos chinos por valor de 50.000 millones de dólares (aproximadamente 40.000 millones de euros). La nueva amenaza de la Casa Blanca aumenta el total potencial a 150.000 millones de dólares (unos 120.000 millones de euros). 

"A la luz de la injusta represalia de China, he dado instrucciones a la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos para que considere si aranceles adicionales de 100.000 millones de dólares serían apropiados según la sección 301 [apartado de la Ley de Comercio estadounidense que establece el control de la protección de la propiedad intelectual] y, de ser así, identificar los productos a los que imponer tales aranceles", explica el comunicado.

El conflicto entre  Estados Unidos y China inevitablemente tendrá un mayor impacto en las dos naciones directamente involucradas, pero existe una preocupación entre las empresas y empresarios alemanes de que las tarifas podrían tener un impacto más generalizado.

"El modelo alemán depende de que el comercio sea lo más libre posible" declara al Financial Times, Dennis Snower, director del Instituto Kiel para la Economía Mundial, un influyente grupo de expertos en Alemania.

"Si perjudica los flujos comerciales, Alemania se verá perjudicada".

Leer más: Las razones de China a favor y en contra para la guerra comercial con Estados Unidos

Muchas empresas alemanas, en particular las fabricantes de automóviles y productores de otras formas de maquinaria pesada, tienen cadenas de suministro y procesos de fabricación en los que están implicados China y Estados Unidos.

Por ejemplo, tanto BMW como Mercedes tienen negocios importantes en Estados Unidos, con una sede de BMW en Spartanburg, Carolina del Sur, que produce casi 2.000 automóviles al día. Mercedes tiene una gran actividad cerca de Tuscaloosa, Alabama, que emplea a más de 4.000 personas.

En el caso de que China imponga un arancel de importación a los automóviles fabricados en los Estados Unidos, tendría un enorme impacto negativo en el negocio general de Daimler, la compañía matriz de BMW y Mercedes.

Según el Financial Times, Daimler es "el exportador de vehículos de más valor de Estados Unidos y China es su mercado principal".

Tales temores llegan en un momento difícil para la industria alemana, ya que el llamado "Euroboom" que ha impulsado las economías en toda el área de la moneda única en los últimos 18 meses muestra signos de desaceleración.

El viernes se publicaron las últimas cifras de producción industrial de la economía más grande de Europa, y la lectura fue bastante sombría.

Habiéndose esperado un aumento de 0.2% en febrero, la producción cayó 1.6% mes a mes. Mientras que sobre una base anual, la cifra fue una caída de 2.6% después de un aumento del 6.6% en enero.

"Es un titular desalentador", escribe Claus Vistesen, economista jefe de la Eurozona en Pantheon Macroeconomics a sus clientes, mientras que Capital Economics reconoce que los datos "confirman que la economía alemana comenzó el año de manera débil".

Leer más: Este gráfico muestra los países más expuestos a la guerra comercial entre China y EE.UU.

El principal golpe provino de una caída del 3.1% en la producción de bienes de capital, pero la producción de bienes intermedios y de consumo también disminuyó " explica.

"Al igual que con el informe de pedidos de fábrica de ayer, la caída en la tasa interanual parece ligeramente exagerada en comparación con las encuestas, pero la desaceleración en sí misma es totalmente coherente con lo que los indicadores principales nos han estado diciendo".

Este gráfico de Pantheon representa la caída:

gráfico industria alemana
Pantheon Macroeconomics

Te puede interesar