Alemania toma el control de la filial germana de Gazprom y anticipa que hará "lo necesario" para mantener el suministro energético del país

La unidad de Gazprom en Alemania gestiona las instalaciones de almacenamiento de gas, el transporte de gas y el comercio de energía en el país.

Olga Maltseva/AFP/Getty Images

Berlín ha tomado el control de una filial del gigante ruso del gas natural Gazprom radicada en Alemania.

El ministro de Economía alemán anunció la decisión en un comunicado el lunes. La medida se produjo después de que el Ministerio de Economía supiera que Gazprom Germania había sido adquirida por JSC Palmary y Gazprom Export Business Services LLC, pero no estaba claro quiénes eran los propietarios detrás de las dos empresas, según el comunicado.

El Ministerio de Economía alemán justifica la adquisición diciendo que no había concedido permiso para la adquisición de Gazprom Germania. La autorización es necesaria, según el ministerio, si los inversores no son de la Unión Europea y se trata de "infraestructuras críticas".

"El Gobierno Federal está haciendo lo necesario para mantener la seguridad del suministro en Alemania", ha explicado el ministro de Economía, Robert Habeck, en el comunicado. "Esto también incluye no exponer las infraestructuras energéticas de Alemania a decisiones arbitrarias del Kremlin. Hay que garantizar el correcto desarrollo de los negocios en Alemania".

Gazprom Germania gestiona instalaciones de almacenamiento de gas, transporte de gas y comercio de energía en el país. La empresa es "de gran importancia para el suministro de gas", según el Ministerio de Economía alemán.

El regulador federal de la energía de Alemania, la Bundesnetzagentur, actuará como administrador temporal de Gazprom Germania hasta septiembre de 2022.

VIDEO

Rusia y Ucrania: la historia de sus fronteras

La guerra de Rusia en Ucrania ha provocado la preocupación por la seguridad energética de Alemania. La semana pasada, Alemania activó un plan de emergencia para hacer frente a las interrupciones de su suministro de gas natural después de que el presidente ruso Vladímir Putin exigiera el pago en rublos y amenazara con cortar totalmente el gas ruso a Europa.

Alemania se encuentra ahora en la "fase de alerta temprana" de su plan de emergencia energética, en la que Berlín pide a todos los consumidores de energía -tanto a la industria como a los hogares- que ahorren energía y reduzcan el consumo. Si la situación empeora, el país podría racionar el gas en la última de las tres fases del plan, siendo la industria la primera en sufrir los cortes de energía, según ha señalado el Ministerio de Economía alemán. La medida podría devastar la economía y provocar la pérdida de puestos de trabajo.

La semana pasada, el periódico económico Handelsblatt informó de que Alemania estaba considerando nacionalizar las unidades de Gazprom y Rosneft en el país.

La Guerra Fría 2.0 ya ha empezado y va a ser aún más aterradora que la primera

Berlín también está considerando expropiar los activos de Gazprom obligando al gigante a vender sus instalaciones de almacenamiento de gas en toda Alemania, informó el viernes Politico, citando a un responsable del Gobierno y a otras dos personas informadas de los planes.

El gas ruso representó el 55% de las importaciones de gas de Alemania en 2021 y el 40% de sus importaciones de gas en el primer trimestre de 2022, según Reuters. El país se ha comprometido a poner fin al uso de gas ruso para 2024, dijo Habeck en un comunicado de prensa del 25 de marzo.

Gazprom no ha respondido inmediatamente a la solicitud de comentarios de Business Insider.

Otros artículos interesantes:

Europa se expone al riesgo de la escasez de diésel por su dependencia de Rusia, especialmente Alemania

Alemania responde a Rusia y suspende el polémico gasoducto Nord Stream 2: qué significa y por qué es importante

La exigencia rusa de comprar el gas en rublos podría sumir a la economía de Alemania en una crisis económica con consecuencias globales

Te recomendamos