La crema solar que usas contamina los pastos marinos: encuentran restos químicos en la posidonia mediterránea

Alga posidonia en el Mediterráneo

Getty Images

Las praderas de posidonia, una especie de planta fanerógama marina endémica del Mediterráneo y que puedes admirar en lugares como Mallorca, están sufriendo los efectos de la contaminación.

Esta especie contribuye a proteger las playas de la erosión, ejercer de barrera contra las olas, evitar la pérdida de arena y constituir el hábitat para el alimento y la reproducción de 400 especies de plantas marinas y 1.000 especies de animales marinos. 

Ahora, una nueva investigación ha hallado en estos pastos marinos del Mediterráneo productos químicos propios de las cremas de protección solar. No es ninguna broma: los filtros UV absorbidos por la posidonia oceánica podrían traer múltiples consecuencias negativas para los océanos. 

Según recoge el informe, publicado en la revista Marine Pollution Bulletin, la contaminación proviene de las actividades recreativas, la basura y las descargas de residuos en la costa mediterránea, donde el turismo es una actividad largamente extendida.

Estos fueron los químicos de bloqueadores solares más comunes en los pastos marinos

Entre las muestras recogidas se encontraron en la posidonia concentraciones de componentes de cremas solares como oxibenzona, avobenzona 4-metilo, bencilideno alcanfor, benzofenona-4 y metilparabenos. 

?Este enclave marino se ve impactado por las actividades portuarias, el vertido de agua y el turismo?, explica la doctora Silvia Díaz Cruz, coautora del estudio.

 ?Dado que el mar Mediterráneo es poco profundo, pequeño y muy cerrado, las concentraciones de productos químicos que absorben los rayos UV pueden alcanzar niveles altos?, detalla la investigadora.

Algas contra el calentamiento global: este alimento marino logra que las vacas emitan menos metano a la atmósfera

Aunque no se conoce el impacto en profundidad de estos químicos en los pastos marinos, los investigadores han mostrado su preocupación por los efectos tóxicos en los ecosistemas acuáticos, ya que podrían afectar a la fotosíntesis o a la productividad de la posidonia, que también actúa como depósito de carbono. 

Estudios previos han averiguado que las sustancias de cremas solares que filtran los rayos UV pueden resultar dañinas para animales marinos como los peces, las tortugas y los delfines, dañando su desarrollo y sus sistemas reproductivos.

Los otros grandes perjudicados son los frágiles arrecifes de coral, presas del blanqueamiento y también asolados por la acidificación de los océanos y el calentamiento global de las aguas. De hecho, en destinos turísticos como Hawái, Florida y Palau se han prohibido el uso de estos químicos, una legislación que todavía no tiene cabida en los países mediterráneos.

Otros artículos interesantes:

Dieta Okinawa: alimentos que debes comer y claves de la dieta que siguen en la isla japonesa con la esperanza de vida más alta del mundo

El CSIC encuentra compuestos químicos plastificantes en sardinas, anchoas y merluzas del Mar Mediterráneo

Esta camiseta de algas negras absorbe dióxido de carbono de la atmósfera, pero cuesta la friolera de 110 dólares

Te recomendamos